Cultura acaba la restauración de San Juan Marrajo y la Samaritana

Los consejeros Arroyo y Celdrán, con el hermano mayor marrajo y el director general de Cultura, ante las tres imágenes./Pablo Sánchez / AGM
Los consejeros Arroyo y Celdrán, con el hermano mayor marrajo y el director general de Cultura, ante las tres imágenes. / Pablo Sánchez / AGM

Las dos tallas, igual que el Ángel de los sanjuanistas californios, han sido sometidas a profundas limpiezas y arreglos antes de la Semana Santa

C. R.CARTAGENA

Las tallas de San Juan Marrajo, la Samaritana y el Ángel de Pasión, estas dos últimas de la Cofradía California, lucirán como nuevas en Semana Santa. La Comunidad Autónoma entregó ayer a las cofradías Marraja y California esas tres imágenes recuperadas durante los últimos meses en el Centro de Restauración de la Región y que ahora permanecerán expuestas varios días en el patio del Palacio Aguirre, para que puedan ser admiradas de cerca por los visitantes.

Las tallas presentaban distintas patologías que han derivado en tres procesos de intervención completamente diferentes, con una enorme complejidad, según destacaron los consejeros de Cultura y de Transparencia, Javier Celdrán y Noelia Arroyo, respectivamente, durante el acto de entrega, realizado ayer en el histórico edificio del Lago.

San Juan, obra de José Capuz para la Cofradía Marraja, que data de 1943, es una escultura 'de vestir' realizada en madera tallada y policromada. El motivo de la restauración fue la aparición de una tonalidad verdosa en el rostro. Los estudios realizados señalaron que no había problema en la policromía original y que ese tono se debía a un retoque de color parcial que se encontraba velando, a modo de maquillaje, gran parte de la cara y que alteraba el color primitivo. El estudio también reveló la presencia de distintos daños que debían tratarse, como un estrato de suciedad generalizada, pérdidas de película pictórica en las manos, pies y cabeza, arañazos o pequeñas faltas de soporte en la peana.

Todo ello se corrigió con un completo proceso de restauración consistente en la limpieza físico-química de la superficie, la reposición de las faltas de soporte perdidas, el parcheado de agujeros en el enlienzado, la reconstrucción de la capa de preparación, la reintegración cromática diferenciada de las faltas de color y la aplicación de un barnizado final, según la Comunidad. Ahora se pude apreciar el minucioso acabado polícromo con que Capuz acabó las uñas de los dedos.

La Samaritana, escultura 'de vestir' en madera policromada, fue realizada por José Sánchez Lozano en 1945. El último Domingo de Ramos, la imagen cayó del trono y sufrió graves daños, como la fractura de manos, los dedos y la cabeza. También se vieron afectadas por pequeños roces y golpes otras muchas zonas de la superficie polícroma.

La tercera talla recuperada es la del Ángel de Pasión, del trono alegoría de San Juan Californio, realizada con técnica mixta (madera, yeso y telas encoladas) por José Sánchez Lozano en 1966 y que se caracteriza por ser una obra muy delicada, pues todo su manto está realizado con la técnica del enlienzado (telas encoladas y colocadas sobre la escultura). Esta imagen estaba afectada por varias «desafortunadas intervenciones» para reparar algunos desperfectos, que ahora han sido subsanadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos