León Benavente: «Intentamos no lesionarnos en el escenario, aunque a veces no lo logramos»

León Benavente./
León Benavente.

La banda liderada por Abraham Boba encabeza la XIV edición del B-Side en su único concierto del año en la Región

ALBERTO FRUTOS

León Benavente ha pasado de convivir con el estatus de superbanda del indie rock patrio a coronarse como una de las propuestas más interesantes, genuinas y compactas del panorama musical nacional. Y en tiempo récord, que el suelo firme no entiende de pies de plomo y la cabeza fría puede generar más constipados de los necesarios. Y es que, al grupo formado por Luis Rodríguez, César Verdú, Edu Baos y el gran Abraham Boba en condición de inesperado 'frontman' con querencia por el impulso energético, les ha bastado con dos fantásticos discos y dos EPs para construir y asentar una trayectoria tan breve como intensa, tan sorprendente como fascinante, tan honesta como inconfundible. Es decir, han hecho que parezca sumamente sencillo la compleja elaboración de un sello personal y perfectamente reconocible. Un logro que se sustenta en canciones transformadas en inesperados hits como 'Ser brigada', 'Habitación 615', 'La vida errando', 'Tipo D' o 'Revolución', ejercicios de sinceridad brutal e intimismo rabioso que, al mismo tiempo, se dejan impregnar por el aroma de lo contemporáneo y aprenden a mirar el reflejo de lo que ocurre desde la imprevisibilidad del presente. Suma de virtudes que, además, explotan por los aires del directo con una precisión, contundencia y carácter a prueba de escenarios. Mientras preparan su esperado regreso discográfico, León Benavente aterrizan en una XIV edición del B-Side Festival de Molina de Segura en la que estarán acompañados por Rufus T. Firefly, Belako, Ángel Stanich, L.A. y Ross en la jornada de sábado; Los Marañones, protagonistas el domingo del B-Side Family (plaza de La Molinera, 11.00 horas); y Las Chillers, Ayoho y Villanueva, tridente encargado de ir calentando el festival esta misma noche (plaza del Ayuntamiento, 22.00 horas). Una cita musical a la que Boba y los suyos llegan como cabeza de cartel. Se lo han ganado. Hablamos con ellos.

-Los conciertos previstos de la banda para este año se pueden contar casi con los dedos de la mano. ¿Cuestión de cansancio, necesidad de respiro o simplemente querían estar centrados al cien por cien en los nuevos temas?

LEÓN BENAVENTE MOLINA DE SEGURA (B-SIDE FESTIVAL 2018)

Cuándo
Sábado 8, a partir de las 19.00 horas Dónde: Polideportivo El Romeral Cuánto: 25€/30€/35€/40€

-Ha sido sobre todo para centrarnos en las nuevas canciones. También para hacer un descanso necesario, tanto para nosotros como para el público.

-¿En qué aspecto creen que han evolucionado más como banda desde que comenzaron su andadura como León Benavente?

-En todos los aspectos seguimos evolucionando. Este grupo ha hecho que entendamos la música de otra manera.

-¿De qué forma permiten que se filtre la influencia de sus respectivas bandas o carreras solistas en el discurso musical de León Benavente?

-No podemos escapar a las personas que somos y, la verdad, tampoco queremos hacerlo. Por supuesto que se notan los años de experiencia y de dónde venimos cada uno. Eso es lo que hemos intentado utilizar para hacer algo nuevo, una música que queríamos hacer pero que, hasta que se han juntado nuestros caminos, no habíamos conseguido.

-¿Dónde creen que reside esa clave generacional con la que tantas veces se definen sus canciones? ¿La buscan en aspectos concretos del proceso de creación?

-Creo que tiene que ver con lo que hablábamos en la pregunta anterior. Tiene que ver con la música que hemos escuchado y con la que hemos trabajado durante dos décadas. Y, por supuesto, también tiene que ver con que nuestras canciones estén muy unidas a nuestra vida, a nuestro día a día.

-La palabra es necesaria, y el derecho a poder utilizarla libremente también lo es. Conviene recordarlo en estos días.

-¿Qué papel creen que juega la palabra en el actual panorama del rock?

-¿Creen que en los últimos tiempos del género se ha focalizado más el análisis en la forma que en el fondo?

-Hay gente que opina lo contrario, que los músicos han dejado de mirarse el ombligo y ahora hablan de lo que pasa a su alrededor. Nosotros siempre hemos dicho que todos los temas que aparezcan en las canciones son válidos, que lo importante son las palabras y el modo de usarlas para describir lo que te asombra.

-¿Cuánta importancia tiene lo imprevisible en la música de León Benavente?

-Intentamos que tenga su hueco, pero los cuatro somos bastante perfeccionistas y eso va en contra muchas veces de la improvisación.

-¿Tienen identificado el momento en el que fueron realmente conscientes de que la banda había conseguido un estatus más que notable entre crítica y público?

-Casi siempre recordamos la primera vez que tocamos en el Sonorama, hace cosa de cinco años. Ahí vimos que algo estaba pasando.

-¿Qué podemos esperar del próximo disco de León Benavente? ¿Seguirá los pasos de 'En la selva', su última colección de canciones hasta la fecha?

-Como te comentaba antes, a nosotros nos está sorprendiendo. Creo que esa es una buena sensación.

-¿Mantendrá ese pulso social que ha marcado gran parte de su repertorio?

-Todo es social y todo es político. Cada uno de nuestros actos y de nuestras opiniones lo es. Así que supongo que sí.

-¿Los telediarios funcionan más como fuente de inspiración o como pesadilla que desafía a la credulidad?

-Depende de en qué cadena los mires. Pero no hacemos canciones sobre sucesos.

-Todos aquellos que hemos tenido la suerte de verles en directo sabemos que la contundencia es uno de los elementos característicos de su propuesta. ¿Trabajan de alguna manera especial el control de esa rabia escénica o hay barra libre para la furia colectiva sobre el escenario?

-Bueno, intentamos no lesionarnos, aunque a veces no lo conseguimos (risas). En cualquier caso, nos gusta que nuestros conciertos sean enérgicos y para eso no tenemos más que dejarnos llevar por lo que los cuatro generamos en el escenario.

-¿Cuál de estos cambios de perspectiva les ha impresionado más desde que comenzaron su trayectoria?

-Por descontado, nuestra relación con el trabajo y nuestra amistad.

-Cuando uno adquiere un mayor reconocimiento tanto comercial como crítico a los cuarenta años, ¿lo vive de una forma diferente? ¿Las cosas se toman con mayor relatividad o distancia?

-Supongo, no te lo puedo decir porque a nosotros nos ha pasado tarde. El reconocimiento o el éxito son términos que cada uno entiende a su manera. Para nosotros supone poder seguir haciendo lo que más nos gusta en la vida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos