Domingo de Ramos con olor a palma

Los sanjuanistas colocan las flores de palma en el trono de San Juan, ayer. / Jaime Insa / AGM
Los sanjuanistas colocan las flores de palma en el trono de San Juan, ayer. / Jaime Insa / AGM

Los sanjuanistas adornaron el trono de su patrón con las filigranas de palma que han preparado durante la semana

INMA RUIZ Lorca

Huele a palma y a olivo, es Domingo de Ramos. El trono de San Juan Evangelista, que preside hoy la procesión del Paso Blanco, ha sido decorado con miles de flores con forma de estrella tejidas con hojas de palmera.

Los sanjuanistas las colocaron este sábado, una a una, en el trono del patrón de la cofradía. Hoy es un día festivo para los blancos. Miles de personas vestidas con túnicas de hebreo llenarán la ciudad para participar en la procesión del Domingo de Ramos.

El acto de bendición de las palmas tendrá lugar a las 10.30 horas en la glorieta ubicada frente a Santo Domingo, ante el monumento dedicado al pueblo hebreo.

A continuación se celebrará una misa en honor a San Juan en la capilla del Rosario.

A lo largo del día la colorista indumentaria del pueblo hebreo inundará la ciudad hasta el momento de la recogida de banderas, que tendrá lugar esta tarde en distintos escenarios del casco histórico. El grupo bíblico del Pueblo Hebreo es el más antiguo de los que salen en las procesiones de Lorca y su origen se remonta a la Semana Santa de 1855, cuando comenzó con una representación de apenas 30 personas.

La vistosidad de Egipto

El Paso Azul pondrá esta noche en la carrera de la avenida Juan Carlos I una representación de la civilización egipcia, que constituye uno de los pasajes de mayor vistosidad de los desfiles bíblico pasionales.

Las bigas del grupo de José y la barca sagrada de Ramsés II a hombros de sus esclavos contribuirán a la espectacularidad de la procesión, junto a la opulencia de Nefertari en su litera, a la agilidad de la caballería egipcia y a la acrobática puesta en escena de los etíopes, el grupo de jinetes que cabalga sin montura.