Redobles de pasión en la Región

En Mula, esperan la señal para comenzar a tocar./G. Carrión / AGM
En Mula, esperan la señal para comenzar a tocar. / G. Carrión / AGM

Capirotes, cirios y cruces inundan calles y plazas de la Región a ritmo de tambor

Pepa García
PEPA GARCÍA

Singulares y variadas, las múltiples manifestaciones que la Semana de Pasión despliega en los 45 municipios de la Región de Murcia se convierten, desde hoy y hasta el Domingo de Resurrección, en protagonistas de la vida de los ciudadanos. Creyentes y practicantes, agnósticos y ateos confesos se rinden a los redobles de tambor que llaman a disfrutarla.

De origen remoto o de moderna creación, estas manifestaciones religiosas trascienden el dramatismo trágico de las exquisitas esculturas barrocas y se contraponen a la sobriedad de las del resto del Estado. Aquí proponemos, con la inestimable ayuda de la red de corresponsales de 'La Verdad', un recorrido para vivir la Semana Santa intensamente y comprobar por qué las de Murcia, Cartagena y Lorca son de Interés Turístico Internacional; las de Jumilla, Cieza y Mula, de Interés Turístico Nacional; y otras muchas alcanzan la calificación de Interés Turístico Regional (Alcantarilla, Abarán, Archena, Alhama, Calasparra, Yecla, La Unión, Totana y San Pedro).

Especial mención merecen las vibrantes tamboradas que, encabezadas por las de Moratalla y Mula, obtuvieron a finales del año pasado la declaración de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Sábado de Pasión

Jumilla

Esta centenaria Pasión tiene en la Tamborada de La Burrica uno de sus más singulares actos. Un interés acrecentado por la declaración de las tamboradas como Patrimonio de la Humanidad. La Cofradía de Tambores Cristo de la Sangre inunda con sus redobles la ciudad, al ritmo de los golpes acompasados de miles de niños y adultos que se concentran en la plaza de Arriba hasta la madrugada.

Caravaca

La sala de la antigua Compañía de Jesús, que preside el mural de San Juan de la Cruz de Santiago Ydáñez, acoge hasta el Jueves Santo una muestra en la que la Agrupación de Cofradías reúne las imágenes, tronos y estandartes que desfilarán en la semana de Pasión. Se puede visitar de 10 a 13.30 horas y permite conocer la historia de las piezas expuestas.

Lorca

El Paso Negro ilumina la Lorca medieval al paso de la Virgen de la Soledad, titular de la Hermandad de la Curia, que integran abogados, jueces, procuradores y profesionales de la Administración de Justicia, quienes recorren sus estrechas y sinuosas calles. Es especialmente recomendable ver La Soledad, en absoluto silencio, a su paso por el Porche de San Antonio, única puerta original de la muralla.

Domingo de Ramos

Yecla

Los niños son protagonistas de la mañana yeclana, armados con sus artísticas palmas o sus ramas de olivo. Un acompañamiento multitudinario para una procesión que preside el paso de La Burrica. Esta legión, con seguimiento masivo, inicia su recorrido junto a la Iglesia de San Francisco (11 h.).

Lorquí

Las últimas horas de Jesucristo se hacen carne cada año en la Pasión Viviente de Cristo, una representación que cumple 8 años y en la que intervienen casi un centenar de vecinos (21 h.). Recrean desde la Última Cena a su resurrección. La representación alcanza su cumbre en el Cabezo de la Ermita, donde crucifican y matan a Jesús, que resucita ante un cada vez más numeroso auditorio.

Lorca

Cabriolas y genuflexiones de perfecta ejecución se convierten en un atractivo para los turistas que llegan a Lorca a vivir sus espectaculares desfiles. Por las mañanas, el Huerto de la Rueda (Paso Azul) y la nave de La Velica (Paso Blanco) son centro de peregrinación de quienes, no contentos con ver sus enérgicos pases por la carrera, quieren conocer los preparativos (aseo, acicalamiento y enjaezamiento), antes de que se luzcan el Viernes de Dolores, el Domingo de Ramos y el Jueves y el Viernes Santo.

Lunes Santo

Cartagena

Cartagena despliega todo su sentimiento en la noche y la madrugada, con la procesión Marraja de La Piedad, la cofradía más antigua de la ciudad. El desgarro de las saetas rompe la noche en Capitanía (plaza de San Sebastián); frente a la Caridad, a la llegada de La Piedad; y en la Económica (c/ del Aire), a la recogida de la procesión.

