Fútbol | Real Murcia

Álex Melgar, un goleador parapenaltis

Álex Melgar, ayer, con Lemmy Feise, tautador de la firma Malavida, ubicada en Beniaján. / nacho garcía / agm
Álex Melgar, ayer, con Lemmy Feise, tautador de la firma Malavida, ubicada en Beniaján. / nacho garcía / agm

Amante de los tatuajes y estudiante de Derecho, se ofreció voluntario para jugar dos partidos como portero en El Esparragal para suplir la lesión de dos de sus compañeros Apadrinado por Adrián Hernández, es un rayo de luz en el gris arranque del Real Murcia

José Otón
JOSÉ OTÓN

Tiene 22 años recién cumplidos y su presencia llama la atención por su 1,97 de altura. Aunque le gusta el baloncesto, el deporte que más le atrae es el fútbol. Pese a su juventud, tiene la cabeza bien amueblada: «Estudio Derecho, tengo que prepararme para el futuro, pero jugaría en el Real Murcia mucho tiempo. Estudiar un par de horas o tres al día me viene bien, sobre todo para desconectar. A mí las leyes me gustaban desde tercero de la ESO. En el vestuario hay más gente que estudia», dice.

Su padre le hizo socio del Murcia en el año 2003, cuando tenía 6 años, pero tuvo que dejar de ir con regularidad a La Condomina cuando comenzó a jugar todos los fines de semana por los campos de la Región. Es una persona sencilla, no se lo ha creído: «Mi padre es comercial y mi madre ama de casa. Mis amigos son los de siempre y me gusta vivir en Beniaján». Pero el pasado domingo hizo su primer gol con el Murcia, un trampolín de cara al futuro: «Fue una sensación muy buena. La afición aprieta mucho, nos ayuda y nos da la vida. Cuando marqué me hubiera gustado celebrarlo, pero no había tiempo. Fuimos corriendo a recoger el balón de la red porque íbamos perdiendo», recuerda el delantero grana, una de las pocas buenas noticias en el mal arranque liguero.

Álex Melgar llama la atención por su cuerpo y brazos tatuados, una seña de identidad: «Voy a terminarme el brazo derecho, pero también llevo tatuajes en los hombros y el cuello». Algunas figuras mitológicas, incluso se puede apreciar el rostro de Marlon Brando en 'El Padrino', «mi película favorita y la de mi abuelo». El estilo elegido para el brazo derecho es 'chicano', o sea, con tatuajes hasta los hombros. «Unas tienen significado y otras no. Empecé con 18 años, aunque en el vestuario Iván Pérez me gana».

«Adrián me hizo conocer mis virtudes y me cambió la mentalidad. Es un amigo fuera del césped y un líder que convence al vestuario»

El nuevo goleador grana pide paciencia tras el mal arranque: «En los equipos de Adrián Hernández los primeros compases son de adaptación. El año pasado también tardamos en arrancar en el Churra. La gente piensa que Adrián es solo un motivador, pero también te hace asimilar muchos conceptos tácticos. En noviembre y diciembre, con los conceptos asimilados, mejoraremos mucho. Se nota semana a semana».

Cruzarse con el entrenador de Churra cambió su vida: «Me ha ayudado a conocer mis virtudes, incluso algunas que yo no sabía que tenía. Y las que ya conocía me ha hecho potenciarlas más. Es un pedazo de entrenador. Cuando me decía que yo iba a conseguir ciertas cosas pensaba que estaba loco. Me cambió la mentalidad. Fuera del campo también me ayudó, allí es tu amigo, pero dentro es un líder que te convence».

En su carrera hay una anécdota que le acompaña y llama mucho la atención: «Estuve cuatro meses en El Esparragal, hace dos años, en Preferente. Yo era delantero pero tenía una fisura en el tobillo. Los porteros estaban lesionados. Quedaban dos jornadas para acabar la Liga y el entrenador pidió un voluntario para ponerse de portero. Yo estaba lesionado del tobillo y acepté el reto. En los dos partidos no encajé ni un gol y hasta paré un penalti frente al Racing Murcia. Ganamos ese partido por 1-0. Pero era malo, daba inseguridad», recuerda con una sonrisa.

Sus referentes

Melgar es un delantero que genera situaciones incómodas a los rivales gracias a su estatura y su poderío físico: «Te diría que mi referente en el campo es Diego Costa: un delantero rápido que pelea y va al espacio. Un futbolista que se asocia bien y que gana las disputas con los defensas. Pero en verdad mi jugador favorito actual es Luis Suárez. Históricamente, el que más me ha impresionado de todos los que he visto es Fernando Torres. No soy un goleador nato, pero genero cosas alrededor de mí de las que se puede beneficiar mi equipo».

«Mi referente en el campo es Diego Costa, aunque el delantero que más me ha impactado de todos los que he visto es Torres»

No quiere entrar a valorar las suplencias de Víctor Curto y Alberto Toril, otros delanteros de la primera plantilla. Al respecto, dice que «me limito a jugar, y si esta semana tengo que estar con el Imperial, no pasa nada. Es decisión del entrenador». Tiene fe ciega en su técnico: «Está tranquilo, sabemos que las cosas van a salir bien. Cuando hacemos lo que nos dice Adrián Hernández dominamos los partidos. Como pasó en algunos tramos frente al Córdoba, Algeciras y San Fernando».

Ya ha estrenado su cuenta goleadora, tras solo haber jugado 49 minutos: «Hace unos meses no pensaba que podría estar aquí, y menos jugando en un club tan importante como el Real Murcia. Estuve cerca de dejarme el fútbol hace dos años. Serrano, mi técnico en El Esparragal, me ayudó, y después llegó la llamada de Adrián para ir al Churra. Fue un año maravilloso. Creo que vamos a conseguir muchas cosas esta temporada y sueño con jugar muchos años en el Murcia».

Más