Los soldados romanos del Resucitado se exhiben por un centro de Cartagena a rebosar

El característico tercio de soldados romanos del Resucitado desfila por el Icue. / antonio gil / agm
El característico tercio de soldados romanos del Resucitado desfila por el Icue. / antonio gil / agm

C. R. CARTAGENA.

La Agrupación de Soldados Romanos de la Cofradía del Resucitado despertó ayer a la Cartagena procesionista con el primer pasacalles de la tradicional serie con la que anuncian sus procesiones de Semana Santa esa hermandad, así como la marraja y california. El desfile se vio favorecido por la jornada soleada, con temperaturas propias del final de primavera, y por la presencia en las calles de cientos de personas disfrutando del domingo. Muchas de ellas eran turistas que pasan el puente en la ciudad y excursionistas llegados en grupos organizados desde lugares próximos.

El desfile comenzó poco después de las nueve de la mañana con la concentración de los soldados romanos en la sede 'blanca' de la calle Palas y la posterior salida desde la Plaza de San Francisco. Durante las tres primeras horas, el tercio acudió al Asilo de Ancianos de las Hermanitas de los Pobres, en el Barrio de la Concepción, así como a la Basílica de la Caridad. Ante la Virgen tuvo lugar la tradicional ofrenda floral, con la asistencia del hermano mayor del Resucitado, Ramón Pérez Saura. Posteriormente, el desfile continuó por las calles más céntricas de la ciudad hasta la hora del almuerzo.

Vía crucis marrajo

Con este desfile, la Cofradía del Resucitado puso fin a sus actos principales de Cuaresma. Hoy toman el relevo los marrajos, que abren los cultos en honor a Nuestro Padre Jesús Nazareno con un vía crucis en la iglesia castrense de Santo Domingo, a partir de las 20.30 horas.

Los actos litúrgicos continuarán mañana con la celebración de la primera función del triduo, también a la misma hora y en el mismo templo. Se trata del preludio del tradicional Miserere, que tendrá lugar el viernes, a las 21 horas.