A la caza de los abonados 'perdidos'

Imagen de la grada en el encuentro entre el Murcia y el Villarrobledo con parte de los asientos vacíos. / javier carrión / agm
Imagen de la grada en el encuentro entre el Murcia y el Villarrobledo con parte de los asientos vacíos. / javier carrión / agm

Tras la campaña de socios más exitosa, el Murcia estudia cómo atraerlos al campo para que ocupen su plaza

SERGIO CONESA

El duro trabajo durante el verano en las oficinas de Nueva Condomina para poner en marcha una de las campañas de abonos más importantes en la historia del club centenario ha tenido como resultado un éxito rotundo. En total, 10.877 aficionados del Real Murcia han retirado su carné para la presente temporada y han mostrado su apoyo al nuevo proyecto del conjunto grana en un curso tan delicado por la situación económica del equipo. Sin embargo, pese al éxito de la campaña, esas ganas de ayudar y de aportar su granito de arena para la salvación del equipo no se han trasladado de igual forma a los encuentros, ya que hay un importante número de abonados que apenas acuden a Nueva Condomina a ver en directo los partidos del equipo, a pesar de haber sacado su carné durante el verano.

La venta de comida y bebida antes de los partidos, además de entradas asequibles, entre las medidas previstas

El mejor ejemplo de ello son los datos de asistencia al campo que ha presentado el club murciano en los tres primeros partidos de Liga. Frente al Algeciras, en el estreno como local en la segunda jornada, se registró la mejor cifra con 6.563 espectadores. El mal inicio no ayudó al conjunto pimentonero y en el siguiente partido como local, contra el San Fernando, acudieron 5.501 aficionados. Ya en la última cita en casa, en la que el equipo de Adrián Hernández se midió al Villarrobledo tras ganar al Talavera, en la grada se superaron por poco los 6.000 espectadores, pues la cifra quedó en 6.134. Esos números reflejan que en total han pasado por Nueva Condomina 18.198 espectadores, a una media de 6.066 aficionados por encuentro. Una cifra que no está mal para la categoría, pero que llama la atención con casi 11.000 abonados que tienen la posibilidad de acudir al encuentro y que ya han pagado su carné. El número de abonados que acuden al campo no es tampoco la entrada total, es menor, porque hay que tener en cuenta que en esos partidos se vendieron unas 400 entradas por choque.

Las cifras

10.877
son los abonados que tiene el Real Murcia para la presente temporada.
6.066
aficionados es la media de asistencia que ha presentado Nueva Condomina en los primeros tres partidos.

La directiva del Real Murcia quiere que los aficionados acudan al estadio para dar un impulso a su equipo y fomentar que el ambiente en Nueva Condomina sea un punto extra para los futbolistas que dirige Adrián Hernández. Por ello llevan semanas estudiando posibles medidas que tomar para que los hinchas ocupen su localidad en el estadio. La primera de estas actividades puede tener lugar la próxima semana en la cita en la que el conjunto pimentonero se medirá al Talavera de la Reina en la Copa Federación.

«En septiembre tuvimos el temporal, pero es verdad que solo vinieron la mitad de los abonados»

Pasteles de carne

En el club grana plantean que ese día, ya que el partido se disputará por la noche al ser entre semana, se vendan pasteles de carne en los alrededores del estadio y bebida para que el público pueda acceder al campo después de cenar o que cuente con comida para recargar fuerzas en el descanso. Ese puede ser el estreno de esta serie de actividades con la intención de que tengan lugar en la mayoría de encuentros que se disputen en Nueva Condomina y con más relevancia en días importantes o con mayor afluencia de público como pueda ser frente al Cartagena.

Además, el encuentro contra el Talavera no tendrá coste alguno para los abonados y las entradas para el público en general tendrán precios populares. De hecho, en el estreno del estadio grana en esta competición la idea es que solo se abra la tribuna preferente y, si se llena, permitir el acceso al fondo sur. De esta manera pretenden en la directiva que no se disparen los costes en un partido que exige luz artificial al disputarse por la noche.

«Espero que el equipo coja una buena racha y la gente se anime», dice el consejero Álvaro Ruiz

«Vamos a ver lo que sucede en este mes de octubre en cuanto a asistencia al campo. Septiembre ha sido un mes movido entre las playas y el temporal, aunque es cierto que solo han ido la mitad de los abonados», indica el consejero grana Álvaro Ruiz. Sin embargo, Ruiz es positivo: «Si el equipo coge ahora una buena racha, espero que la gente empiece a animarse. Me doy con un canto en los dientes y aspiro a que cada fin de semana haya en Nueva Condomina siete u ocho mil espectadores». La temporada pasada el mejor dato de asistencia al estadio se produjo contra el Cartagena con 14.157 aficionados, con una importante presencia de público visitante, y el peor frente al Don Benito con apenas 3.785.

El nuevo nombre del estadio lucirá a final de mes

El Real Murcia sigue esperando para poder cambiar el nombre de Nueva Condomina por el ya conocido de Enrique Roca de Murcia, con el objetivo de ingresar una importante cantidad de dinero en las maltrechas arcas del club pimentonero. En principio se esperaba que a estas alturas pudiera estar ya realizado el cambio de denominación, pero en este momento el club grana está a la espera del permiso de obra menor por parte del Ayuntamiento para quitar el actual rótulo y poner el nuevo en la fachada principal.

Para el partido de este domingo frente al Mérida no habrá ningún cambio, pero la intención es que sí pueda estar solucionado este asunto en el siguiente choque en la Liga del Real Murcia frente al Atlético Sanluqueño, que se disputará el último fin de semana de octubre. No así la próxima semana, en la que el Murcia juega en la Copa Federación contra el Talavera.

Además, la intención es realizar antes de ese encuentro un acto para presentar el cambio de nombre, acordado en principio para cuatro años, para darle relevancia a este hecho. Una vez que Urbanismo conceda el permiso al club, será cuestión de la mayor o menor rapidez con la que el Real Murcia realice los trabajos necesarios para cambiar el rótulo y poner el nuevo nombre en el estadio.