"Este trastorno te hace sentir muy insegura"

Meravelles Sánchez posa con su doctora, Montserrat Espuña, en el Hospital Clinic de Barcelona./
Meravelles Sánchez posa con su doctora, Montserrat Espuña, en el Hospital Clinic de Barcelona.

Está a punto de recibir el tratamiento con toxina botulítica tipo A para corregir su dolencia: incontinencia urinaria provocada por el síndrome de vejiga hiperactiva

PILAR MANZANARESmadrid

Cuenta Meravelles que, sea por la causa que sea, ha padecido incontinencia urinaria durante muchísimos años actualmente tiene 58 y que esta le afecta para todo. «Tienes que pensar que con la vejiga hiperactiva yo puedo estar tranquilamente hablando contigo y no tener ningún deseo de ir al baño y, a los dos segundos, tener una urgencia y necesitar salir corriendo. Eso te hace sentir muy insegura», explica.

Ella ya ha pasado por todos los tratamientos posibles: «Ni la fisioterapia con biofeedback y electrosimulación, ni los fármacos anticolinérgicos, que me dejan mucha sequedad de boca y otros efectos secundarios que no ayudan, nada. Pero igual con la toxina botulínica», declara ilusionada ante la posibilidad de que sea esta la solución. Ahora está en lista de espera para poder optar a las inyecciones de toxina.

«Los resultados de este tratamiento que me explicó mi doctora son alentadores y la verdad es que estoy muy esperanzada porque si ha dado buenos resultados en pacientes como yo espero que a mí también me los dé. Y si no, pues esperaré a que haya otra cosa. Soy muy optimista».

Pero al hablar se la notan las ganas de acabar ya con una patología incómoda que «te hace sentir muy insegura porque no sabes en qué momento vas a tener que salir corriendo a buscar un baño. Además debo ir siempre con absorbentes, que es otro inconveniente porque entre otras cosas te cambia la manera de vestir. Ya estás pendiente de si se nota o de si se notará si tienes pérdidas».

Y eso que ella, a sus 58 años, lleva tanto tiempo padeciendo de incontinencia urinaria que ya se las sabe todas.