Fútbol | Real Murcia

Julio Algar: «Me motiva la presión para dar el máximo en el campo»

Julio Algar, ayer, en Cobatillas./Javier carrión / agm
Julio Algar, ayer, en Cobatillas. / Javier carrión / agm

El central reconoce que está «más tranquilo» tras una pretemporada en la que todos los ojos estaban centrados en él por ser el hijo del director deportivo del club

SERGIO CONESAMURCIA

La incorporación de Julio Algar Torres (Córdoba, 1996) fue una de las más llamativas del Real Murcia durante el pasado mercado. El hecho de que el principal responsable de esa decisión, junto al técnico Adrián Hernández, fuera su padre, Julio Algar, director deportivo grana, levantó muchas suspicacias. A pesar de llegar como teórico cuarto central, ha jugado las tres primeras jornadas como titular por los problemas que ha arrastrado Antonio López y porque el entrenador lo prefiere por delante de un Armando que no acaba de encontrar su sitio en el equipo. En esos 270 minutos que ha disputado, Julio Algar se ha mostrado seguro y no ha cometido grandes errores. Ahora, con la recuperación de Antonio López, Adrián Hernández tendrá que decidir si Luna o él acompañan al que debe ser el líder de la zaga pimentonera si los problemas físicos que arrastró la campaña anterior no se lo impiden.

-¿Cómo se encuentra en este inicio de temporada?

-A nivel personal, muy bien gracias al míster por la oportunidad que me ha dado. Siendo la situación difícil he tenido la oportunidad de jugar los tres partidos. Al final lo importante es que no hemos conseguido los tres puntos, que es lo que tenemos que lograr esta semana en casa con nuestra gente.

-¿Esperaba arrancar con tantos minutos?

- Cuando llegué, desde el principio, se me puso la etiqueta de que era el cuarto central, pero con el míster sabemos que todos somos iguales y al final jugará el que mejor crea que lo va a hacer, según el tipo de partido, el rival y el estado de cada uno de nosotros.

-¿Qué cree que le ha faltado al equipo para sumar más puntos?

-Bueno, yo creo que los partidos hemos estado bien, quitando esos diez minutos de Cádiz y la primera parte del Algeciras. Nos ha fallado, creo, la concentración en esos momentos clave. En Cádiz, cuando vamos ganando y en diez o quince minutos nos meten dos goles. El tanto del Algeciras es en el descuento de la primera parte y en Córdoba es la última jugada antes del parón para beber agua. Al final es concentración, tenemos que estar los once del campo metidos, desde el portero hasta el delantero. Luego en el balón parado estar cada uno con su marca y los que están en zona atacar el balón. Entre todos tenemos que sumar para evitar que pasen todas esas cosas.

-¿Cómo está el vestuario?

-En el vestuario sabemos que estamos todos a una, hay muy buen grupo. Estamos confiados de que esto va a salir adelante y, sobre todo, creemos en el compañero que tenemos al lado, que vamos a dar el máximo los unos por los otros. Llevamos solo tres partidos, queda mucho como para ponernos nerviosos. Si no hubiéramos jugado bien o tuviéramos muchos fallos sería distinto. El Córdoba, un recién descendido de Segunda y que tiene buenos jugadores, tampoco nos creó tanto peligro. Al final del partido sí que íbamos un poco más a lo loco buscando el empate, pero durante el transcurso del encuentro no. Estamos trabajando para ir mejorando día a día y mejorar en los detalles.

Las frases

-
«Desde el principio se me puso la etiqueta de que era el cuarto central, pero con el míster sabemos que todos somos iguales»
-
«Nadie empieza jugando en Primera o Segunda, se necesita esa pizca de suerte de que alguien confíe en ti»
-
«Lucharemos por Adrián Hernández como él lo está haciendo por nosotros»
-
«Tenemos que hacer que en la Nueva Condomina le cueste mucho a cualquier equipo sacar un empate»

- ¿Cómo ve a Adrián Hernández?

