Los marrajos suprimen el traslado de la Soledad de los Pobres por cautela

El capellán y directivos de la Cofradía Marraja, ante la Soledad de los Pobres, ayer, en Santo Domingo. / j. m. rodríguez / agm
El capellán y directivos de la Cofradía Marraja, ante la Soledad de los Pobres, ayer, en Santo Domingo. / j. m. rodríguez / agm

Gregorio Mármol
GREGORIO MÁRMOL

La tarde del próximo Sábado de Pasión perderá uno de los ocho traslados de imágenes que organizan californios y marrajos. Estos últimos han decidido suprimir el traslado en vía crucis de la Virgen de la Soledad de los Pobres entre las iglesias del Sagrado Corazón de Jesús (San Diego) y de Santa María de Gracia por precaución en las medidas de conservación de la imagen tallada por Juan González Moreno en 1959.

La directiva de la Cofradía Marraja, que tiene como hermano mayor a Francisco Pagán, ha asumido por completo la recomendación de los expertos del taller de restauración de la Comunidad Autónoma, que hace dos semanas acabaron el último arreglo de la imagen. Estos se decantan por que salga únicamente en procesión el Sábado Santo, para evitar que surjan grietas en la madera por otros movimientos.

Desde su vuelta de Murcia, hace dos semanas, la imagen ocupa un lugar en la capilla marraja de la calle Mayor, donde anoche, antes del inicio del vía crucis con el que comenzaron los actos de Cuaresma en honor a Jesús Nazareno, hubo una oración y el canto de la Salve. No está previsto que la Soledad de los Pobres vuelva después de Semana Santa a San Diego.

La escultura mariana permaneció durante tres meses en el centro regional de restauración, donde fue sometida a un proceso de limpieza y conservación diez años después de la última vez. El trabajo dirigido por el restaurador Juan Antonio Fernández Labaña permitió reparar algunos roces derivados de su uso procesional, eliminando las grietas que presentaba por el mismo motivo. Tras una intensa limpieza físico-química, el proceso acabó con un barnizado respetuoso con la singularidad de las policromías de González Moreno, aplicando un acabado satinado para las zonas policromadas al óleo y subiendo ligeramente el brillo para las zonas doradas y estofadas, según explicó la Comunidad Autónoma tras la intervención.

La Cofradía Marraja mantiene los traslados del Jesús hasta Santa Lucía, del Medinaceli hasta la Universidad Politécnica y del Cristo de la Agonía entre el Patronato y Santa María de Gracia.