Jose Filemón: «El rock siempre nos mantendrá jóvenes, es una forma de vida»

Jose Filemón/CHARLIE BALIBREA
Jose Filemón / CHARLIE BALIBREA

El 'rockautor' murciano presenta en La Yesería su tercer álbum, un 'A pesar de este calor' de filiación americana y destino castellano

J. ALBARRACÍN

Jose Filemón es un músico murciano que toca bien (la guitarra), canta bien y escribe bonitas canciones rock pop de filiación americana y destino castellano, idioma en el que completa unas letras interesantes. Y es también un artista que no va a gozar de los loores del éxito comercial. Escribo esto último con la esperanza de que se cumpla la 'maldición del comentarista' y anote así el gol que le lleve a la zona alta del reconocimiento popular, aunque sinceramente no parece probable. Filemón acaba de publicar el que es su tercer álbum, 'A pesar de este calor', disco que presenta hoy sábado en La Yesería. Pedimos dos cañas. Con marinera, claro.

José Filemón.

Cuándo
Sábado a las 22.00 horas.
Dónde:
Pub La Yesería, Murcia.
Cuánto:
6 €.

-Tercer álbum ya, 'A pesar de este calor' (Perdición, 2018). ¿Cuáles son las principales motivaciones que encuentra Jose Filemón para seguir publicando discos en la época del 'streaming'?

-Esa es la pregunta del millón, a veces ni yo lo sé [ríe], pero claramente se trata del hecho de seguir haciendo temas como una expresión propia, mi propia voz. En muchas ocasiones las letras hablan de mí o de mi entorno más cercano.

-Veo que hay colaboraciones de Quino Lucas, de Miguel Bañón, de Lucas Albaladejo... Buenos músicos y amigos; se ha acompañado bien.

-Sí, tengo la suerte de descolgar el teléfono y contar con ellos. Miguel ha hecho la mezcla y el mastering, además de aportar ideas de producción. Por su cercanía y profesionalidad es la persona idónea para mí. También ha grabado teclados Paco Patillas, son todos impresionantes. La banda base para la grabación ha corrido a cargo de Roger Maccari al bajo y Vicente Conesa a la batería, aunque en directo la batería la va a tocar Noni Gutiérrez, otro 'crack'.

-Sus canciones siguen manteniendo un tono positivo. Se habla más de buscar y de disfrutar que de momentos difíciles o de lamentos. Supongo que es su forma de afrontar la vida.

-Es curioso porque he tenido momentos a nivel físico que no me han acompañado en los últimos tiempos -aunque ahora estoy mucho mejor- y este tipo de cosas te hacen no ser muy positivo, que digamos. Pero ciertamente creo que tristezas y malos rollos siempre tenemos en esta vida, por tanto prefiero hacer algo más optimista y que divierta a quien escuche las canciones, que no se aburra.

El rock nos mantendrá

-Además de músico, es diseñador y fotógrafo -suya es la portada del disco de Tarque, por ejemplo-. ¿Qué faceta le resulta más satisfactoria?

-Si te digo la verdad, me gustan las dos, pero la fotografía es un mundo interesantísimo que cada vez me aporta más, me llena mucho a nivel creativo.

-En 'La estufa que encendimos' habla de su hijo Mario, inmortalizado desde su nacimiento en la canción del mismo título de M Clan. Debe tener ya 15 años; nos hacen mayores. ¿Cómo lleva eso de la madurez?

-En realidad el tema habla de mi casa y de mi familia (Marisa y Mario), incluso de mi perro y de mi gato [ríe]. Mario tiene 16 años y se ha convertido en un chaval muy cabal, a veces lo miro sin que se dé cuenta y caigo en que nos hacemos mayores, espero que eso no nos haga madurar demasiado. Pero el rock siempre nos mantendrá jóvenes. Es una forma de vida.

-¿Cree que el rock le sigue interesando a la gente joven o es algo condenado a generaciones pasadas que ya no cumplen los 40?

-Interesa a jóvenes pero de una forma minoritaria, creo que eso es una realidad, aunque es algo tan brutal que dudo que alguna vez llegue a desaparecer. Nuestro público por supuesto supera los 30 o 40 años.

-¿Hay intención de hacer una gira de presentaciones?

-Vamos a intentar tocar todo lo posible, esa es la idea, aunque no resultará sencillo. De momento, como sabes, presentamos el disco este sábado en La Yesería y haremos algunas cosas más que iremos anunciando. Hay un artículo muy bueno de Paco Ortega en 'El País', 'La paradoja de ser músico en 2018', que explica muy bien la situación de la música y los músicos en los tiempos que corren. Recomiendo su lectura.

-Mi favorita del disco, a día de hoy, quizá sea 'Soñando sin almohada'.

-Es un tema que habla de mi generación, de los amigos cuando éramos 'heavies' e inexpertos en los 80, de cuando estábamos en la puerta del Instituto del Carmen, allí sentados solo pensando en tocar, en oír música, en beber litros y sin un duro en el bolsillo. Esa canción me cuesta un poco tocarla porque realmente me emociona.

-¿Le resulta complicado hacer canciones? Hasta 11 hay en 'A pesar de este calor'.

-Es una buena pregunta. Lo más complicado para mí es hacer las letras, que no suenen tópicas, que tengan frescura, y para eso hay que darles muchas vueltas. En mi caso lo de la música es más resolutivo, desde un par de acordes, con trabajo, se puede idear una buena canción. Si haces once temas, el trabajo hay que hacerlo... once veces. Yo creo que no mucha gente es consciente del esfuerzo que esto conlleva. Pero si lo hacemos por algo será.

 

Fotos

Vídeos