El primer gran derbi de dos treintañeros

Adrián Hernández, técnico del Murcia, y Rubén Albés, entrenador del UCAM, ayer en La Condomina. / javier carrión / agm

Albés y Adrián Hernández llegaron a la Segunda B desde los sótanos del fútbol español: «Tenemos muchas similitudes, empezamos en los peores campos»

José Otón
JOSÉ OTÓN

Rubén Albés (Vigo, 1985) tiene una larga historia tras de sí con solo 34 años. Se inició con el Burjassot con 25 y después se embarcó como segundo de Benito Floro para ir al Wydad de Casablanca marroquí. Más tarde llegó al Novelda y el Eldense, entre otros, antes de formar parte de las bases del Real Valladolid y el Celta, cuyo equipo filial jugó promoción de ascenso a Segunda con Albés en el banquillo. Hasta que decidió lidiar un toro más exigente y aceptó la oferta del UCAM, un club cargado de mayor presión que cualquier filial. Adrián Hernández, con 37 años, no tiene tanto bagaje, aunque convirtió a un modesto Churra en un aspirante al ascenso a Segunda B. Su equipo de la pedanía de Murcia se enfrentó al Cáceres y a la Segoviana, conjuntos de capitales de provincia, y quedó a un paso del gran salto. No tiene tanto historial como Albés, pero le empata en ilusión y fe. Un hambre que ambos pondrán en juego el domingo en su primer UCAM-Real Murcia.

Los técnicos del UCAM y el Murcia vivirán el domingo una experiencia ilusionante: «Lo más parecido a esto para mí fue un Churra-Ciudad», dice el entrenador grana

«Es un técnico que se ha currado mucho su carrera profesional y ha trabajado desde el barro. Tengo muchas similitudes con él, yo llegué a entrenar en Segunda Regional. Hemos empezado abajo, desde los peores campos, y no nos ha sido sencillo llegar hasta grandes equipos de Segunda B. Tiene mucho mérito. Una vez aquí, debe demostrar el talento que tiene», afirma Albés sobre el técnico grana.

Así lo ve Rubén Albés. UCAM

Un choque distinto
«En estos partidos el pasado no importa. Es un duelo de emociones, diferente a los demás»
El rival
«Es un histórico con una masa social que empuja a su equipo en los buenos y los malos momentos»
Los puntos perdidos
«No sé lo que se juega el Murcia, pero nosotros nos jugamos muchísimo. Somos ambiciosos»

Pese a la diferencia de historial, los dos debutarán el domingo en un derbi tan mediático. «Yo participé en uno entre el Celta B y el Fabril, el filial del Deportivo que entrenaba Munúa. Había un gran ambiente. Y en el Eldense me enfrenté al Hércules», asegura el técnico gallego, que entiende que un enfrentamiento entre el UCAM y el Murcia tiene otras connotaciones. Adrián se sincera: «Lo más parecido que he vivido es un Churra-Ciudad de Murcia», bromea.

Los dos coinciden en que no hay favoritos y que ninguno llega mejor que su rival, pese a los dos triunfos consecutivos del equipo grana. «En estos partidos todo lo que tiene que ver con el pasado no influye. Es un duelo de emociones, en el que olvidamos la historia reciente de los dos equipos. Por eso lo planteamos como un partido diferente», dice Albés. Para el entrenador de Churra la igualdad es evidente. «Llegamos los dos equipos muy parejos, hay muy poca diferencia a día de hoy entre el UCAM y el Real Murcia a nivel de puntos. Cuando uno es local debe ser favorito, pero el Real Murcia no es un equipo que se pueda permitir decir que no es favorito. Allá donde vaya debe intentar ganar, aunque este derbi está al 50 %».

Así lo ve Adrián Hernández. Real Murcia

Igualdad en el césped
«Los dos equipos estamos muy parejos. El UCAM es el local, pero el Real Murcia es favorito allá donde va»
Un UCAM bien construido
«Tiene buenos conceptos, solidez defensiva, peligro arriba y futbolistas que llevan el peso del partido»
Sin favorito
«Nosotros tenemos presión social por ser el Real Murcia, pero este va a ser un derbi igualado»

Albés ha seguido de cerca al Murcia. «Es un histórico con una masa social detrás que empuja en los buenos y en los malos momentos. Han confeccionado un equipo con una mezcla de juventud y experiencia, con futbolistas contrastados en la categoría. Están mejorando su nivel», asegura el gallego. Adrián Hernández teme el potencial del UCAM. «Tiene muy buenos conceptos y mucha calidad en ataque. Va a más y ha adquirido una gran solidez defensiva. Arriba te puede hacer daño y en el centro del campo cuenta con futbolistas capaces de llevar el peso del partido», afirma el técnico murciano.

¿Quién tiene más presión?

«No sé lo que se juega el Murcia, no estoy dentro, pero nosotros nos jugamos muchísimo. Somos ambiciosos. Hemos mejorado y hemos estado cerca de conseguir muchas victorias. Nos gustaría ganar nuestro segundo partido consecutivo en casa y sumar la tercera jornada consecutiva sin perder», dice Albés. El técnico del Murcia tampoco se quita responsabilidad. «Los dos nos jugamos mucho. Ellos pueden tener presión por la plantilla que han hecho para estar arriba, pero nosotros tenemos presión social por ser el Real Murcia. Es un derbi igualado», concluye.

2.500 entradas vendidas a cinco días de que se dispute el duelo

La Condomina podría registrar un lleno en el choque del próximo domingo entre el conjunto universitario y el cuadro grana. Desde que la entidad que preside José Luis Mendoza reformó el viejo estadio murciano para jugar en Segunda, solo ha completado sus 6.016 butacas en dos ocasiones, ambas cuando militó en el fútbol profesional.

Pero vista la demanda de entradas a cinco días del derbi, la entidad universitaria no descarta otro lleno. Y es que 1.300 abonados del UCAM ya han retirado su localidad, mientras que otras 600 han sido reservadas por los miembros de su cantera y patrocinadores. El Murcia, por su parte, ha despachado 543, sumando las 180 vendidas el pasado domingo en las taquillas de su estadio y las 363 dispensadas ayer en sus dos tiendas.

Más