La inestabilidad meteorológica obliga a reforzar el operativo para las procesiones de Lorca

El alcalde y representantes de las cofradías durante la reunión en el Ayuntamiento, ayer. / ayto.
El alcalde y representantes de las cofradías durante la reunión en el Ayuntamiento, ayer. / ayto.

El Ayuntamiento instalará otras dos carpas próximas a la carrera para resguardar los bienes de interés cultural de las cofradías del posible aguacero

INMA RUIZ LORCA

La inestabilidad meteorológica prevista para los próximos días ha obligado a reforzar el dispositivo de Semana Santa con dos carpas más que instalará el Ayuntamiento, hoy a primera hora, en la plaza del Negrito y la Alameda de Menchirón. Se suman a las ocho que ya hay distribuidas en calles próximas a las carreras principal y secundaria de los desfiles bíblico pasionales. Servirán para resguardar el patrimonio de las cofradías ante un posible aguacero durante el transcurso de las procesiones.

Además, el Consistorio ha preparado 150 toneladas de arena seca para verterla sobre la carrera principal si fuera preciso, con el fin de garantizar que los caballos no resbalen, en este caso, sobre el barro. Los operarios encargados de la distribución de la arena estarán disponibles para actuar Jueves Santo y Viernes Santo a la hora que sea necesaria, indicaron fuentes municipales.

El refuerzo del dispositivo de Semana Santa se puso ayer sobre la mesa en la reunión extraordinaria que mantuvo el alcalde, Fulgencio Gil, con los presidentes de todas las cofradías. Los asistentes pusieron en común las diferentes previsiones meteorológicas disponibles para Jueves y Viernes Santo.

Las frases

Lázaro Soto. Presidente Paso Blanco
«La decisión de suspender o no la tomaremos avanzada la tarde. No nos vamos a jugar el patrimonio»
José María Miñarro. Presidente Paso Azul
«Todas las comisiones estarán preparadas para desfilar. No podemos precipitarnos»
Fulgencio Martínez Pelegrín. Presidente Paso Morado
«Haremos el itinerario más corto si hace falta, la previsión del tiempo es muy cambiante»
Diego Domínguez. Presidente Paso Negro
«Las decisiones se tomarán a última hora. Vamos a colaborar en lo que sea necesario»
Alberto Secada. Presidente Paso Encarnado
«Ayudaremos a las demás cofradías yendo más rápido o acortando el recorrido si es preciso»

El operativo para las procesiones, que engloba al personal de seguridad, emergencias, mayordomos, procesionistas y técnicos de múltiples áreas, responderá de forma coordinada ante cualquier eventualidad.

Mensaje de serenidad

El alcalde aseguró, tras la reunión con los responsables de las cofradías, que «les he transmitido serenidad y tranquilidad». Hoy, tras la convocatoria para la procesión del Silencio que realiza cada año el Paso Encarnado a las 12 del mediodía en el Ayuntamiento, el alcalde celebrará otra reunión con las cofradías para hacer un seguimiento de la evolución meteorológica y tomar las medidas oportunas. De igual manera, se hará el Viernes Santo por la mañana.

Los presidentes de las distintas cofradías consultados por 'La Verdad' coincidieron en que esperarán a última hora para tomar una decisión, y que su intención es desfilar. Todos se mostraron optimistas sobre este extremo, pese a que las predicciones son poco halagüenas para hoy y mañana. El trabajo de todo un año de los pasos está en juego, el importante esfuerzo económico que realizan para sacar las procesiones a la calle y la ilusión de los cofrades están pendientes del tiempo.

El presidente del Paso Blanco, Lázaro Soto, aseguró que decidirán suspender o no la procesión avanzada la tarde. Se mostró seguro de que, ante la más mínima duda, «no vamos a poner en riesgo el patrimonio de la cofradía, porque el daño sería irrecuperable». Añadió que les da seguridad la instalación de las nuevas carpas y la arena disponible para mejorar el firme de la carrera en caso de que sea necesario. «Dios quiera que podamos echar las procesiones a la calle, porque hay mucha ilusión», deseó.

El presidente del Paso Azul, José María Miñarro, aseguró que «la intención es estar preparados hasta el último segundo para procesionar, no podemos crear inseguridad en los que han venido a Lorca a disfrutar de los desfiles bíblico pasionales». Aclaró que «no somos unos inconscientes, no vamos a poner en riesgo el patrimonio pero las decisiones se tomarán en su momento». Añadió que, en caso de emergencia, usaremos las carpas «como ya tuvimos que hacer el Viernes de Dolores del año pasado», cuando el cortejo se vio sorprendido por la lluvia, una vez que ya estaba en la carrera el trono de la Virgen de los Dolores y todos los Bienes de Interés Cultural del Paso Azul.

Por su parte, el presidente del Paso Morado, Fulgencio Martínez Pelegrín, dijo que «estamos tranquilos, la previsión en principio es buena». Añadió que «estamos dispuestos a hacer la procesión más corta si es necesario».

El presidente del Paso Encarnado, Alberto Secada, señaló que se esforzarán para que la procesión sea más fluida, «haciendo el recorrido a paso más ligero o recortando nuestro desfile si hace falta». Se mostró confiado en la buena previsión facilitada ayer para la hora de la procesión del Jueves Santo. «No hay nada suspendido, haremos también la del Silencio si las cosas no cambian».

Más