La Cofradía Marraja activa su protocolo de lluvias ante las previsiones del fin de semana

La Cofradía Marraja activa su protocolo de lluvias ante las previsiones del fin de semana

La junta directiva y las agrupaciones actualizarán mañana los partes meteorológicos y tomarán las primeras decisiones

Gregorio Mármol
GREGORIO MÁRMOL

Los marrajos llevan tres siglos conviviendo con las lluvias que al Sureste peninsular suele traer la primera luna llena de la primavera. En este 2019 no iba a ser diferente y los hermanos de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno ya miran al cielo ante las previsiones de inestabilidad que los meteorólogos dan a partir de pasado mañana, Jueves Santo, con una duración de al menos cuatro días. La directiva de la que es hermano mayor Francisco Pagán Martín-Portugués ya tiene preactivado el protocolo de lluvias, que irá ajustando a partir de mañana con precisión a los partes meteorológicos.

Para el día grande de los marrajos, el Viernes Santo, que es cuando pone en la calle las procesiones del Encuentro y del Santo Entierro, la Agencia Estatal de Meteorología predice una bajada de temperaturas en el Mediterráneo y chubascos ocasionalmente tormentosos en Cataluña, norte de Valencia y Baleares. La inestabilidad llegará al Sureste, donde da un 95% de probabilidades de lluvia en Cartagena.

Para el sábado, día de la procesión de la Vera Cruz, contempla como escenario más probable el de la persistencia de la inestabilidad en casi toda la Península, con la posibilidad de fuertes y continuas lluvias en la zona de Levante. La probabilidad de que llueva en Cartagena ese día era ayer del 95%.

Habrá cambios

No obstante, el escenario meteorológico cambiará en las próximas horas, en función de los efectos de las corrientes de aire sobre el frente de lluvias que penetra en la Península desde el Atlántico. Ante esa situación, los marrajos están prevenidos, atentos a los partes que les anticipan los servicios meteorológicos que consultan y mañana reunirán a sus órganos directivos para dar consignas claras con la información de última hora y las perspectivas para el fin de semana.

La Cofradía ha actualizado la información que tiene sobre edificios próximos al itinerario de sus procesiones donde podría cobijar tronos e imágenes, en caso de que la lluvia sorprendiera a la procesión en la calle, así como las instrucciones a los tercios de penitentes en caso de escuchar los tres cohetes de la suspensión. Los plásticos para proteger estandartes, galas e imágenes están siempre a mano, aunque el cielo esté totalmente despejado.

La última vez que la lluvia estropeó las procesiones marrajas fue en 2007. Un fuerte aguacero sorprendió a los participantes en el Encuentro cuando se disponían a regresar a Santa María de Gracia desde la Plaza de la Merced. Hubo una situación caótica con abandono de tronos y estampida de los penitentes, salvo los de San Juan, que hicieron el trayecto del tirón formados y con su trono detrás. No hubo daños patrimoniales en esa agrupación. Por la noche, la procesión del Santo Entierro fue suspendida por la Junta de Mesa ante las previsiones de tormentas, aunque no cayó una sola gota en las calles del recorrido.