Sábado de estrellas en el Warm Up

Noel Gallagher/
Noel Gallagher

Cuando se cumplen 10 años de la separación de Oasis, el astro Noel Gallagher viene a Murcia al frente de sus High Flying Birds

JAM ALBARRACÍN

Ahora que se cumplen 10 años de su separación, ahora que Liam Gallagher ha pedido públicamente a su hermano la reestructuración de Oasis, ahora que el paso del tiempo ha hecho olvidar que no todo fue gloria en sus discos, ahora es cuando viene a Murcia el astro Noel Gallagher, al frente de sus High Flying Birds.

Tener un pasado lustroso mola, tenerlo excesivamente brillante puede hasta llegar a resultar incómodo. Esto es lo que le ocurre a Noel Thomas David Gallagher, el gran protagonista -siempre a priori- de la presente edición del festival Warm Up. Oasis no solo fue el grupo líder del brit-pop de los noventa, con permiso de Blur, sino también uno de los más grandes que haya dado nunca el rock británico. Lo tenían todo: dos grandes cantantes (Liam y Noel), dos notables compositores (Noel y Liam), una imagen atractiva de chicos (no tan) malos, una mezcla ganadora de ternura ultramelódica y guitarras airadas, una irresistible épica reverberada y ese toque de arrogancia deslenguada que tanto gusta en el Imperio Británico. Hemos sido los reyes del mundo y podemos volver a serlo.

¿Había para tanto? Pues según se mire, pero lo cierto es que durante la década de los noventa fueron los amos. Vendieron más de 100 millones de discos, acapararon todas las portadas -no solo las musicales-, se erigieron en la personificación del orgullo inglés y dejaron al menos dos álbumes ('Definitely Maybe' -un título glorioso- y '(What's the story) Morning glory?') y una docena de singles para la historia. Después fueron dejando destellos de grandeza en su descenso progresivo y, cuatro álbumes más tarde y justo cuando se disponían a tocar en el festival Rock en Seine, el 28 de agosto de 2009, Noel Gallagher se largó de los camerinos para nunca volver. Un año más tarde regresaría a la arena musical al frente de High Flying Birds, pero su vuelo ya nunca fue tan elevado. Huelga decir que el de Liam tampoco.

Tras dos álbumes relajados y, hay que decirlo, claramente mejorables ('Noel Gallagher's High Flying Birds' en 2011 y 'Chasing yesterday' en 2015), el gran compositor oprimido por su pasado decidió precisamente recurrir a él y así en 2017 llegó su hasta la fecha último largo, un 'Who built the Moon? que eleva el listón cualitativo de manera considerable, retomando parte de la energía de sus inicios y también formas y estructuras melódicas que recuerdan a su glorioso ayer. Si con intentos nuevos no lo consigo volvamos a lo que hice ayer, debió pensar el compositor, guitarrista y cantante de Mánchester. Y en ese retorno a la alta energía, a las canciones más ruidosas y envueltas en un cierto halo de psicodelia, en esa mirada atrás ya sin ira, volvió a reaparecer el autor de algunas de las piezas más recordadas de los noventa.

Lo que ofrezca en su directo en Murcia habrá que valorarlo a posteriori, pero el asunto pinta prometedor. Y no conviene olvidar que frente a nosotros tendremos a uno de los compositores más destacados del indie rock británico de las últimas décadas. Alguien que arrebató la medalla de oro al rock americano merece un gesto de complicidad.

Noel Gallagher

Cuándo
Sábado a las 22.40 horas.
Dónde
Escenario Estrella de Levante

El corazón del ángel

En 1987 Alan Parker nos llevó hasta el averno jugando con los opuestos. Pero el corazón de este otro ángel de nombre Alondra Bentley, murciana nacida en Lancaster y residente en Madrid, prefiere trasladarnos hasta el mismo edén del pop sin dejar de manejar los contrastes. Lo hace de modo tan sutil y elegante, envuelta en delicada dulzura, que ni cuenta nos damos. Pero en lo que todos hemos coincidido, su paso del folk británico al pop electrónico, se nos ha olvidado mirar al corazón, acaso embelesados por la piel. Y ahí sigue latiendo el folk. 'Solar System' lo prueba, pero las joyas deslumbran.

