Fútbol | Real Murcia

Cinco minutos de desconexión arruinan el debut del Real Murcia

Manolo intenta robarlo el balón a Duarte./Agencia LOF
Manolo intenta robarlo el balón a Duarte. / Agencia LOF

El equipo de Adrián Hernández cae derrotado en el primer partido de Liga con un tanto desde el punto de penalti y otro precedido de un saque de banda tras adelantarse con un golazo de Juanma

SERGIO CONESA

El Real Murcia aprendió en su debut en Liga que los partidos duran noventa minutos y que de nada vale el trabajo realizado anteriormente si en apenas cinco dejas escapar una victoria que parecía cerca para el conjunto grana con el partido controlado. Un penalti absurdo de Kevin sobre el atacante local Seth acabó con el empate de Sergio González y el segundo tanto que supuso la derrota grana llegó precedido de un saque de banda en largo y un centro de Javi Pérez que nadie llegó a despejar en la defensa pimentonera y se coló en la portería. Una lección que el Real Murcia debe grabarse a fuego porque en la igualdad de la Segunda B, en la que pocos jugadores marcan diferencias, son los pequeños detalles los que deciden los partidos.

Adrián Hernández no sorprendió demasiado con la alineación para arrancar la temporada, de hecho repitió casi por completo el once que jugó el último partido preparatorio la semana pasada en Pinatar Arena contra el Villareal B. Chumbi e Iván Pérez, que se perdieron el amistoso por molestias físicas, fueron los únicos cambios en lugar de Álex Melgar y Marcos Legaz. Tanis, como se esperaba, ganó la batalla bajo palos a Lejárraga y no le tembló el pulso al técnico grana para apostar de inicio por Julio Algar junto a Edu Luna en el centro de la defensa, dejando a Armando en el banquillo. También apostó Adrián Hernández por el joven Alberto Rodríguez, que debutaba en la categoría y había dejado destellos de su calidad durante las pruebas veraniegas, en lugar de un segundo delantero como Víctor Curto u otro jugador joven pero con más experiencia como Marcos Legaz.

2 Cádiz B

Arco, Iván Robles, Saturday, Momo, Franco, Sergio González, Duarte, Víctor Morillo (Javi Pérez, min. 79), Sergio Pérez (Chapela, min. 61), Jordi Tur y Seth.

1 Real Murcia

Tanis Marcellán, Álvaro Rodríguez, Edu Luna, Julio Algar, Kevin, Manolo (Víctor Curto, min. 79), Juanma, Peque (Marcos Legaz, min. 64), Alberto Rodríguez, Iván Pérez (Juanra, min. 72) y Chumbi.

GOLES
0-1, min. 36, Juanma. 1-1, min. 77, Sergio González. 2-1, min. 83, Javi Pérez.
áRBITRO
Alberola Rojas, del comité castellano-manchego. Auxiliado por Barroso Galán y Muñoz Méndez. Mostró tarjeta amarilla al local Momo y al visitante Álvaro Rodríguez.
incidencias
Jornada 1 del Campeonato Nacional de Liga en el grupo IV en el campo de El Rosal. Terreno de juego en buenas condiciones.

El partido arrancó con el filial del Cádiz mejor plantado sobre el terreno de juego de El Rosal. El viento era el protagonista en los primeros compases del partido y el Murcia no acababa de plantarse bien en el campo en las primeras acciones, ante un equipo local que sin destacar o crear peligro parecía tener las cosas más claras. Poco a poco se fue estirando el cuadro visitante con detalles de Iván Pérez que demostraba que no le quemaba el balón en los pies y que tenía capacidad para encarar a los jugadores rivales, incluso con exceso de conducción en ocasiones. La gran baza del cuadro pimentonero era aprovecharse de que la dupla de centrales del Cádiz, formada por Saturday y Momo, dudaba cuando el Real Murcia se acercaba a la meta defendida por Arco.

El guión del partido tuvo un giro inesperado con un golazo de Juanma Bravo en el minuto 36. El canterano grana recogió un balón muerto en la frontal del área y le pegó con todas sus ganas para hacer el primer gol del curso y adelantar a su equipo. Imposible para el portero del filial del Cádiz, ya que el balón dio en el larguero antes de entrar a la portería. Un gran gol y que le daba al Real Murcia la tranquilidad que necesitaba para asentarse en el campo de El Rosal. A partir de ahí llegaron los minutos de dominio visitante con más claridad, pero sin poder culminar o crear demasiado peligro sobre la portería contraria y dejar el encuentro casi sentenciado con un segundo gol.

Tras el descanso el rumbo del encuentro no cambió demasiado. Incluso llegó la mejor ocasión para los pimentoneros en toda la segunda mitad, el balón le cayó dentro del área a Chumbi después de que Saturday se comiera el bote y el delantero aguileño mandó a las nubes la posibilidad de ampliar la ventaja en el marcador. Con el paso de los minutos Adrián Hernández metió a Marcos Legaz por Peque, que no tuvo casi protagonismo, buscando más verticalidad y presencia ofensiva para su equipo. No conseguía el Real Murcia pisar área contraria con peligro, pero tampoco se sentía agobiado o veía peligrar el marcador. El filial gaditano no ponía en apuros a Tanis, que vivía el partido como un espectador más, pero precisamente ahí estaba el peligro de ese resultado, cualquier acción aislada o despiste podía costar puntos al equipo grana.

El empate llegó en una jugada en la que Chapela, que entró en la segunda parte, llegó a la línea de fondo, la puso atrás y Kevin derribaba al atacante Seth con un penalti tan absurdo como claro. Sergio González fue el encargado de lanzar la pena máxima engañando al portero grana y poniendo el empate. El golpe para el Murcia fue duro porque veía cada vez más cerca la victoria cuando faltaba menos de un cuarto de hora para el final, pero lo peor estaba por llegar para los visitantes. El segundo tanto del Cádiz demostró que el equipo grana se fue totalmente del partido con el empate. En un centro de Javi Pérez tras un saque de banda en largo la defensa grana se quedó petrificada y el balón se coló dentro de la portería ante la inacción de la zaga y del portero del Real Murcia. Chapela intentó empujarla en la línea de gol, pero no era necesario porque el balón ya estaba dentro. El Murcia intentó en los minutos finales con Chumbi y Curto salvar un punto, pero ya era demasiado tarde y la desconexión costó tres puntos en el arranque de Liga.