Los cargos de la Xunta investigados por la hepatitis C defienden que su actuación fue «diligente»

El portavoz de la plataforma gallega de afectados por hepatitis C, Quique Costas./
El portavoz de la plataforma gallega de afectados por hepatitis C, Quique Costas.

Los directivos del Servicio Gallego de Salud están investigados por supuesta prevaricación administrativa por los retrasos en la dispensación de tratamientos contra la enfermedad

EUROPA PRESSSANTIAGO DE COMPOSTELA

Los dos altos cargos del Sergas investigados por supuesta prevaricación administrativa por los retrasos en la administración de tratamientos contra la hepatitis C han declarado este jueves durante más de cuatro horas en los juzgados de Santiago, donde han defendido el "diligente" y "correcto" funcionamiento de la subcomisión de farmacia encargada de autorizar estos fármacos.

El que era entonces director de Asistencia Sanitaria del Sergas, Félix Rubial, y la subdirectora de Farmacia, Carolina Gómez-Criado, llegaron a los juzgados de Fontiñas poco después de las 9.00 horas, acompañados del letrado del Sergas. La primera en comparecer ante el magistrado del Juzgado de Instrucción número 3 fue Carolina Gómez-Criado, que respondió durante dos horas y media a las preguntas de las partes.

Posteriormente, el juez Andrés Lago ha escuchado las respuestas de Félix Rubial, que ha comparecido cerca de una hora y media. Ambos responsables, en compañía de su abogado, han abandonado el edificio judicial cerca de las 14.30 horas.

A su salida, su representante legal, Manuel Pillado, ha garantizado el "pleno ánimo de colaboración" de los dos investigados y ha agradecido la oportunidad que han tenido para explicar el "correcto" y "diligente" funcionamiento de la subcomisión de farmacia. A mayores, ha adelantado que en esta sesión se ha aportado documentación nueva a la causa.

Por su parte, el abogado de la acusación popular, que ejerce la Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, ha asegurado que la declaración de ambos ha sido "no satisfactoria", dado que quedan "muchas lagunas que habrá que analizar". Asimismo, ha rechazado entrar en profundidad en las consideraciones de la declaración hasta haber revisado la documentación.