El 'adrianismo', una bandera firme tres meses después

Adrián Hernández, en un lance del derbi frente al UCAM que acabó con empate en el estadio La Condomina. / guillermo carrión / agm
Adrián Hernández, en un lance del derbi frente al UCAM que acabó con empate en el estadio La Condomina. / guillermo carrión / agm

El técnico grana, que llegó con dudas por su inexperiencia, ha reconducido al Murcia en un año difícil por los recortes

José Otón
JOSÉ OTÓN

El Real Murcia ha tomado impulso en las últimas semanas. Visitó Talavera de la Reina el pasado 22 de septiembre acuciado por el pobre bagaje de puntos obtenidos en las cuatro primeras jornadas (1 de 12) y además comenzó perdiendo el choq ue contra el cuadro castellano. Pero tras el empate de Josema en el minuto 27, tras aprovechar un error del portero local, el rumbo del Murca cambió por completo y ahora parece un equipo nuevo, con energía renovada, que ha espantado sus miedos.

Tras un arranque que hizo temer lo peor, el equipo ha levantado el vuelo amparado en su consistencia atrás

Desde entonces, el equipo grana no ha encajado ni un solo gol. Ni en los 73 minutos restantes contra el choque del equipo de Fran Alcoy, ni la semana siguiente contra el Villarrobledo, ni tampoco en el derbi del pasado domingo ante el UCAM. Ni siquiera pasó apuros en la primera ronda de la Copa Federación que le midió a domicilio al Vélez, equipo de Tercera que en su campo asusta.

Motivos del despegue del Murcia

-
Antes del partido en Talavera, en la cuarta jornada, había sumado 1 punto de 12. Tras aquel choque, ha logrado 7 de 9 y se ha clasificado para la segunda ronda de la Copa Federación.
1
Solvencia defensiva: el Murcia solo ha encajado 1 gol en los últimos 4 partidos. Ha sido clave el cambio de sistema y la aparición de los 3 centrales.
2
Atacantes en racha: Víctor Curto suma 2 goles y Melgar 3 entre Liga y Copa; Toril lleva dos y Chumbi y Josema uno.
3
Ha recuperado a los veteranos: ha mezclado en el once juventud y experiencia, y le funciona.

Como si de repente Adrián Hernández hubiera dado con la tecla, todos sus planes comenzaron a salir bien. De sumar 1 punto de 12 en las cuatro primeras jornadas, el equipo grana pasó a sumar 7 de 9 en las tres siguientes, lo que lo ha situado por encima de los puestos de descenso cuando llegó incluso a ser el colista del grupo.

La fiabilidad defensiva mostrada en las últimas semanas ha sido clave en la recuperación grana, una circunstancia a la que ha contribuido la defensa de tres centrales que se sacó el técnico de Churra de la manga y que selló las pérdidas de agua constantes atrás. Los dos laterales, Iván Pérez y Álvaro Rodríguez, han quedado más liberados a la hora de defender y ya no sufren como antes, ya que pueden irse al ataque sin estar tan atentos a su espalda. Antonio López y Armando son los principales bastiones, a quienes ha acompañado Edu Luna, que está escondiendo sus carencias y ha dejado ver sus cualidades. Ya no es el manojo de nervios de las primeras semanas.

Cosas a mejorar por Adrián

1
Deficitaria aportación de los extremos y los laterales en ataque.
2
Poco fruto en las jugadas a balón parado.
3
Escasa seguridad bajo los palos.

La mejoría en defensa ha coincidido con el despegue de los delanteros granas, que están en racha. Con Chumbi camino de reaparecer tras varias semanas en el dique seco (tiene un gol en su cuenta), Curto ha marcado dos goles, igual que Melgar, que anotó ante el San Fernando y el Villarrobledo en Liga. Toril también ha anotado un gol, aunque, al igual que Melgar, también ha visto puerta en la Copa Federación. La recuperación de Curto, Armando y Josema, tres veteranos que arrancaron el curso en el banquillo o en la grada, también ha influido para impulsar a un equipo en el que Adrián ha mezclado jugadores novatos con experimentados, pero que aún tiene cosas que pulir para estar más arriba.

Finalización y portería

Hay partidos que se le han escapado por la falta de definición y puntería dentro del área de los suyos. Por ejemplo, en el derbi contra el UCAM y el choque contra el Córdoba en El Arcángel el Murcia llegó en varias ocasiones al área rival, pero le faltó transformar el dominio en ocasiones de gol. Los extremos y laterales deben ser más incisivos y determinantes en los últimos metros, en los que se les apaga la luz.

También tiene que mejorar en las jugadas de estrategia, de las que apenas ha sacado rédito esta campaña, igual que debajo de los palos, donde ni Tanis Marcellán ni Lejárraga muestran la seguridad necesaria para un Murcia que ha despegado pero que aún debe seguir creciendo.

Una victoria en siete derbis, pobre bagaje grana ante el UCAM

Al Murcia no se le da bien jugar contra el UCAM. De las siete veces que se han visto las caras en la Liga granas y universitarios, solo en una los tres puntos han sido para el conjunto grana. Además, la victoria del Murcia llegó en la temporada 2015-16, en su primera visita a La Condomina como casa del UCAM. Aquel día, el 22 de noviembre de 2015, el Murcia ganó 1-2 gracias a un gol de Chavero. Esa misma temporada, el UCAM le devolvió el golpe venciendo en Nueva Condomina (0-1) el 14 de abril de 2016, una derrota que fue el principio del fin para el equipo de Aira en la lucha por el liderato.

Dos temporadas más tarde, tras la vuelta del UCAM a Segunda B después de disfrutar una campaña del fútbol profesional, los universitarios, entrenados por Planagumá, vencieron 1-2 en Nueva Condomina en la quinta jornada de la Liga. En la vuelta, Chrisantus empató para los granas al final del choque (1-1), mientras que el pasado año se saldó con dos victorias azulonas (2-1 y 0-1), lo que deja un balance para los granas de una victoria, dos empates y cuatro derrotas.

Más