Quirónsalud advierte del riesgo cardiovascular a causa del sedentarismo laboral

QUIRÓNSALUD

Motivado por las nuevas tecnologías, casi un 83% de la población apenas realiza actividad física durante su trabajo

LV

El uso de las nuevas tecnologías ha cambiado la forma de concebir el trabajo y, con ello, los propios entornos laborales. Esto ha provocado la creación de puestos cada vez más sedentarios que influyen de manera muy negativa en la salud cardiovascular, principalmente entre la población activa más joven, tal y como afirman los especialistas de cardiología de los hospitales Quirónsalud Torrevieja y Murcia.

Según los datos elaborados por Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en el año 2012, el 82,6% de la población apenas realiza actividad física durante su trabajo u ocupación principal y los datos continúan en aumento. Este sedentarismo, unido al abandono de la Dieta Mediterránea, tiene como consecuencia un aumento de la obesidad y del desarrollo precoz de enfermedades cardiovasculares e hipertensión, que se extiende también entre los más jóvenes, tal y como advierte el doctor Juan Luján, cardiólogo del hospital Quirónsalud Torrevieja. Unos riesgos que, además, se ven incrementados en personas que acumulan más de siete horas diarias de trabajo sedentario, especialmente si permanecen más de treinta minutos sentados sin levantarse.

«Las personas que no realizan algún tipo de actividad física en su puesto de trabajo»-señala el doctor José Nieto, cardiólogo del hospital Quirónsalud Murcia-, «presentan un riesgo de entre un veinte y un treinta por ciento mayor de sufrir un accidente cardiovascular que las que realizan alguna labor que lleve implícito algún tipo de actividad física».

Es por eso que levantarse de forma periódica del puesto de trabajo, subir o bajar escaleras del edificio o tomar descansos para caminar son algunas de las pautas que recomienda el doctor Nieto para prevenir estos riesgos.

Consejos para el cuidado de la salud

Los especialistas de los hospitales Quirónsalud recomiendan seguir una serie de pautas en el trabajo para disfrutar de una buena salud cardiovascular como usar las escaleras en lugar del ascensor; levantarse cada hora de la mesa y caminar un poco; aprovechar los tiempos de pausa para caminar un rato; realizar estiramientos al inicio y final de jornada; hacer el desplazamiento al lugar de trabajo andando cuando sea posible, o aparcando el vehículo más lejos o bajándose una parada antes en el autobús, y, si a pesar de todo el trabajo es muy sedentario, es necesario incluir la actividad física en los hábitos cotidianos, fuera del trabajo.

Por último, los especialistas recuerdan que, «aunque la mayoría de las personas no necesitan una valoración especial a la hora de comenzar a realizar actividad física, se recomienda una valoración por parte del especialista. En caso de presentar diabetes o varios factores de riesgo cardiovascular podría ser recomendable la realización de una prueba de esfuerzo antes de comenzar el programa de ejercicio».

Más información en: www.quironsalud.es