Las empresas tendrán 10 días para pujar por las sillas de la Semana Santa

Imagen de archivo de la colocación de sillas en las calles de Cartagena. /P- Sánchez/ AGM
Imagen de archivo de la colocación de sillas en las calles de Cartagena. / P- Sánchez/ AGM

El concurso público es por dos años, prorrogables otros dos, y mantiene los precios entre 3 y 7 euros para ver la ofrenda a la Patrona y las procesiones

LA VERDAD CARTAGENA

Con la Cuaresma ya iniciada, el Ayuntamiento de Cartagena convocó ayer el concurso de licitación de la explotación de las sillas y tribunas en los desfiles de la Semana Santa de 2019 y 2020, prorrogables a otras dos anualidades, cuyo canon para la empresa asciende a 70.000 euros por ejercicio.

Las empresas interesadas dispondrán hasta el jueves día 21 de marzo para presentar sus ofertas. Como en los últimos años, los precios de las sillas serán de 3 euros durante la ofrenda floral a la Virgen de la Caridad; 4 euros en las procesiones del Viernes de Dolores, Lunes Santo, Jueves Santo y Sábado Santo; 5 euros el Domingo de Ramos, Martes Santo y Viernes Santo de Madrugada; y entre 7 y 5 euros, según las filas, para presenciar las procesiones de Miércoles Santo, Viernes Santo y Domingo de Resurrección.

Según establecen los pliegos de condiciones técnicas y administrativas, el concesionario deberá colocar y retirar diariamente los asientos con anterioridad y posterioridad a cada desfile o procesión.

Además, la superficie de ocupación del dominio público engloba los itinerarios de los desfiles y procesiones, restando los pasos de evacuación establecidos por los servicios de Seguridad Ciudadana, los espacios de las terrazas de establecimientos de hostelería con licencia vigente existentes y de otras reservas de espacio de diversa índole.

Asimismo, no se instalarán sillas delante de la línea de las terrazas con permiso en vigor salvo acuerdo con el establecimiento autorizado o aquellos otros que, estando en trámite de concesión o renovación un mes antes del inicio de la Semana Santa, cumplan con los requisitos.

En 2018, la empresa ganadora renunció días antes del inicio del montaje de las sillas y el Ayuntamiento se vio obligado a negociar directamente con otra firma, rebajando en 30.000 euros el canon.

La Asociación de Hosteleros (Hostecar) había pedido al Ayuntamiento facilidades para implantar un nuevo sistema de gestión más eficiente. Pero al no tener contestación, retiró su oferta la semana pasada y ha advertido que no facilitará la instalación de sillas ante terrazas.