Quirónsalud mejora la recuperación de los prematuros con el método 'piel con piel' con sus padres

QUIRONSALUD

Cuenta con UCI's neonatales de puertas abiertas y con profesionales especializados para garantizar la supervivencia de los neonatos

LV

El número de bebés que nacen de forma prematura en España ha aumentado en los últimos años. En concreto, desde el año 1996, los nacimientos antes de la semana 37 de gestación se han incrementado en un 36%, en datos del Instituto Nacional de Estadística. A día de hoy, se puede decir que uno de cada diez bebés nacidos en el mundo lo hace antes del periodo estimado de gestación.

Según la pediatra del Servicio de Pediatría del Hospital Quirónsalud Murcia Adalgisa de Caro «En España uno de cada trece nacimientos se realiza a pretérmino, lo que nos convierte en uno de los países europeos con mayor tasa de bebés prematuros». ¿Las causas que lo favorecen? Los partos múltiples, el estrés laboral, los problemas de salud en la madre y el retraso de la maternidad, según señala la doctora.

A pesar de esto, los datos son esperanzadores: el 95% de los bebés prematuros que nacen en España con más de 28 semanas, sobrevive; y en el caso de prematuros menores de 25 semanas, en un porcentaje superior al 60%, según la Sociedad Española de Neonatología. Además, el progreso de la neonatología moderna ha permitido que los prematuros extremos sobrevivan en un 65%, mejorando también las tasas de los bebés extremadamente prematuros. Según revela el doctor Gonzalo Pin, jefe del Servicio Integral de Pediatría del Hospital Quirónsalud Valencia, «Estos datos nos colocan en la élite mundial del campo de la Neonatología, en mejor posición incluso que los Estados Unidos».

Esto es posible gracias no solo a una moderna tecnología de asistencia neonatal, sino también a profesionales altamente especializados y cualificados, como los que forman parte de Quirónsalud, dando como resultado la mejora notable de las tasas de supervivencia y las secuelas en los bebés prematuros. De hecho, nueve de cada diez, sobreviven.

Y es que en estos centros, tanto Quirónsalud Valencia como Murcia, han podido comprobar los resultados obtenidos con la implantación de las UCI's neonatales de puertas abiertas y el contacto piel con piel del bebé con la madre o el padre. Se trata de un sistema que favorece la presencia de la familia todo el tiempo posible, ya que está demostrado que la implicación de los padres en los cuidados de su hijo prematuro disminuye la duración de su estancia hospitalaria, mejora el bienestar de paciente y familia, estimula el vínculo y mejora las tasas de lactancia materna. «Hay que considerar», señala la doctora de Caro, «que el nacimiento es un momento único que hay que intentar humanizar para que sea compartido por la madre, el padre y el recién nacido, tratando de minimizar los efectos de una cirugía como la cesárea, y siempre que la situación lo permita, se debe intentar que el puerperio inmediato sea lo más parecido al de un parto vaginal».

Los beneficios de este método, según afirma el doctor Pin, son innumerables: una mayor estabilidad en las constantes vitales, un mejor desarrollo cerebral, reducción de la estancia hospitalaria, mejora del bienestar del paciente y la familia, estimulación del vínculo familiar y mejora de las tasas de lactancia materna. «No existe mejor incubadora que el cuerpo humano», añade. Además, en el centro intentan que los padres se encarguen de forma progresiva de todos los cuidados de sus hijos, pasando a una 'family room' cuando la estabilidad del bebé lo permite.

Atención personalizada e integral

Los servicios de Pediatría de los Hospitaesl Quirónsalud Valencia y Murcia prestan una atención personalizada, integral y multidisciplinar del parto y postparto con la garantía de profesionalidad y calidad que proporciona el contar con especialistas en el cuidado del neonato.

Además, gracias a las matronas y asesoras de lactancia presentes en los centros es posible el abordaje de cualquier tipo de situaciones que se puedan presentar entorno a la lactancia materna: desde el dolor al amamantar hasta grietas, dificultades de agarre al pecho, insuficiente ganancia ponderal, patrón de succión inmaduro o ineficaz, alteraciones bacterianas o mastitis, obstrucción, ingurgitación patológica, frenillo sublingual/ anquiloglosia, hipogalactia, labio leporino, paladar hendido, síndrome de Down, prematuridad, lactancia en casos de patologías de la madre y del niño, lactancia y medicación, relactación, inducción de la lactancia en adopciones, etc. En conjunto, un servicio integral y profesional que cubre todas las necesidades, tanto para las madres como para los bebés.

Más información en: quironsalud.es