Archena

Para recuperar la figura de la manola, Archena ha convocado un concurso en el que premiará a niñas, adolescentes y mayores que destaquen por su indumentaria durante su participación en las procesiones. Así que, si añoran ponerse peineta y mantilla y vestir de luto riguroso, su pasión puede tener premio.

Martes Santo

Mula

De negro azabache, miles de tamboristas se camuflan en la oscuridad de la Noche del Tambor a la espera de que la señal de la corneta les conceda la venia para hacer retumbar toda Mula desde la plaza del Ayuntamiento. Un estruendo atronador que se prolongará hasta las cuatro de la tarde. No hay dolor y las manos sangrantes de los fervorosos tamboristas no son impedimento para continuar hasta desfallecer. Y más este año, el primero en que la tamborada muleña luce la distinción de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Yecla

El color se apodera de la secular Pasión yeclana durante la Procesión de los Farolicos, en la que comparten protagonismo el Cristo Yacente y los cientos de niños que lo acompañan.

Miércoles Santo

Totana

En medio del luto, el silencio y la penumbra que inunda las calles, las manolas marcan el paso en la procesión, donde casi medio millar de ellas, ataviadas con traje y mantilla clásica española, escapulario, rosario y báculo corto, acompañan a la Santísima Virgen de la Esperanza en la Procesión del Silencio. Además, se ha estrenado el documental 'El sentir de una Pasión', que ofrece una visión de la fiesta desde dentro de las 17 hermandades y cofradía del Cabildo Superior de Procesiones. El filme, firmado por Joaquín Clares SL, repasa las procesiones de Miércoles Santo a domingo de Resurrección y este año se completará con los días restantes. El fin es recaudar fondos para el futuro Museo de la Semana Santa de Totana, que estará en la Casa del Cabildo (c/ Castillo).

Abarán

La Hermandad de La Samaritana estrena trono y será portado por 42 jóvenes de 12 a 15 años. La talla de madera, de los talleres Salmerón, de Socuéllamos, desfila también el Viernes Santo.

Cehegín

El bellísimo casco histórico de Cehegín luce más espectacular que nunca durante la Procesión del Silencio o de 'Los Marrones'. A la tímida y temblorosa luz de los faroles, el Santísimo Cristo de la Paz recorre el empinado entramado de las calles, solemne y al son de los tambores. Con el hábito franciscano, marrón y con capirote, los nazarenos salen de Santa María Magdalena.

Caravaca

La procesión del Prendimiento contará este año con un nuevo paso, el que el escultor sevillano Álvaro Flores Rojas ha tallado para 'Los Azules' de Nuestra Señora de las Lágrimas, un paso que será portado por niños y niñas, sumándose así al de San Juan de Letrán, del paso Blanco, que convirtió en portapasos a los niños hace ya 18 años.

Murcia

Infinita, la más antigua de la ciudad y emblema de la huertanía pasional murciana, la Cofradía de la Preciosísima Sangre inunda toda la ciudad con sus 'coloraos'. Esparteñas y medias de repizco, túnicas cortas y senás repletas convierten la procesión en un convite a base de habas, monas, huevos duros y caramelos. En mitad de este jolgorio fuera de lugar en estas fechas en cualquier otro lugar de la geografía española, la directiva de la cofradía ha cambiado el recorrido habitual para evitar que pase por las murcianísimas plazas de Santa Catalina y las Flores, que, dicen, no invitan al recogimiento.

Torrealta (Molina)

Con trajes de época, un centenar y medio de vecinos de la pedanía molinense se entregan en la representación de este singular Vía Crucis Viviente. Música en directo y original, teatro, liturgia y oración, en una noche en la que el pueblo revive la pasión, muerte y resurrección de Cristo. Bajo la luz de las antorchas, Torrealta muta en Jerusalén a partir de las once de la noche.

Jueves Santo

La Unión

Con carburos, picos y marros mineros, los nazarenos acompañan al Cristo de los Mineros por las calles unionenses. Especialmente emotivo es el encuentro de La Dolorosa y el Cristo en la iglesia del Rosario y pasada la una de la madrugada.

Cartagena

Convertido en un operario del Arsenal Militar, San Pedro llega a su puesto al ritmo del pasodoble de 'El Gallo', un error que ha acabado convirtiéndose en tradición y que, unido a su danzar errático y su llegada tardía al Arsenal, acaba 'castigado' con el arresto del 'operario a sueldo Pedro Marina Cartagena' durante un año.