Alondra Bentley

Cuándo
Sábado a las 18.10 horas.
Dónde
Escenario Warm

La patada de De Jong a Xabi

A Crudo Pimento hay que verlos al menos una vez en la vida. Raúl Frutos e Inma Gómez construyen sus propios instrumentos, lo que les confiere una sonoridad única. Pero es su manera de entender la música lo que los hace irrepetibles. No esperen sonidos amables ni nada que se acerque al buenrollismo en boga. Y aunque su cuarto álbum, el recién lanzado 'Pantame', sea su disco menos árido («queríamos hacer un disco de música popular, canciones que se puedan cantar»), para el 90% de la convocatoria del festival sería su disco más arriesgado, arisco y radical. La apuesta se confirma cuando además afirman que «aunque las canciones armónicamente son las mismas, en directo nos sale una vena más punk». Si hubiera que definir a los murcianos con una imagen -que no hay por qué, pero mola-, esta sería la patada de De Jong a Xabi Alonso en el 'Mundial de Iniesta'.

En 'Pantame' hay menos ritual vudú y más melodía, menos Cuba y Jamaica y más acercamiento al flamenco, menos blues del pantano y más guiños al hip hop. Pero son Crudo Pimento y no encajan ni con photoshop en una fiesta guapa de anuncio de cerveza. Su música araña, rasga, incluso puede llegar a amedrentar. Deja moratones emocionales. Por eso mola, porque toca en lo profundo y también en la superficie, pero es solo música y no una ley o una religión. No hace falta afiliarse o renovar el carnet, solo dejarse llevar y vivir una experiencia tan intensa como pocas bandas pueden hoy ofrecer. Una vez en la vida, al menos.

Crudo Pimento

Cuándo
Sábado a las 21.15 horas.
Dónde
Escenario Up

Música vital

«Creo que en nuestra música existe un componente de honestidad que para algunos públicos puede no ser atractivo, porque no forma parte de su código estético, pero también hay cierto público, quizá no muy abundante pero sí muy fiel, que aprecia esa manera más honesta de hacer música, un poco más alejada de artificios y muy centrada en la emoción y en que las canciones sean relevantes en nuestras vidas». Juanma Latorre explica para 'La Verdad' los motivos que llevaron a Vetusta Morla a iniciar todo un proceso de reinvención, casi de refundación, de una banda que desde hace años no ha dejado de liderar el panorama de la música independiente en nuestro país. Después de un disco -y su subsiguiente extensa gira- como 'La deriva', el mejor trabajo del grupo al menos hasta ese momento, la sensación de incomodidad pese al éxito, de necesidad de buscar nuevos modos expresivos, hizo que la banda se alejara de esa inercia que suele llevar al estancamiento. «Ha sido fundamental. Nos proporciona incomodidad, como dices, pero ese inconformismo es lo que nos ha hecho avanzar siempre. Pero desde que imprimíamos nuestros carteles y salíamos a la calle a pegarlos por Madrid, eh. Forma parte de nuestra idiosincrasia colectiva y es algo que nos define», continúa Latorre, quien con respecto al éxito y el reconocimiento sostiene que «nuestro objetivo en ese sentido está más que cumplido desde hace mucho, todo lo demás es un extra».

'Mismo sitio, distinto lugar' es el título elegido para su última colección de canciones. Un disco que, como en anteriores ocasiones, revela una implicación de los músicos con su música que llega hasta sus últimas consecuencias. ¿Realmente es necesario semejante grado de implicación? «No lo es, pero no sabemos hacerlo de otra manera. Hay mucha gente que puede hacer música sin una implicación tan intensa, pero en nuestro caso no entendemos hacer las cosas de otro modo», concluye el guitarrista y teclista de Vetusta Morla. El suyo será el concierto nacional más esperado y uno de los más populosos del Warm Up 2019.

Vetusta Morla

Cuándo
Sábado a las 01.00 horas.
Dónde
Escenario Estrella de Levante

Pop no-stars

El desaparecido líder de Nirvana, a quienes telonearon en su gira europea de 1991 que pasó por España, dijo que eran el mejor grupo del mundo y Liam Gallagher afirmó que eran el segundo mejor -tras Oasis, arrogancia obliga-, mientras que el portal Allmusic los define como «eternamente infravalorados y con maravillosas melodías». Pero la música pop es así: no solo se valoran las canciones sino también la actitud, la estética, el compromiso. Y los escoceses Teenage Fanclub llevan casi 30 años haciendo simplemente magníficas canciones pop, con preciosas armonías vocales que pueden recordar a The Byrds y guitarras no siempre rugientes que a veces muestran su deuda con Neil Young.

Todo para lograr un sonido propio mucho más influyente que influido. Cuando vio la luz su segundo álbum, 'Bandwagonesque' (1991), con sus guitarras rugientes y sus disonancias sobre las que se filtraba la bruma de unas armonías vocales tan tiernas y melancólicas como el mismo amor, pareció que disputarían el cetro mundial. El triunvirato Norman Blake, Raymond McGinley y Gerard Love -todos repartiéndose la autoría de las canciones, así como la faceta de cantante solista siempre arropado por el resto- se vio insuperable. Sus dos siguientes álbumes, 'Thirteen' (1993) y el espectacular 'Grand Prix' (1995) confirmaron su categoría, mas también su otra realidad: la falta de ambición comercial, así como la constatación de que sus letras nunca se acercaron al nivel de la música, hasta el punto de parecer solo una escusa fonética para ensamblar sus melodías.

