Sebastián López: «Hacemos una cocina viajera, ancestral y saludable»

El chef Sebastián López ofrece a uno de los participantes un pequeño vaso de leche de coco fermentada./ nacho garcía / agm
El chef Sebastián López ofrece a uno de los participantes un pequeño vaso de leche de coco fermentada. / nacho garcía / agm

Rosa Martínez
ROSA MARTÍNEZ

La cocina que Sebastián López y Javier Fernández presentaron durante su taller 'Etnicook' en la última jornada de Murcia Gastronómica resultó ser una sorprendente travesía a través de un torrente de sabores a la que se sumaron tan solo unos pocos comensales. Junto a la 'mesa de trabajo' del chef colombiano, afincado en Murcia desde hace 17 años, y responsable del Club Gastronómico Drama, los participantes en esta actividad pudieron contemplar y catar de forma privilegiada cada uno de los platos elaborados por estos dos cocineros.

La propuesta era una fusión de recetas a la búsqueda, siempre, del origen de cada producto. Así, expusieron al público ejemplos de cocina chifa, de origen chino y creación latinoamericana, o nikkei, procedente de Japón pero elaborada por peruanos.

Nikkei, explicó López, quien el domingo intervino en el aula de ponencias junto a su socio Juan Vidal, también responsable de Drama, se les llama a las personas que cocinan fuera de su país. Con esta base, López presentó a los asistentes varias recetas que realizó in situ.

La primera, unas vieiras curadas con salmuera y aderezadas con leche de coco fermentada, salmuera de naranja y distintas raíces aromáticas, abrió el apetito y el interés de los participantes.

En la segunda, López preparó un salmón curado con carbón vegetal y sal, a modo de semisalazón, que cortó en pequeños trocitos a los que añadió cebollinos curados con un consomé de capón murciano aromatizado con jazmín, rosas, espino amarillo y té verde; el plato, confesaron López y Fernández, del que «más orgullosos estamos». La razón se la dieron los comensales: «Está buenísimo».

El taller siguió con otra receta de pescado, en este caso un pez limón curado con distintas pieles de cítricos, y acompañado de salmuera de naranja al natural destinada «a contrarrestar la grasa y la salinidad del alimento», y un ají picante fermentado con agua.

«La cocina que nosotros hacemos -definió López, quien de cada una de sus escapadas recoge un producto distinto- es una cocina viajera y ancestral», así como «una cocina saludable». Un ceviche con salmueras y un tamal de cordero estofado fueron los platos restantes de los que se compuso el taller.

 

Fotos

Vídeos