Fútbol | Real Murcia

Josema, un diamante en apuros

Josema, de frente, en un entrenamiento del Real Murcia esta temporada. / Alfonso Durán / AGM
Josema, de frente, en un entrenamiento del Real Murcia esta temporada. / Alfonso Durán / AGM

Titular el pasado curso, la perla del Murcia necesita reactivarse tras perder protagonismo este verano

José Otón
JOSÉ OTÓN

Josema Raigal fue una de las sensaciones la pasada temporada. De hecho, fue el gran descubrimiento del entrenador grana Manolo Herrero, que decidió apostar por él ya en el primer momento, desde el amistoso veraniego disputado en Mula, población natal del extremo. Aunque Toni Hernández, ex director deportivo del Murcia, había fichado a dos extremos que eran claramente titulares como Héber Pena y Jesús Alfaro, el joven murciano fue ganando sitio poco a poco en el once del Real Murcia hasta jugar treinta partidos oficiales de la Liga, veinte de ellos como titular, acumulando 1.860 minutos y marcando un gol. Además, disputó al inicio del curso los 120 minutos en la Copa del Rey contra el Ebro.

Josema debutó con el conjunto grana en la Liga en la segunda jornada de la pasada campaña, disputando 23 minutos en el empate a cero frente al Villanovense jugado en Nueva Condomina, misma participación que en la jornada 5 ante el Ibiza, choque que ganaron los granas 1-0. Josema era uno de los principales recambios de Herrero, hasta que el primo de Pedro León agarró la titularidad en la jornada 9 ante el Talavera. Luego repitió en el once inicial en partidos de peso, como los derbis ante el Cartagena y el UCAM. Así hasta diez veces seguidas.

La directiva grana, que lo tiene atado con 4 millones de cláusula, quiere que explote esta campaña

Aunque tuvo una fase en la segunda vuelta de la competición en la que Herrero decidió sentarlo en el banquillo para intentar reactivarlo, para que no se durmiera en los laureles, volvió a la titularidad hasta el final de temporada con la llegada de Julio Algar. El extremo anotó un gol en el último choque en casa ante el Melilla que certificaba la permanencia en Segunda B del conjunto murciano. El pasado verano el Betis, de Primera, intentó hacerse con sus servicios, pero la oferta no convenció a la directiva grana, que lo tiene blindado con una cláusula de 4 millones. Así, todo hacía indicar que esta temporada iba a ser titular indiscutible, pero no parece que lo vaya a tener tan fácil debido a la llegada de futbolistas que le están 'moviendo la silla'. De hecho, en esta pretemporada no ha sido un jugador brillante ni tampoco ha conseguido ver portería.

Alternativas para Adrián

La pretemporada acabó el sábado ante el Villarreal B y Josema no ha sido titular en los partidos de peso, aquellos en los que Adrián Hernández ha podido probar lo que podría ser el once inicial del equipo grana. El muleño fue suplente en el duelo ante el equipo castellonense, choque en el que salió en la segunda parte. Peque, que ha cobrado protagonismo con el paso de las jornadas, ha ido quitando espacio a Josema de forma directa, jugando como extremo por la derecha. En el triangular ante el Al Arabi y el Hércules, penúltimo envite de la fase de preparación, Josema jugó contra el equipo catarí, pero no lo hizo contra el conjunto alicantino, en el que saltaron al césped los teóricos titulares. Una alineación en la que estaban el propio Peque y Marcos Legaz, otro de los que ha cerrado el espacio a una de las perlas de la cantera, un futbolista que tiene solo 19 años.

En su puesto pueden jugar Peque, Marcos Legaz y Andy Escudero, futbolistas que han dejado más detalles que el de Mula en los amistosos

Aunque Josema jugó de inicio ante el Levante y el Almería (los dos primeros duelos del verano) y fue capitán en el choque contra el Muleño en el campo del Camino Curtís, después perdió protagonismo ante otros compañeros que se han dejado ver más. A diferencia del año pasado, en el que apenas tenía competencia, Josema tendrá esta campaña más candidatos a ocupar su puesto, y más teniendo en cuenta que Adrián Hernández apuesta por un esquema 4-3-3 antes que por un 4-2-3-1 o un 4-4-2, estos últimos con más posibilidades para los extremos.

Un extremo más en camino

El técnico grana ha utilizado en la teórica posición de Josema, en los partidos de más talla, a futbolistas como el propio Peque y Marcos Legaz, un delantero que puede jugar cerca de la banda. Pero además, el técnico de Churra también ha ocupado su posición con Andy Escudero, un futbolista de ataque que es polivalente y puede ocupar varias posiciones; además, ejecuta con eficacia las jugadas a balón parado. Para colmo, hasta el lateral derecho Álvaro Rodríguez, jugando con una defensa de tres centrales, puede hacer funciones de extremo, igual que Iván Pérez por la banda izquierda, donde ya ha ocupado esta demarcación. Y por si fuera poco, no es descartable que la dirección deportiva grana, para ocupar su última ficha libre, se haga con otro extremo (Josué Dorrio estaba muy cerca), lo que haría mucho mayor el número de alternativas al jugador muleño.

Por lo tanto, aunque es casi indiscutible que Josema es uno de los futbolistas con más calidad de la plantilla grana, no va a jugar por decreto con Adrián Hernández. El muleño tendrá competencia y deberá demostrar que el puesto de extremo derecho es suyo.

El Jerez, que ofrecía 800 euros a Simón, vuelve a la carga

Es el único futbolista que no tenía sitio en la primera plantilla grana que queda por salir. La alta ficha de Simón Ballester echó atrás a algunos de los clubes que se interesaron por este portero de 25 años, que tiene a sus espaldas 73 partidos. Uno de ellos fue el Jerez, que competirá en Tercera, que en el primer intento apenas ofreció al murciano 800 euros al mes y los gastos de casa, una oferta baja para Simón. Ahora, el equipo andaluz ha vuelto al ataque y en en breve se puede cerrar su marcha. Liberaría así una última ficha sénior para un fichaje más.

Más