Llega el turno de Antonio López

Antonio López, el día de su presentación. / alfonso durán / agm
Antonio López, el día de su presentación. / alfonso durán / agm

El central de Puerto Lumbreras debuta el domingo al frente de la defensa del Murcia

SERGIO CONESA

Adrián Hernández, entrenador del Real Murcia, tuvo la semana una noticia positiva. Fue antes de viajar a Córdoba. Supo que el trabajo que había realizado Antonio López durante las últimas semanas, primero en solitario y después con el grupo, había dado sus frutos y el defensa de Puerto Lumbreras se subió al autobús y pudo viajar con sus compañeros. No llegó a debutar, aunque estuvo en el banquillo del Nuevo Arcángel.

El entrenador pimentonero reconoció en la previa del encuentro que era tentador utilizar al defensa de 30 años, pero que todavía no estaba para jugar un partido completo de 90 minutos y prefirió no arriesgar y darle una semana más de entrenamiento con sus compañeros antes de debutar.

Ahora, una jornada después, todo parece indicar que Antonio López será uno de los futbolistas del Real Murcia que forme parte del once inicial el domingo frente al San Fernando en la Nueva Condomina, si no surge ningún contratiempo de última hora.

Con su recuperación, el técnico grana busca experiencia y un líder para la zaga pimentonera

De los 14 jugadores que han llegado al conjunto pimentonero este verano solo Kevin, Manolo y el central de Puerto Lumbreras tienen 30 o más años. Con su incorporación, el club grana buscaba experiencia y un líder para la zaga pimentonera. La decisión que tendrá que tomar Adrián Hernández será si sentar a Edu Luna o Julio Algar, que estaban siendo los dos futbolistas que ocupaban el centro de la defensa. No han cometido grandes errores hasta ahora, si bien es cierto que la sensación es que ambos necesitan a alguien con más experiencia y jerarquía a su lado para dar su máximo nivel.

Pretemporada complicada

Antonio López firmó por el Real Murcia a principios del pasado mes de julio, pero ha tenido una pretemporada complicada. En primer lugar, se incorporó después que el resto de sus compañeros porque acabó la temporada más tarde con el FC Cartagena y tenía planificada su boda con la correspondiente luna de miel.

Tras unos días en Tailandia, regresó a Murcia con fiebre, dolores musculares y cansancio que le impidieron comenzar su preparación con normalidad. Esa situación acabó con el jugador ingresado en el hospital Rafael Méndez de Lorca debido a que sufría la conocida como 'diarrea del viajero', que le obligó a ser sometido a un tratamiento para administrarle antibióticos de forma intravenosa.

No pudo debutar en la pretemporada hasta el último partido frente al Villareal B y se retiró con calambres que retrasaron su incorporación a ritmo normal con el resto de sus compañeros.

Después de varias temporadas complicadas para el defensa murciano por problemas musculares y lesiones que lo han tenido apartado de los terrenos de juego, ahora quiere volver a acumular minutos y conseguir el nivel que le llevó a debutar con el primer equipo del Levante en la Copa del Rey. Después estuvo cuatro temporadas en La Hoya Lorca y Lorca FC, equipo con el que ascendió a la Segunda División. El curso pasado vistió la camiseta albinegra del Cartagena.

El Real Murcia, por último, ha camb iado el entrenamiento de hoy de Cobatillas a la Nueva Condomina, «por motivos de seguridad».