Otra visita inesperada a Nueva Condomina

Víctor Curto controla un balón en el primer encuentro de esta temporada en el estadio Nueva Condomina./ Javier Carrión / AGM
Víctor Curto controla un balón en el primer encuentro de esta temporada en el estadio Nueva Condomina. / Javier Carrión / AGM

El Real Murcia recibe al Villarrobledo, un debutante en la categoría que tacha de «histórico» su desplazamiento

SERGIO CONESAMURCIA

Cuando Jesús Samper construyó el estadio Nueva Condomina nunca pensó que equipos de poblaciones pequeñas y sin apenas apariciones en Segunda B pisarían el césped del nuevo estadio grana. Sin embargo, desde el duro descenso en Montilivi, y especialmente en esta etapa que ya va por seis temporadas en el tercer escalón del fútbol español, algunos equipos que no se podían creer que llegarían a jugar en un estadio catalogado por la UEFA con cuatro estrellas están teniendo una experiencia inolvidable. Es el caso del rival al que se enfrentará al Real Murcia este domingo, el Villarrobledo, que afronta su primera campaña en Segunda B y cuenta las horas que faltan para saltar al terreno de juego. Una situación idéntica a la que vivirá otro equipo castellano-manchego, el Villarrubia, en el mes de abril.

Samper esperaba que la visita de Real Madrid y Barcelona cada temporada fuera la tónica habitual en Nueva Condomina. Con más motivo, tras el ascenso en 2007 y el verano en el que el club grana tuvo que cerrar las taquillas porque llegó al tope de 25.000 abonados. Incluso se llegó a hablar de albergar en algún momento competiciones europeas y de que el estadio pimentonero contaba con la posibilidad de ser ampliado en un futuro. Tiempos muy distintos a los actuales para un Real Murcia que con jugadores como Fernando Baiano, Henok Goitom, Pablo García, Mario Regueiro o Álvaro Mejía, entre otros, se hundió en una segunda vuelta catastrófica. Y con esos excesos de un equipo con aspiraciones de grandeza llegó una situación tan delicada como la que vive en estos momentos el club de la capital del Segura.

Rivales imprevistos en los últimos 5 años

-
Atlético Astorga
-
Mancha Real
-
Burgos
-
Cacereño
-
Guijuelo
-
Lealtad
-
Toledo
-
Tropezón
-
Marino de Luanco
-
Coruxo
-
CP Ejido
-
Cultural Leonesa
-
La Roda
-
Pontevedra
-
Racing Ferrol
-
Real Avilés
-
Real Oviedo
-
Compostela
-
Ibiza
-
Logroñés
-
Somozas
-
Langreo
-
Zamora

Bernardo de la Cruz, presidente del Villarrobledo, explica que para su equipo es «una visita histórica porque es la primera vez que estamos en Segunda B y que visitamos Nueva Condomina, un campo de Primera. Para nosotros, un pueblo de veinte mil habitantes, y tras cincuenta años en Tercera esperando ascender, jugar allí es una ilusión tremenda».

«Jugar en Murcia nos hace una ilusión tremenda», dice el presidente del club castellano-manchego

Autobús con afición visitante

El Villarrobledo no estará solo en Nueva Condomina. Ha fletado un autobús para que sus aficionados acompañen al equipo en Murcia. El conjunto castellano-manchego ocupa la décima posición del grupo IV con seis puntos, dos más que los granas.

De la Cruz colgó las botas en el equipo castellano-manchego el pasado mes de junio tras conseguir el ascenso. Ocupaba una de las posiciones de ataque. En febrero se hizo cargo del club, junto a su hermano, que tenía serios problemas económicos que podían llevar al equipo a la desaparición si nadie lo remediaba. Con el cambio en la directiva pudieron pagar las deudas y la campaña pasada acabó de una manera que nadie podía imaginar.

Desde el descenso administrativo en el verano de 2014, y especialmente esa primera temporada en la que el Real Murcia estuvo 'desterrado' en el grupo I de Segunda B, muchos equipos que nunca habrían pensado en jugar contra el equipo pimentonero y en un estadio como la Nueva Condomina están cumpliendo su sueño. De hecho, solo contando partidos de Liga y excluyendo a filiales, a equipos de la Región o a los que vayan a jugar este año de nuevo contra el Murcia, más de 20 clubs se han estrenado en el nuevo estadio grana y no han vuelto a enfrentarse al club pimentonero.

Por la Nueva Condomina han pasado equipos como el Club Deportivo Tropezón de Tanos, un pueblo cántabro en el que apenas viven seis mil habitantes. También el Coruxo gallego, que consiguió ganar en su visita a Murcia por cero a uno. Mención especial merece el Somozas que, según el Instituto Nacional de Estadística, apenas supera los mil habitantes y también venció al conjunto pimentonero cuando viajó hasta tierras gallegas.

Estos datos, además de demostrar que el Real Murcia atraviesa una etapa complicada, son un claro aviso de que no se pueden confiar los jugadores de Adrián Hernández y su afición pensando que son partidos asequibles o que pueden ganarse sin esfuerzo. Si algo sabe bien el equipo grana, a lo largo de su historia, es que ni el escudo, ni el número de habitantes o la importancia de la ciudad ganan partidos. La entrega, las ganas y el interés por conseguir los tres puntos sí.

Entradas gratis para el derbi

Por otro lado, hoy acaba el plazo para que los socios del UCAM retiren la entrada gratuita a la que tienen derecho para ver el derbi ante el Real Murcia del próximo 6 de octubre. Las butacas de los socios que no hayan pasado por las oficinas finalizado el plazo saldrán a la venta para el público en general el próximo lunes.