Stephen King regresa para aterrorizar la taquilla

BORJA CRESPO

La decisión de dividir la adaptación de 'It', uno de los libros de referencia del maestro Stephen King, en dos tandas, ha sido una excelente maniobra. El material de partida ya se prestaba a una posible división en dos partes, al contar con un salto en el tiempo de casi tres décadas con los mismos protagonistas. Si la entrega inicial presentaba a un grupo de chavales a las puertas de la pubertad enfrentándose a una amenaza sobrenatural, esta vez los personajes han crecido y sus vidas vuelven a sufrir un vuelco cuando aquel ser demoniaco que creían muerto vuelve a las andadas.

Pennywise, el payaso monstruoso, gran estrella de la función, regresa vengativo para acabar lo que empezó. Andy Muschietti, que se dio a conocer con el cortometraje 'Mamá', extendido posteriormente al formato largo con el apadrinamiento de Guillermo del Toro, vuelve a firmar la dirección de un producto pensado para el gran público que entiende el horror cinematográfico como una sucesión de sustos tan manidos como efectivos.

'IT: CAPÍTULO 2'TERROR

Director:
Andy Muschietti.
Reparto:
Jessica Chastain, James McAvoy.
Duración:
165 min.

'It', que ya tuvo una primera versión audiovisual televisiva con el inefable Tim Curry como Pennywise, recaudó más de 700 millones de dólares en su primer lanzamiento. La segunda entrega, que no secuela, puede batir tan suculenta cifra.

De hecho, se aviva la llama de la diversión apostando por un imaginativo despliegue visual tan deslavazado como bien desaforado. No hay orden ni concierto desde el punto de vista narrativo en algunos pasajes de la propuesta, pero, dada la naturaleza de la película, el festival de pánico y suspense no cesa. Su metraje es excesivo, 165 minutos, como si así doliese menos el precio de la entrada.

Temas

Cine