Savia nueva para el Sábado de Pasión en Cartagena

Traslado de Nuestro Padre Jesús Nazareno./Antonio Gil / AGM
Traslado de Nuestro Padre Jesús Nazareno. / Antonio Gil / AGM

Los marrajos asoman a la calle Mayor a la Soledad de los Pobres y le cantan la salve al paso por primera vez en vía crucis del Cristo de la Agonía

Gregorio Mármol
GREGORIO MÁRMOL

El relevo generacional en las agrupaciones no se aprecia con los capuces puestos, aunque lo haya. Tampoco se ve demasiado en los tronos a hombros, donde los veteranos siguen ocupando las varas exteriores, las más visibles. Bien distintos son los traslados del Sábado de Pasión, donde la savia nueva emerge bajo las andas de las siete imágenes que trasladan marrajos y californios. Aunque hay excepciones y están justificadas.

La principal se da en el traslado de Nuestro Padre Jesús Nazareno, el titular de la Cofradía Marraja, porque son precisamente sus portapasos veteranos los encargados de llevarlo en vía crucis desde la capilla de la calle Mayor hasta la parroquia de Santiago Apóstol. Varios de los fundadores, ya retirados de la mañana del Viernes Santo, fueron los encargados de portarlo durante buena parte de su recorrido este sábado por el centro histórico. Los jóvenes se incorporaron paulatinamente en el camino a Santa Lucía.

Al segundo traslado de la jornada de preparativos, el del Cristo de Medinaceli, se sumaron en los últimos años, además, muchas mujeres. La talla de Juan González Moreno llegó al antiguo Hospital de Marina, en el campus universitario de la Muralla del Mar, desde donde saldrá en procesión la mañana del Encuentro.

La participación juvenil también fue destacada en los traslados californios, especialmente en el del Cristo de la Sentencia, desde comisaría, y en el de la Virgen de la Vuelta del Calvario, desde el Parque de Artillería. Ambas imágenes llegaron a la iglesia de Santa María de Gracia cerca de las diez de la noche, junto a la Virgen de la Esperanza, preparada para la ocasión en las Carmelitas. Las tres tallas cruzaron la Puerta de Murcia en un ambiente festivo de la Cartagena que se prepara para vivir en la calle los días más intensos de su Semana Santa a partir de este domingo.

Ambiente festivo

Los procesionistas no echaron en falta el traslado de la Virgen de la Soledad de los Pobres, suprimido este año porque la imagen ya no está en la parroquia de San Diego tras su restauración, sino en la capilla marraja. Recogidos el Jesús y el Medinaceli en Santa Lucía y la UPCT, respectivamente, los marrajos participaron masivamente en el traslado del Cristo de la Agonía desde el Patronato, en la calle Saura, a hombros de veteranos y jóvenes casi por igual. El más antiguo vía crucis del Sábado de Pasión -fue recuperado en 1987- varió su recorrido este sábado para pasar por la calle Mayor de camino a Santa María de Gracia. La imagen paró ante la capilla marraja, que abrió sus batientes de par en par para mostrar a la Soledad de los Pobres. Sus devotos le cantaron una salve antes de proseguir su camino.