El retablo marrajo brilla como BIC

Talla de Jesús Nazareno, en la capilla de la Cofradía Marraja, recién declarada Bien de Interés Cultural./ antonio gil / agm
Talla de Jesús Nazareno, en la capilla de la Cofradía Marraja, recién declarada Bien de Interés Cultural. / antonio gil / agm

El Jesús luce en su capilla, que estrena condición de bien cultural tras un último arreglo

C. R. CARTAGENA

Nuestro Padre Jesús Nazareno en primer plano para los visitantes. Así luce ya en plena Capilla Marraja, a ras de suelo, sobre una peana, el titular de esa cofradía, a pocos días de que comiencen en la iglesia de Santo Domingo los cultos cuaresmales en su honor. Arrancarán el lunes con el vía crucis, al que seguirá el triduo y finalizarán con el Miserere, el viernes de la próxima semana.

La escultura tallada por José Capuz ocupa un lugar preferente de la capilla, ante el retablo barroco al que en las últimas semanas los restauradores han dado unos retoques tras el arreglo finalizado oficialmente en diciembre de 2016. Desde el pasado 27 de febrero, edificio y altar de la calle Mayor ostentan la condición de Bien de Interés Cultural (BIC), al igual que la Real Basílica de Nuestra Señora de la Caridad.

La capilla del siglo XVII y su retablo barroco de la centuria siguiente fueron restaurados con ayuda de la Comunidad Autónoma, aprovechando las necesarias obras que la cofradía tuvo que acometer por el desprendimiento de una de las cuatro pechinas, en noviembre de 2014. Una compañía especializada realizó refuerzos estructurales y la restauración general. Posteriormente, el especialista Enrique Barcala acometió el proceso de conservación de la madera del retablo de la capilla, que data de enero de 1732; reparación y limpieza de las tallas, la reposición de dorados y plateados perdidos, la reintegración pictórica, así como el barnizado final de protección. En posteriores revisiones, los expertos determinaron la necesidad de un refuerzo de esos trabajos, que ya han finalizado.

A la imagen del Jesús acompañan en sus camarines del retablo las tallas de San Juan Evangelista, de Santa María Magdalena y de la Virgen Dolorosa. En las próximas horas, el titular de los marrajos será llevado al altar de Santo Domingo. En su presencia, el procesionista Miguel Ángel Cuevas de Aldasoro pronunciará mañana el pregón de exaltación a Jesús Nazareno. Será a las ocho de la tarde.