Fútbol | Real Murcia

Francisco Tornel: «Adrián tiene toda nuestra confianza»

Francisco Tornel, en la explanada de la Nueva Condomina. / javier carrión / agm
Francisco Tornel, en la explanada de la Nueva Condomina. / javier carrión / agm

«El técnico cuenta con plenos poderes para hacer lo que crea que debe hacer; tiene toda la libertad para ser él mismo», dice el notario

José Otón
JOSÉ OTÓN

Francisco Tornel (Murcia, 7 de abril de 1961) es presidente del Real Murcia desde finales de julio, aunque fue varios meses antes cuando se puso al frente de un movimiento (lo hizo depositando 200.000 euros en la ampliación de capital) que ha conseguido salvar a la entidad grana de la desaparición. El grupo de trabajo liderado por este notario que ejerce en Elche ha sacado, en el poco tiempo que lleva en el club, un sobresaliente en gestión económica y administrativa, pero en materia deportiva todavía no han dado en el clavo y tienen al Murcia como colista del grupo IV tras cuatro jornadas.

-¿Cómo está viviendo este inicio tan desastroso del Real Murcia?

-Estoy tranquilo. Es algo no deseable, pero que podía ocurrir. Estamos calmados, es un proyecto a largo plazo, que vamos a afrontar con toda la tranquilidad del mundo.

-¿Se pone más nervioso desde que es presidente del club?

-No me pongo nervioso. Ha habido altibajos en estas cuatro jornadas que se han disputado; el equipo ha dado una de cal y otra de arena. No ha sido regular, pero yo confío en que cada vez sepa mejor lo que tiene que hacer y sea más regular.

-¿Esperaba ganar al San Fernando y dar por finalizada la mala racha?

-Fue duro porque no esperábamos que los resultados no nos acompañaran, pero entiendo que hay jugadores en el equipo que, aunque no son tan jóvenes, tienen poca experiencia. Hay que tener paciencia con ellos para que vayan cogiéndole el pulso a la categoría. Eso requiere un tiempo, pero cuanto antes llegue ese momento, mucho mejor.

«Le pido a los aficionados que no piten a nuestros jugadores; si lo hacen, que piten a la directiva»

-¿Este arranque ha mermado su confianza en Adrián Hernández?

-Yo sigo confiando en él y lo único que puedo decirle es que el Consejo también, que debe tener tranquilidad y seguir trabajando. No hay otra, es una apuesta que hemos hecho y un entrenador que encaja en nuestro proyecto. Es cuestión de que las cosas vayan saliendo.

-¿Cómo ve a los jugadores de la plantilla? ¿Lo están pasando mal?

-El aspecto psicológico de los jugadores me preocupa más que los propios resultados, pero forman un equipo que una vez que le tome el pulso a la Segunda B nos va a dar alegrías.

-Tras el partido ante el Córdoba en el Arcángel Adrián Hernández hizo unas duras declaraciones, asegurando que a partir de ese momento «iba a ser él». ¿Le gustó?

-Nos sorprendió porque nadie lo había cuestionado, ni se le ha presionado nunca. Él debe ser como es, que adopte las decisiones que tenga que adoptar. Tiene las manos libres. Confiamos en él plenamente.

-Dio a entender que había tenido que tragar con ciertas decisiones con las que no estaba de acuerdo.

-Adrián tiene plenos poderes por parte del Consejo de Administración. Esas declaraciones no las entiendo porque puede deducirse que estaba presionado. Y la verdad es que no está presionado por nadie. Estamos dejando trabajar a todos los técnicos, tanto a él como a la dirección deportiva. Nadie del Consejo de Administración se ha metido en su actuación, ni nos vamos a meter.

«El plantel lo hizo Algar con la connivencia de Adrián, incluido el fichaje del hijo del director deportivo»

-¿Participó Adrián Hernández en la configuración de la plantilla?

-La plantilla la hizo el director deportivo con la connivencia y aceptación por parte del entrenador. De hecho, cuando se ficha al hijo de Julio Algar, que para mí fue una decisión muy arriesgada, él lo aceptó. Yo hablé con él para que hiciera lo que tuviera que hacer y que fuera lo mejor para el Murcia y Adrián defendió su fichaje. Creemos que se ha hecho un equipo competitivo para cumplir con las exigencias del club.

«Un técnico no se va a tirar piedras contra su propio tejado. Tendrá sus razones, los ve a diario»

-¿Ha hablado últimamente con él?

-No. No lo he hecho porque no creo que sea necesario. No se le está cuestionando, ni para bien ni para mal. Está haciendo un buen trabajo, los jugadores están contentos con él. Igual que el resto del cuerpo técnico. Debe haber conexión entre ellos y así los resultados llegarán.

-¿Qué piensa de que no cuente con Armando y Víctor Curto?

-Creo que un entrenador nunca se va a tirar piedras contra su propio tejado. Desde fuera, pienso que cuanta más experiencia haya dentro del campo, mejor. Que la llegada de jugadores sin experiencia al primer equipo no debe ser tan brusca. Adrián Hernández tendrá sus razones; él está todos los días con ellos y sabe lo que se cuece. Tendrá motivos. Lo deseable sería que los veteranos tiraran del equipo y que los jóvenes se fueran adaptando.

«Yo no firmo nada, como nunca he firmado nada en ningún ámbito de mi vida; el Murcia es el Murcia»

-¿Peligra el entrenador?

-Ponerse nervioso ahora no tiene sentido. El Murcia, a ráfagas, ha tenido momentos de jugar muy bien. Con el trabajo que se está haciendo deberían llegar los resultados.

-¿Le da miedo que haya tiranteces entre Julio Algar y el técnico?

-Tienen que estar unidos, salvaguardar el proyecto en el plano deportivo. Son dos patas del mismo: un entrenador de la tierra con carisma que saque lo mejor de los jugadores y un director deportivo que busque los mejores jugadores para el Murcia.

-¿La plantilla es de 'playoff'?

-El Murcia es el Murcia, obviamente hay que exigirle lo máximo posible. Siguiendo los consejos del director deportivo y del entrenador se ha fichado a jugadores con calidad, aunque el presupuesto no sea tan alto como el del año pasado. Han decidido los profesionales y no hemos ido a la baja. El presupuesto es de la zona media-alta en el grupo IV. Se ha fichado a grandes jugadores dentro de la categoría. Tienen que madurar y aprender el otro fútbol para que lleguen los resultados.

-El conformismo es peligroso, ¿se ha acostumbrado el Murcia a estar en la zona baja de la tabla?

-No vale conformarse con estar abajo, la exigencia en el Murcia es máxima. Hemos intentado hacer un equipo competitivo para estar arriba. Le pido a los aficionados que apoyen a los jugadores hasta las últimas consecuencias y que, si tienen que pitar, que piten al Consejo de Administración. No hay problema.

-¿Tras este penoso arranque de Liga, firma la permanencia?

-Yo no firmo nada, yo aspiro a lo máximo, como he hecho en todos los ámbitos de mi vida. Y en el Real Murcia igual, habrá que sacar la casta necesaria y llegar a lo más alto.

-¿Los malos momentos pueden mermar su empeño de salvar al club?

-Los resultados no minan mi confianza, tengo las cosas muy claras. La hoja de ruta es la adecuada y con paciencia y trabajo todo se puede conseguir y salir adelante.

Más