Murcia

Las Campanas de Auroros se reúnen ante la iglesia de Jesús la mañana de la víspera de la procesión de los Salzillo y entonan las salves de Pasión, preludio de la crucifixión de Cristo.

Aledo

Al son de una triste pieza que entonan los músicos por todas las calles, se despierta el pueblo de Aledo en la Noche de Pasión. Ocurre después de la procesión.

Viernes Santo

Caravaca

Entre las novedades, este año Nuestra Señora de la Soledad estrena un manto bordado en oro en la noche del Santo Entierro. Jesús y Carmen lo han bordado con esmero para la titular del Paso Negro.

Abarán

Sin duda alguna, la procesión de mayor solemnidad, seriedad y participación de todas las procesiones de Abarán es la del Santo Entierro, con presencia del Cristo Yacente y donde todas las hermandades visten sus mejores galas.

Blanca

La entrada de la Virgen de los Dolores, patrona local, a la iglesia de San Juan Evangelista para encontrarse con el Cristo Yacente es uno de los momentos más emotivos de la Pasión blanqueña.

Totana

'La Puntoná', ancestral símbolo de la sumisión ante el poder divino, y 'La Rueda del Caracol', alarde caballeresco renacentista, protagonizan el día de 'Los Armaos', que acompañan el Santo Sepulcro y a Jesús Nazareno hace 254 años. Además, el sonido de las tabletas sustituye todo el día el toque de las campanas de la iglesia de Santiago.

Cehegín

Con alegría y a ritmo de pasodoble interpretado por las bandas de música. Así festeja Cehegín la muerte de Cristo, entre la Procesión de Jesús Nazareno (11 h.) y la del Santo Entierro (21 h.). Para ellos, es el feliz comienzo de la vida eterna.

Cartagena

Las saetas vuelven a poner sentimiento a la madrugada del Viernes Santo, a la salida de Jesús Nazareno, y, poco antes del alba, en el Palacio de Aguirre durante el Encuentro. Las saetas volverán a representar el desgarro el Viernes Santo por la noche, en Puerta de Murcia, cuando las voces se quiebren ante la Virgen de la Soledad.

Sábado de Gloria

Cieza

La localidad desciende a los infiernos a partir de las tres de la madrugada. En esta teatral procesión, los nazarenos desfilan con túnicas de arpillera, cíngulos de esparto y verdugos negros, eso sí, después de conminar a que Jesús abra las puertas de los infiernos con tres golpes en la Basílica de la Asunción.

Albudeite

Los hombres del pueblo se separan en bandos (solteros y casados) para mantener viva la tradición de elegir a su Alcalde de Ramos y sus ayudantes, que, entre bromas, recaudan dinero para las fiestas. Ese momento se aprovecha para preparar un muñeco, que será Judas, en la 'Enramada'. Pero durará poco, al día siguiente, tras el Encuentro, será colgado y arderá.

Domingo de Resurrección

Moratalla

Con coloridos capirotes y túnicas, los moratalleros se entregan al toque del tambor en torno a la plaza de La Farola. La Tamborada -también se hace Jueves y Viernes Santo- es una cita imprescindible. Desde primera hora de la mañana y hasta la noche, hacen temblar los cimientos de la localidad. La Tamborada es el momento más destacado y colorista en Moratalla y este será el primer año que la cita se celebre bajo el manto protector de la Unesco. Merece la pena asistir al tensado de pieles y presenciar los incruentos aunque ruidosos duelos.

Alhama

El baile de tronos, pese a las polémicas suscitadas, sigue siendo uno de los momentos de la Semana Santa preferidos por los alhameños porque el dolor deja paso al regocijo. Después de la procesión en la que se encuentran los cinco colores (morados, colorados, azules, blancos y negros), se abre el Santo Sepulcro y una paloma blanca alza el vuelo al tiempo que la Virgen abandona su luto. Además, este año Alhama ha adornado dos edificios del centro para dar más vistosidad a su semana de Pasión.

Jumilla y Cieza

La esquina del Convento de Cieza se convierte en el punto en que La Cortesía reúne a decenas de miles de personas para desterrar el sentimiento trágico de la Semana Santa y dar rienda suelta a la alegría de la resurrección de Cristo. Un acto festivo que se representa en una batalla de caramelos. Lo mismo ocurre en Jumilla al finalizar la procesión, donde 'Los Armaos' vuelven a hacer su vistosa 'Rueda del Caracol'.