Desde entonces han seguido haciendo discos de canciones notables, el último de ellos 'Hear' (2016), si bien recientemente han lanzado una nueva canción que avanza lo que será su próximo álbum, 'Everything is falling apart'. En noviembre Gerard Love decidió abandonar la banda, sustituido por Euros Child (Gorky's Zygotic Mynci).

Teenage Fanclub

Cuándo
Sábado a las 20.30 horas.
Dónde
Escenario Estrella de Levante

Indie-verbena sin prejuicios

«Si cuando empezábamos en esto nos llegan a poner la música que hacemos ahora hubiéramos pensado que era una mierda». Así están las cosas y así se las toman los componentes de Novedades Carminha, el grupo compostelano que ha encontrado en el sentido del humor inteligente a su gran aliado y que en unos años, los que van desde 2016 ('Campeones del mundo') hasta 2019 ('Ultraligero'), han dado un consistente paso adelante en cuanto a popularidad. También en cuanto a evolución, canciones y en cuanto a un estilo que ellos han logrado propio sin una premisa definida, más allá de que sea divertido y bailable. ¿Del punk y el garage de sus inicios a la cumbia y la verbena actual? Ya en el primer avance de este último disco, lanzado hace más de un año, mostraban una audacia que parecía corroborar, ampliado, lo adelantado en su largo anterior. «Y aunque te gusten Los Planetas / como a todos los puretas / yo te quiero igual». ¡Un grupo español capaz de lanzarle un (simpático) 'beef' al grupo más intocable del indie patrio! Pues sí, pero 'Te quiero igual' solo iba a ser el primer golpe de un disco que ha ido llegando poco a poco hasta su edición definitiva ya este mismo año. Y un disco en el que hay rastros de dub, rumba, soul-funk, cumbia, música disco, hip-hop espacial, bolerillo... Y retranca gallega. ¿Indie-verbena? Bueno, vale.

Novedades Carminha

Cuándo
Sábado a las 21.35 horas.
Dónde
Escenario Warm

Zapatilla de marca

Un concierto destaca por encima del resto en el programa de electrónica de baile del Warm Up 2019, el del compositor, productor, remezclador, DJ, teclista y vocalista canadiense Tiga. Ya estuvo en el SOS 4.8 en 2011 dejando constancia de que se puede hacer techno inteligente y de alta calidad sin dejar de ser divertido y rotundamente bailable. Zapatilla, sí, pero de marca. Tiga juega con las secuencias y con las frecuencias, con los cambios de ritmo e intensidad, interfiere y modifica continuamente unos temas que ofrecen una sensación multidimensional. Nada que ver con el tan habitual bombo-a-piñón y cualquier cosa encima: lo del de Montreal es electro y techno-house con mayúsculas, un laboratorio sonoro cualitativo y ultrasensorial, música para bailar y volar. Hedonismo y sofisticación.

Aficionado al fútbol y seguidor del FC Barcelona, Tiga Sontag ha declarado en alguna ocasión su buena relación con sus fans españoles. «Mis sets se reciben muy bien en vuestro país, el público español es genial. Os gusta mucho el electro y la parte drama del techno, supongo que es porque los españoles estáis muy acostumbrados a la fiesta y la sabéis disfrutar. Lo cierto es que estoy encantado de actuar allí».

Tiga

Cuándo
Sábado a las 03.45 horas.
Dónde
Escenario Estrella de Levante

Love is indie air

Arropado en directo por una solvente banda en la que destaca el guitarrista valenciano Paco Tamarit, La Casa Azul es el proyecto personal de Guille Milkyway. Barcelonés de gran talento y sensibilidad extrema, a lo que hay que sumar una vastísima cultura musical especializada en el pop de los 60 y 70, ya desde sus primeras maquetas de 1999 se convirtió en una suerte de icono underground.

Seis álbumes más tarde, indies y mainstream saludan por igual la irresistible propuesta pop de La Casa Azul -curiosidad: toman su nombre de una canción del yeclano Parade-, plasmada en unas canciones que invitan al baile y que rebosan chispeante felicidad acústica sobre unas letras en las que prima la melancolía. Su último largo es 'La Gran Esfera' (2019).

La Casa Azul

Cuándo
Sábado a las 23.55 horas.
Dónde
Escenario Warm