Fallecer por una enfermedad cardiovascular es seis veces más probable si se padecen obesidad y diabetes

La cirugía es un modo efectivo de curar la diabetes de tipo 2, siendo efectiva en más de un 70% de los casos

FERNANDO CASTILLO

El sedentarismo y la mala alimentación han convertido a la obesidad en una epidemia en el mundo desarrollado. Este estilo de vida también ha supuesto un caldo de cultivo para la diabetes, especialmente la de tipo 2, la que tienen un 90% de los afectados. El crecimiento ha sido muy rápido, multiplicándose los casos por cuatro en los últimos 25 años hasta alcanzar los 400 millones de diabéticos en el mundo. De ellos, 55 millones residen en Europa, pero podrían covertirse en 70 en los próximos quince años.

Ambas enfermedades, obesidad y diabetes, están íntimamente relacionadas, ya que el riesgo de sufrir diabetes es tres veces más alto en las personas obesas. Hasta tal punto se manifiestan conjuntamente ambas enfermedades, que los expertos comienzan a hablar de 'diabesidad' y a tratar y estudiar estos dos males como uno solo. Esta peligrosa alianza viene de la mano también de otros males como pueden ser la apnea del sueño, el hictus, la hipertensión, la dislipemia o las enfermedades coronarias. Todo un cóctel explosivo que debe ser tenido en consideración. Como avisa el doctor Carlos Sala, jefe de la Unidad de Obesidad y especialista en cirugía metabólica del Hospital Quirónsalud Valencia, la diabetes asociada a la obesidad multiplica por seis las probabilidades de fallecer a causa de una enfermedad cardiovascular.

El peligro no queda sólo ahí. La diabetes tipo 2 no suele ser detectada en sus primeras fases de desarrollo, lo que a menudo hace que se manifiesten algunos de los perjuicios que conlleva y que podrían haberse evitado con un tratamiento de la enfermedad a tiempo. Así lo indica el doctor Guillermo Negueruela, especialista de endocrinología del Hospital Quirónsalud Torrevieja: «si los niveles de glucosa se mantienen elevados aparecen las enfermedades provocadas por la diabetes».

La solución de esta 'diabesidad' está en muchos casos en la cirugía. La diabetes del tipo 2 puede tratarse quirúrgicamente, siendo efectiva en un 70% de los casos, que pueden dejar de pincharse insulina ya en cuestión de semanas después de la operación, como afirma el doctor Juan Luján, jefe del servicio de Cirugía del Aparato Digestivo y de la Unidad de Obesidad del Hospital Quirónsalud Murcia. La reducción de peso mediante una intervención también es posible, siendo indicada en personas cuyos índices de masa corporal sobrepasen el valor de 40, aunque en muchos casos se recurre a la cirugía antes para la resolución de esos casos de diabetes que se asocian con la obesidad, incluso aunque ésta no haya alcanzado el estatus de mórbida.

Con la pretensión de prevenir esta enfermedad e informar sobre la misma, el hospital Quirónsalud Torrevieja y la Asociación de Diabéticos de Torrevieja organizan el 21 de noviembre a las 19:30 en el casino de la ciudad una ponencia titulada «Avances en el tratamiento de la diabetes» en la que el acceso será gratuito. En la misma intervendrá el endocrinólogo Guillermo Hegueruela.

Más información en: www.quironsalud.es/

 

Fotos

Vídeos