Timadoras, pokémon y vaqueros

Captura de 'Detective Pikachu'.

CARLOS MARTÍNEZ

No sé si los exhibidores cinematográficos de nuestro país tienen un sentido de la ironía mucho más fino del que pensamos. Yo creo que es un chiste muy elaborado que en el comienzo de una nueva campaña electoral estrenen una película titulada 'Timadoras compulsivas' (igual soy yo y me lo tengo que hacer mirar).

Las películas de timadores siempre han funcionado muy bien en el cine ('En bandeja de plata (1966), 'Nueve reinas' (2000), 'El golpe' (1973), 'Los seductores' (2010) y unas cuantas más), así que una y otra vez reincidan, casi siempre desde la perspectiva de la comedia y muchas veces peleando por la conversión al bien de sus protagonistas.

Estas películas se basan en gran medida en el trabajo de sus actores, en esta ocasión dos comediantas famosas, Anne Hathaway y Rebel Wilson, que hacen de pareja desigual, una de ellas sofisticada y la otra más vulgar que 'Supervivientes', para provocar las risas por contraste (sin conseguirlo). Por suerte te avisan de que sus autores perpetraron 'Dando la nota' (2012), así que si te metes al cine a verla no puedes quejarte.

'De la India a París en un armario de Ikea' es título de episodio de 'La que se avecina', pero oculta una película de humor tierno sobre un chico indio que decide cumplir el sueño nunca realizado de su madre de ir a París, aunque sea convertida en ceniza.

Desde esa simple premisa se construye toda una historia fantasiosa estilo 'El millonario' (1954), en el que él descubre Europa de la mejor manera posible, haciendo una pequeña vuelta al viejo continente en pocos días. Los muy fans de 'Slumdog Millionaire' (2008) quizás tengan un pequeño chute, pero no pasará de ahí.

De entre la morralla de este viernes quizás encontremos algo parecido a una sirena en 'Los hermanos Sisters'. Una película del oeste, con el estilo crepuscular que tanto gusta desde 'Sin perdón' (1992). Sus protagonistas son Joaquin Phoenix y John C. Reilly, una pareja de hermanos que se dedican a asesinar a sueldo en plena fiebre del oro.

No creáis que os sentaréis en la butaca y contemplaréis placidos lo que suceda. El filme sabe ponerte incomodo ante tanta violencia, e incluso logra que te sientas culpable si en algún momento empatizas con estos dos hermanos Caín.

Para terminar este panorama post apocalíptico (luego se preguntarán porque la industria del videojuego dobla en facturación a la del cine, 1.530 millones), se estrena 'Pokémon: detective Picachu', que excepto para mi amigo Andrés, que es un tifosi de estos bichos, no tiene demasiado interés.

Ya sabéis que los pokémon son unos seres que nacieron como juego infantil, que con sus evoluciones (como algunos políticos tránsfugas) hicieron las delicias de niños convertidos ahora en jóvenes adultos, y que los productores esperan que llenen las taquillas. Aquí el chico protagonista se ayuda de Pikachu (un Bob Esponja con dos neuronas) para resolver un crimen. Os aseguro que es mejor ver en bucle «los anuncios gratuitos de los partidos políticos que se emiten en cumplimiento de la normativa electoral vigente».

Si sois del Barça pensar que la semana que viene no puede ser peor. Y si simplemente estáis aburridos de la política, pensar que sólo quedan diecisiete días. Que tengáis una semana de cine.

Títulos de crédito

Estamos en elecciones (otra vez), así que con la oportunidad que me caracteriza aquí van unas cuantas recomendaciones de películas. Casi todas son de Estados Unidos, pero no por una querencia especial mía, sino porque son los que más y mejor lo han reflejado en su show business de siempre, recientes ejemplos televisivos son 'El Ala Oeste de la Casa Blanca' o 'House of Cards'.

Para aprender cómo funciona la política americana nada mejor que ver la didáctica 'Tempestad sobre Washington' (1963) o la idealista 'El Presidente y Miss Wade' (1995) con los diálogos más rápidos desde las screwball comedy. Los españoles nos hemos decantado más por la parte de la trastienda de la política en 'El Diputado' (1978), por lo menos hasta que llegó la corrupción y su magnífico relato con 'El Reino' (2018).

Pero para los descreídos de la política, aquí va una lista sin filtro: 'La cordillera' (2017), 'Los idus de marzo' (2011), 'El vicio del poder' (2018), 'El candidato' (1972). Feliz campaña a todos.

Temas

Cine