Fútbol | Real Murcia

Un Murcia con urgencias se la juega en Talavera

Adrián Hernández y Julio Algar, juntos en Nueva Condomina. / javer carrión / agm
Adrián Hernández y Julio Algar, juntos en Nueva Condomina. / javer carrión / agm

El equipo de Adrián Hernández, que ha sumado un punto de doce, visita a un modesto acomodado en Segunda B

José Otón
JOSÉ OTÓN

Si al grupo de profesionales liberales y empresarios murcianos que lidera el notario Francisco Tornel le hubieran salido las cosas igual de bien en el césped que en los despachos, el Real Murcia estaría ya camino de Primera. Si la mitad de lo conseguido por la actual directiva en lo económico se pudiera trasladar al césped, el equipo de fútbol debería estar arriba en la tabla del grupo IV o, incluso, ya caminando por la Segunda División.

Pero como en el fútbol uno más uno no son siempre dos, y ciertos parámetros empresariales chocan frontalmente con lo que dicta la pelota cuando echa a rodar, el Murcia está demasiado lejos de donde debería estar. La institución grana, a nivel de gestión, se encuentra hoy en día muy cerca de poder levantar un concurso de acreedores que asfixiaba a la entidad; además, Hacienda y Seguridad Social están comprobando que el Murcia se ha convertido en un club serio que cumple con sus obligaciones. Pero paradójicamente, el equipo está lejos de brillar en matería deportiva, donde está atrapado en el fondo del grupo IV.

Más allá de quien sea exactamente el culpable, los futbolistas de la plantilla anterior y también los de la actual no han estado a la misma altura de los profesionales de traje y corbata que reman a diario para salvar a la entidad de la desaparición y que se están jugando su prestigio para que un club con más de cien años de historia siga con vida, a pesar de todos los obstáculos con los que se están encontrando. Uno de ellos son los malos resultados, ya que con más victorias les sería más fácil vender ilusión a las empresas, publicidad, abonos, palcos y entradas para los partidos.

Manolo Herrero, Javi Motos, Julio Algar y ahora Adrián Hernández son los primeros responsables de que, de los 31 partidos desde el aterrizaje de la actual directiva en la jornada 12 de la pasada Liga en Don Benito, solo 7 hayan sido victorias granas y que en únicamente otros 10 el choque acabara en empate, perdiendo los otros 14. En total, 31 puntos de 91 obtenidos en esta nueva etapa, lo que deja en evidencia que el nuevo Murcia, el que tiene posibilidades de seguir con vida y ya no está moribundo, ha dejado escapar 60 puntos desde noviembre del año pasado y solo ha sumado un 34% de los puntos que ha disputado.

No hay excusas

Es evidente que los guarismos que presenta el Murcia desde entonces son impropios y que necesita recuperar el crédito para ayudar al grupo de Tornel a seguir con su plan de salvación. No hay excusas ni conformismo posible. El conjunto grana, a pesar de que no cuenta con una de las plantillas más caras de la Segunda B, no tiene excusa para no empezar a reaccionar desde hoy en Talavera de la Reina, ante un rival modesto con más espíritu.

Los números

31
puntos de 91 suma el Real Murcia desde la llegada del grupo de Tornel. 7 victorias en 31 partidos jugados.
34%
de los puntos disputados en este periodo. Herrero, Motos, Algar y Adrián dejaron escapar 60 puntos.

Acabar con las rencillas internas y con el cruce de acusaciones sobre quién es el culpable es obligatorio para reanimar al vestuario grana, que debe saltar al césped convencido de sus posibilidades y defendiendo un escudo que está sufriendo en un arranque de Liga horrible, que ha hecho a los aficionados granas revivir la peor de las pesadillas.

Un ejemplo a seguir

El Talavera es un rival con las ideas claras. Con un presupuesto para la plantilla y técnicos que no supera los 300.000 euros está acomodado en la categoría con Fran Alcoy, un entrenador y director deportivo que conoce perfectamente el mercado de Segunda B y Tercera, y cada año se aprovecha de futbolistas que no viven su mejor momento para armar equipos con garantía de éxito a bajo coste. El equipo toledano se encuentra en mitad de la tabla, con 5 puntos, tras sumar dos empates y una victoria y caer en la segunda jornada ante el Recreativo de Huelva. Y con Samu Corral, su delantero, que ya suma tres goles en esta Liga.

Julio Algar se cae de la lista y Víctor Curto vuelve tras varias semanas de ausencia

Adrián Hernández elaboró una lista para viajar a Talavera de la Reina con algunas sorpresas. La principal, la ausencia del central Julio Algar, un defensa que había sido titular en los primeros cuatro partidos de Liga, pero que la jornada pasada fue sustituido a los 64 minutos, tras resbalar en la jugada que propició el 0-2.

Otra de las grandes noticias es la vuelta a la convocatoria de Víctor Curto, después de quedarse fuera en las dos últimas. Además, Kevin tampoco estará disponible por lesión, mientras que, al igual que Algar, Andy Escudero y Alberto Rodríguez no han viajado a tierras toledanas por decisión técnica.

Adrián Hernández está buscando reactivar a su equipo tras la derrota del pasado domingo en San Fernando. Sobre todo necesita que su grupo deje de encajar goles con tanta facilidad y podría reforzar la defensa. De hecho, no es descartable que hoy, en El Prado, jueguen Antonio López y Edu Luna en el centro de la zaga, con Juanra o Armando por delante. En la parte de arriba, Adrián podría dar más minutos al extremo Dorrio, un jugador desequilibrante para el entrenador, que ya debutó la pasada semana. Falta por saber qué papel tendrá en el equipo Josema, vital el pasado curso, que viajó a Talavera pero que no ha contado para el técnico grana en este inicio de Liga.