- El míster es un gran entrenador. De los jugadores se dice que no tienen nombre y del entrenador que viene de Tercera, pero al final es una suerte tener una oportunidad. Nadie empieza jugando en Primera o Segunda, se necesita esa pizca de suerte de que alguien confíe en ti. Trabajo, sabemos que al míster no le va a faltar, confía en cada uno de los que están en el vestuario y nos lo está transmitiendo. Al final nosotros lucharemos por él como él lo está haciendo por nosotros.

- ¿Cómo ha llevado las especulaciones desde su fichaje al ser su padre el director deportivo?

- Al principio sí que es verdad que notaba más la presión y, sobre todo, los primeros partidos de pretemporada, que tuve la suerte de que fueron bien y ahora estoy mucho más tranquilo. Al final es lo mismo que hacía en la Cultural o que hice en Guijuelo. Trabajar, dar el máximo siempre y olvidarme de otras situaciones.

- No obstante, imagino que entenderá que es llamativo que hayan coincidido en Lorca, Cultural Leonesa y ahora en el Real Murcia.

- En Lorca, antes de que él llegara, ya había firmado yo, y antes de que lo subieran al primer equipo yo ya estaba entrenando con ellos e iba convocado con Iñaki Alonso. Se dice que estaba con él en Lorca, pero no que antes de que lo subieran ya había ido alguna vez con ellos y estaba entrenando con el primer equipo. En la Cultural estaba en la secretaría técnica, y lo mismo, firmé yo antes. En diciembre ya sabía que iba a ir a la Cultural. Al final son decisiones que se tienen que tomar sabiendo lo que se puede decir y lo que se puede hablar, pero hay que olvidarse de eso y trabajar.

- En su presentación dijo que usted estaba preparado para la presión y que le preocupaba más por su madre o su hermana, ¿cómo lo llevan?

- Bien, de momento lo están llevando bien. A mí, como dije, la presión me gusta y depende de la manera de llevarlo. Hay gente a la que le puede afectar mucho o incluso servir para motivarse. Me motiva la presión para dar el máximo. Lo que dije en la presentación fue que hay personas a las que les puede afectar más. Mi hermana es menor que yo y a mi madre lo que se pueda decir o lo que se pueda hablar sí que les puede doler. Yo sé olvidarme y hacer oídos sordos y sé a lo que he venido aquí.

- ¿Impone tanto jugar en la Nueva Condomina como parece desde fuera?

- Yo creo que más que imponer, al final a cualquier jugador le gustaría jugar en un estadio como la Nueva Condomina. La mayoría de la plantilla es de aquí y tiene a su familia y sus amigos en la grada. Estamos recibiendo el apoyo de la gente, están con nosotros y eso lo notamos. Tenemos que hacer que en la Nueva Condomina le cueste mucho a cualquier equipo sacar un empate y que se queden en cada jornada los tres puntos.

- ¿Nota la presión que supone jugar en el Real Murcia?

- Sí. Al final cada uno a su escala, pero en un club histórico como el Real Murcia es normal tener esa presión. En la otra ocasión que estuve en Segunda División B fue en Guijuelo y al final estás representando al pueblo y la gente da lo que sea por su club, igual que aquí. En el Real Murcia, además, se añade que es un club histórico, que juega en la Nueva Condomina y a toda la gente que, a pesar de las situaciones malas que ha tenido, sigue apoyando al club.

- ¿Qué piensa de sus compañeros en el centro de la defensa, como Edu Luna, Antonio López y Armando?

-Son centrales de los que, con la carrera deportiva que tienen, intento aprender mucho. A Antonio ya lo conocía del Lorca, he estado en el filial y subía con ellos a entrenar. Fui varias veces convocado y nos llevamos muy bien. Tengo que aprender de esa veteranía que tienen, ir mejorando día tras día y entre los cuatro que estamos sumar lo mejor para el equipo.