Toundra: «Nuestra música no es política»

Los madrileños Toundra. / valentín suárez
Los madrileños Toundra. / valentín suárez

La banda madrileña de rock experimental -e instrumental- presenta en Murcia su quinto álbum, 'Vortex'

JAM ALBARRACÍN

Se mueven al menos con tanta frecuencia por Europa como por España, aunque su última gira ha sido en México. Está claro: Toundra, el grupo madrileño de rock experimental -e instrumental-, es un ejemplo de banda internacional. De hecho, su actual sello discográfico es Inside Out, una división de la poderosa Century Media, lo que les hace compartir sello con bandas como Dream Theater, Leprous o Pain of Salvation. Punzantes riffs de guitarra, bellas melodías y atmósferas intrincadas marcan su sonido cargado de electricidad. Sus inicios hardcore también suman. Contacto con Esteban, bajista y miembro fundador.

Toundra

Cuándo
Viernes 31, a las 22.30 horas.
Dónde
Garaje Beat Club. Murcia
Cuánto
15/18 euros.
Abre
Le Mur.

-Ha pasado algo más de un año desde la salida de 'Vortex'. ¿Qué repertorio manejan en directo?

-Muchas gracias por esta entrevista. 'Vortex' es visitado en gran parte ya que son esas las canciones que la gente que está yendo a vernos en esta gira no ha podido ver aún en algunas ciudades, como es Murcia. Pero ya llevamos un puñado de años. Seguimos tocando temas de 'II', 'III' y 'IV' también [sus discos previos].

-¿Qué les aportó la experiencia de Exquirla, junto a Niño de Elche?

-Surgió en el Festival Monkey Week, donde nos conocimos en una mesa redonda en las actividades paralelas del Festival. Tras conocerle y hablar con él durante todo el día, aquella misma noche le propusimos trabajar juntos. Nos aportó una gran experiencia y algo inolvidable como músicos. En términos de banda, nos aportó una bolsa de oxígeno e inspiración para saber qué dirección tomar con el quinto álbum.

-Graban para un sello internacional fuerte (Inside Out), lo que supongo ayuda a sus extensas giras europeas. ¿Todo bien? ¿Es mejor que trabajar para un sello español?

-Gozamos de una posición privilegiada ya que tenemos los beneficios de una promoción y distribución internacional al estar dentro del conglomerado de Century Media. Además de tener cerca a los responsables del sello en España, que a su vez son nuestros managers. Estamos contentos.

-Rajoy igual lo llamaría 'movilidad exterior'. En todo caso, ¿es demasiado endogámico el mercado español? No salen fuera muchos.

-Desde el nacimiento de Toundra, Alberto y yo tuvimos claro que uno de los objetivos era coger una furgoneta e irnos a tocar por Europa. Nunca hemos reflexionado tanto sobre el hecho de girar regularmente por fuera de nuestro país porque siempre nos pareció natural. El mercado de la música en general es muy endogámico. Apenas hay dinero en él y por eso hay poca gente trabajando en el mismo. Y cuando las marcas de alcohol dejen de invertir en la música en directo ya sí que esto va a ser un páramo cultural. Quedaremos cuatro gatos en la música y grandes masas en Netflix.

-¿Considera la música de Toundra política?

-Nuestra música no es política. No somos de aquellos que pensamos que todo acto en la vida tiene un significado político, ya que todos tenemos nuestras contradicciones. Personalmente, tengo 31 años y gracias a lo que respiramos y comemos es posible que solo me queden otros treinta o quizá menos. El mundo es un lugar más cruel y más hostil que en 1987, cuando nací. Así que lo único que quiero en este tiempo que nos quede es hacer música y aportar humildemente una ayuda a que todo esto sea un poco mejor.

-«El indie huele a derechas», ha llegado a decir.

-Solo quise acusar de conservadores y retrógrados a aquellos que usan la música y la cultura como un mero entretenimiento o como una mera herramienta de marketing. La música es algo muy serio. Nos salvó la vida a nosotros y lo hace cada día a millones de personas en todo el mundo. Simplemente quería pedir un poco de respeto hacia ella.