La Burrica cumple 75 años guiada por niños

Hebreos y nazarenos californios representan esta tarde la entrada de Jesús en Jerusalén en la procesión más jovial

C. R.Cartagena

Un sol espléndido y temperaturas rozando los veinte grados. Esa es la predicción de la Aemet para hoy en Cartagena, donde se vive un Domingo de Ramos que tiene como protagonistas a los niños. La Cofradía California conmemora esta tarde la Entrada de Jesús en Jerusalén, aunque el día festiva comenzará para los hebreos bien temprano con las misas de bendición de palmas y olivos.

La de hoy es una jornada especial porque se cumplen 75 años de esta procesión que para la mayoría de sus participantes supone su primer contacto con una de las tradiciones más hermosas de su ciudad. Recuerda la Cofradía California que fue en 1944, en el proceso de reconstrucción tras la guerra civil, cuando se creó esta procesión, inicialmente compuesta por un tercio de hebreos adultos, que acompañaban al único trono de la Entrada de Jesús en Jerusalén, junto con los judíos.

Pero el gran auge que tomaron las agrupaciones y la temática propia de esta procesión dio paso a los tercios infantiles, filiales de las agrupaciones mayores, que recibían las enseñanzas propias del desfile y del espíritu procesionista cartagenero. Acompañaban estos tercios a los tronos de la Burrica y de la Samaritana. Con ese espíritu ha ido creciendo hasta nuestros días. Ahora, el Domingo de Ramos es inagotable sementera california.

La procesión saldrá a las cinco de la tarde de Santa María de Gracia para que los niños dejen su impronta empuñando esbeltas palmas.

Personajes bíblicos

El desfile tiene como peculiaridad la presencia de los personajes bíblicos, protagonistas en las procesiones californias desde el siglo XIX. La comitiva va encabezada por Moisés, con sus tablas, el rey David, el faraón con sus sirvientes, Herodes con dos esclavos y el Sumo Sacerdote, junto con el arca de la alianza. Por delante de ellos solo desfilan los granaderos cadetes y el trono insignia. Luego se sucederán los tercios de hebreos, con ropas coloristas, alternados con nubes de nazarenos.

Los Soldados Romanos desfilan por delante del Prendimiento con El Bautismo de Jesús y el tercio de la Santa Cena, el tercio y trono de la Conversión a la Samaritana, La Elección de los Zebedeos, el tercio de la Coronación de Espinas con el Sermón de la Montaña, San Pedro con la Imposición del Primado, el tercio de la Sentencia y los hebreos del Ósculo con Los Milagros de Jesús. Precederán a la Oración en el Huerto con el Ángel Confortador y el trono de Jesús camino de Jerusalén, así como al paso de Jesús con los Niños, la Unción en Betania y los tres tercios sanjuanistas, con el trono de la Entrada de Jesús en Jerusalén, la popular Burrica, con escolta de los granaderos.