Los partos prematuros aumentan al tiempo que lo hacen las posibilidades de supervivencia

El método piel con piel y la UCI neonatal de puertas abiertas, grandes ayudas para el correcto desarrollo del bebé

FERNANDO CASTILLOMurcia

En todo el mundo, la tasa de nacimientos prematuros crece año tras año, habiendo aumentado un 36% en los últimos 18. Las causas son dispares, desde el retraso de la maternidad, las técnicas de reproducción asistida, los partos múltiples y el estrés laboral de las madres, comunes en el mundo desarrollado, hasta la falta de asistencia durante el proceso de gestación y postparto en los países más pobres, como indica la doctora Adalgisa de Caro, neonatóloga del Servicio de Pediatría del Hospital Quirónsalud Murcia. «En España, uno de cada trece nacimientos se realiza a pretérmino, lo que nos convierte en uno de los países europeos con mayor tasa de bebés prematuros».

Por suerte para los países más desarrollados, este aumento de nacimientos demasiado tempranos viene acompañado de una mejora de las técnicas de asistencia neonatológicas y de una excelente formación de los profesionales sanitarios, que junto con el empleo de técnicas como la de madre canguro o piel con piel y la creación de UCIs de puertas abiertas ha disparado la tasa de supervivencia de los nacidos con más de 28 semanas. Concretamente en España, esta tasa es del 95%, lo que nos sitúa en cabeza de la esperanza de vida para los bebés prematuros, por encima de países como Estados Unidos, como recuerda la doctora Sandra Salas, neonatóloga del Servicio Integral de Pediatría de Hospital Quirónsalud Valencia. La supervivencia es posible cada vez en niños más precoces, estando el límite hoy en día entre las 24 y las 25 semanas de gestación.

En todo el mundo se producen quince millones de partos prematuros, aproximadamente uno de cada diez, en una tasa que oscila mucho, una vez más, entre los países en vías de desarrollo, en los que la mitad de los niños nacidos con menos de 32 semanas fallecen, y los países del primer mundo, en los que la tasa de supervivencia es muy alta. En total, un millón de recién nacidos prematuros pierden la vida en complicaciones durante el parto cada año. El riesgo no es solo de fallecimiento, ya que en ocasiones los recién nacidos pueden desarrollar alguna discapacidad, comunmente relacionada con déficits de aprendizaje, visuales o auditivos.

Los beneficios de la UCI de puertas ebiertas y la técnica piel con piel

Diversos hospitales, como es el caso de Quirónsalud Valencia y Murcia, disponen ya de una UCI neonatal de puertas abiertas a la que pueden acceder los padres y madres las 24 horas del día. Esto complementa los excelentes cuidados que ya reciben en estas unidades especializadas y supone grandes beneficios para los neonatos, ya que disminuye su tiempo de estancia en el hospital, crea un vínculo de los recién nacidos con sus familias y mejora la tasa de lactancia materna, entre otras ventajas.

También hay que mencionar la posibilidad de recurrir al procedimiento de la madre canguro o piel con piel, con el que se coloca al bebé, con solo un gorro para evitar la hipotermia y la opcional presencia del pañal, en contacto con la piel de la madre. Esto fortalece la unión afectiva entre ambos y ayuda al neonato estabilizando sus constantes vitales y mejorando el desarrollo cerebral. Como dice la doctora Salas, «no existe mejor incubadora que el cuerpo humano». De este modo, todo el proceso se humaniza, siendo positivo tanto para el bebé como para la familia, a la que se implica en el cuidado pasando al niño a una 'family room' cuando la situación lo permite. El proceso se realiza previo consentimiento de los padres.

Más información en: www.quironsalud.es/

 

Fotos

Vídeos