Dorrio llega para aportar «trabajo y descaro»

Dorrio, ayer, en la Nueva Condomina. / Guillermo Carrión / AGM
Dorrio, ayer, en la Nueva Condomina. / Guillermo Carrión / AGM

S. CONESAMURCIA

Josué Dorrio saltó ayer por primera vez al césped de la Nueva Condomina en su presentación con el número 2 en la espalda. El extremo derecho bilbaíno, de 25 años, tuvo que elegir entre ese dorsal o el 12 al ser los únicos que quedaban disponibles en la primera plantilla del Real Murcia.

Dorrio, que la temporada pasada jugó en el Lorca FC en Tercera, se definió como «un jugador rápido, suelo jugar en banda y también me suelen meter por dentro. Puedo aportar mucho trabajo y descaro. Más allá de mis cualidades, que no me gusta destacarlas yo, mis ideas son que si no arriesgas no ganas y aunque falles hay que intentarlo».

Además, aseguró que no siente presión por jugar en un club como el Real Murcia: «En el Eibar me pasó algo parecido y no me lo tomé como presión, sino como un reto, desde pequeño he soñado con momentos así».