Arco: «Nunca me quejo porque hago lo que me mola»

Arco./promocional/sonde3
Arco. / promocional/sonde3

«Escribir una canción no me resulta difícil, solo hay que sacar lo que llevas dentro», afirma el cantante y compositor granadino, que actúa esta noche en la Sala REM

JAM ALBARRACÍN

Tres eran tres y los tres fueron buenos. Y es que ese es el tiempo que el cantante y compositor granadino Antonio Arco lleva actuando y grabando con su propio nombre -o mejor, con su apellido: Arco-, tras una larga temporada y siete elepés al frente de El Puchero del Hortelano. Es lo que tiene la madurez: de pronto sintió la necesidad de expresarse desde postulados más autobiográficos, más íntimos y confesionales, y ni pensó en posibles riesgos. La jugada salió bien y así 'Abril' (2018) ratifica de manera aumentada lo ya mostrado en su debut en solitario, 'Uno' (2016). Canciones en las que el amor no se lamenta, sino que se disfruta. Sin grandes artificios, narrando historias con sentimiento propio, de una manera casi más cercana a los modos del cantautor. Esta noche actúa en Murcia. Procede la conversación telefónica.

Arco

Cuándo
Viernes 15, a las 23.00 horas.
Dónde
Sala REM.
Cuánto
14 €.

-Está en la segunda parte de la gira de 'Abril'. ¿Qué vendrá después?

-Queremos acabar la gira en España en otoño, después queremos hacer Latinoamérica en noviembre y después entrar a grabar mi próximo disco, en el cual ya estoy trabajando.

-Han pasado tres años y dos discos y todo ha ido sobre ruedas. Cuando decidió iniciar su carrera en solitario, ¿tenía claro que iría OK?

-Sí, la verdad es que miedo no tenía, podía más la ilusión. Y afortunadamente todo ha ido muy bien, tres años que son muy bonitos para mí. Sí es cierto que cuando ahora miro atrás y veo cómo me lancé, que fue por necesidad creativa y sin pensármelo dos veces, sí entra un poco de vértigo. Son jugadas de la mente, que parece que si no tienes miedo no está contenta.

-'Abril' es el álbum más autobiográfico de su carrera. ¿Le costó más escribir las letras, por tanto?

-Es un proceso que empiezo con 'Uno' y que culmino con 'Abril' y, como bien dices, es totalmente autobiográfico. Es un proceso vital, en el que empiezo a desnudarme más delante de mi gente, a quitarme esa coraza que todos llevamos a veces a modo de escudo. Y eso se empieza a reflejar en las canciones, que hablan de repente de mi vida de una forma mucho más interior y a la vez abierta que antes, cuando solía recurrir a personajes, adoptar papeles a la hora de escribir.

Todo lo que necesitas...

-«Más allá de todo, el amor es lo que te llevas de esta vida» ('El amor'). ¿También es importante escribir las canciones por amor o el oficio ayuda?

-Siempre es mejor, está claro. Escribir una canción es una cosa que para mí no es difícil. Por eso cuando la gente le da mucho mérito, a veces te sonrojas un poco porque dices: simplemente lo que he hecho es sacar lo que tengo dentro. Y si lo que tienes es amor, y el amor es de donde parte y hacia donde va todo, pues entonces... Yo creo que, más allá de que la canción sea más bonita o menos, es más fácil que esa canción llegue al corazón de las personas, que es donde nace el amor.

-El amor es el sentimiento predominante en el disco, pero más el amor que el desamor, que es lo más habitual. ¿Es 'Abril' un disco positivo u optimista?

-Sí, yo así lo creo. Así nació y de hecho las canciones nuevas que estoy componiendo son historias un poquito más de desamor. Pero curiosamente vuelvo a basarme en historias de amigos, de gente que tengo cerca y que están dejando su relación. Y eso me está sirviendo de inspiración. Pero en 'Abril' no fue así porque partió de mi experiencia personal y afortunadamente estoy muy enamorado de mi familia.

-«No merece la pena vivir con prisas», canta en 'Correr para morir'. Pero lo cierto es que esta vida moderna nos obliga a ir, como se dice por aquí, 'a pijo sacao'.

-Sí, la verdad es que sí. Lo que pasa es que no conviene confundir el estrés con el entusiasmo. Cuando estás estresado es porque estás haciendo algo que no quieres hacer, y cuando estás entusiasmado es porque estás haciendo algo que deseas hacer. Las dos cosas se hacen, ¿cómo has dicho antes, que me ha gustado la expresión?