Pasión al son de tradiciones singulares

Escena de la crucifixión del espectacular Via Crucis Viviente de Torrealta (Molina) /Juanjo Martínez
Escena de la crucifixión del espectacular Via Crucis Viviente de Torrealta (Molina) / Juanjo Martínez

Ritos ancestrales y costumbres de nuevo cuño se funden en una Semana Santa regional que está cargada de actos peculiares y tiene en la música su gran protagonista

Pepa García
PEPA GARCÍA

Sin dejar de lado las citas imprescindibles de la Semana Santa en la Región de Murcia, las procesiones más reconocidas y multitudinarias, la variada paleta de actos y celebraciones que ofrecen los 45 municipios de la Región permiten lanzarse a conocer singulares celebraciones religiosas recorriendo de cabo a rabo el territorio murciano entre el Viernes de Dolores y el Domingo de Resurrección.

Algunas de ellas de origen pagano y otras de creación más o menos reciente, todas estas tradiciones pasionales tienen en común que han conquistado los corazones de los visitantes, después de contar con el favor de todos sus convecinos. Aquí proponemos, con la inestimable ayuda de la red de corresponsales de La Verdad, un itinerario que pretende que este año disfruten de una Semana de Pasión diferente: multitudinarios via crucis vivientes, pasadobles a destiempo, sobrias y solemnes procesiones a la luz de las velas y las antorchas por las retorcidas calles de los cascos antiguos y tradiciones ancestrales que hunden sus raíces en el principio de los tiempos, pero también invitaciones a conocer los entresijos y la preparación de algunos de las citas más espectaculares. Y casi todas, eso sí, con la música como protagonista indiscutible.

Con permiso del clima

Todo esto será posible, eso sí, si el tiempo lo permite, que parece que así será, ya que, según las previsiones meteorológicas, para hoy se anuncian fuertes rachas de viento que aumentarán mañana, y hay probabilidad de lluvias esta noche. A partir del domingo, la previsión es que la atmósfera se estabilice y aumenten las temperaturas de forma notable. Una tendencia al alza que variará a partir del Miércoles Santo, pero que no incrementará las posibilidades de lluvia hasta el Sábado Santo y Domingo de Resurrección.

Viernes de Dolores Alhama

El espectáculo comienza con la llegada vespertina de los legionarios a la localidad, que, a paso ligero, entregan banderines en diferentes puntos del casco urbano y revolucionan al vecindario. Seguidos de cientos de personas, los Caballeros Legionarios de la Brigada de Infantería Ligera Rey Alfonso XIII, de la base de Viator (Almería), reciben la medalla de la Hermandad de Nuestra Señora La Virgen de Los Dolores y la Soledad (paso Negro). Sus cantos, el sonido de las armas de los gastadores y su presencia han hecho de esta procesión (22 h.) las más populares.

Lorca

La recogida de banderas ha ido cobrando importancia con los años. Más allá de la indiscutible espectacularidad de los desfiles bíblico pasionales de la ciudad y del fervor contrapuesto de blancos y azules, los cofrades más afines se disputan el privilegio de exhibir las banderas en sus balcones durante toda la jornada. Unas horas antes del comienzo de desfiles y procesiones (Viernes de Dolores, Domingo de Ramos, Jueves Santo y Viernes Santo), la comitiva acude a las casas para recogerlas y que encabecen las procesiones.

La Virgen de la Soledad, del Paso Negro, a su paso por el Porche de San Antonio, única entrada medieval a Lorca en pie.
La Virgen de la Soledad, del Paso Negro, a su paso por el Porche de San Antonio, única entrada medieval a Lorca en pie.

Sábado de Pasión Lorca

El casco histórico de Lorca se ilumina bajo la tenue luz de las farolas de hierro forjado para abrir paso a la Virgen de la Soledad, titular de la Hermandad de la Curia, que integran abogados, jueces, procuradores y profesionales de la Administración de Justicia. El Paso Negro redescubre la Lorca medieval a los visitantes mientras recorre sus estrechas y sinuosas calles en silencio sepulcral, pero sobre todo cuando La Soledad enfila el paso del Porche de San Antonio, única puerta que queda del recinto amurallado original.

Jumilla

Esta centenaria Pasión tiene en la Tamborada de La Burrica uno de sus más singulares actos. La Cofradía de Tambores Cristo de la Sangre concita a miles de niños y adultos tras la misa de San Juan (19.30 h.) para inundar la ciudad con el sonido de sus redobles, que se concentran en la Plaza de Arriba hasta la madrugada.

Pelele que representa a Judas y se quema el Domingo de Ramos en Albudeite.
Pelele que representa a Judas y se quema el Domingo de Ramos en Albudeite.

Domingo de Ramos Lorquí

La Pasión Viviente de Cristo transforma la localidad de la Vega Media en el escenario de las últimas horas de Jesucristo. Casi un centenar de vecinos interpretan, a partir de las 21 h., desde la Última Cena (en el centro cultural) a su resurrección. Sentimiento religioso, cultural y artístico llegan a su punto álgido en el Cabezo de la Ermita con la recreación de la crucifixión, muerte y resurrección de Jesús. Pese a su juventud, este acto (7 años) atrae cada vez a más visitantes.

Yecla

Presidida por el paso de La Burrica, esta es la procesión más popular de la Semana de Pasión Yeclana. Los niños protagonizan este desfile en el que con sus artísticas palmas o sus ramas de olivo son legión en su acompañamiento al paso desde la explanada de la Iglesia de San Francisco.

Lorca

Al igual que el paso de bigas, trigas y cuadrigas son para el público de los desfiles de la Pasión lorquina uno de los principales atractivos, cada vez es más popular entre los turistas acudir a las cuadras, desde por la mañana. En el Huerto de la Rueda (Paso Azul) y en la nave de La Velica (Paso Blanco), se congregan los curiosos a ver de cerca caballerías y carruajes que, Viernes de Dolores, Domingo de Ramos y Jueves y Viernes Santo, se engrandecen tras el oportuno acicalamiento de los animales y su enjaezamiento. Antes, es posible ver cómo ensayan cabriolas imposibles y genuflexiones intachables.

Lunes santo Cartagena

Con la procesión de La Piedad, de la cofradía más antigua de la ciudad, la Marraja, la Semana Santa cartagenera despliega todo su poderío en las noches y las madrugadas. Más allá de la devoción que decenas de miles de cartageneros sienten por su patrona, este día el desgarrador lamento de las saetas rompen la noche. Lo hacen, en Capitanía (plaza de San Sebastián), González Sevillano (Cádiz); frente a la Caridad, a la llegada de la La Piedad, Ana G. Caro (Huelva); y en la Económica (c/ del Aire), a la recogida de la procesión, Jesús León Márquez (Mairena de Alcor). Las saetas volverán a poner sentimiento a la madrugada del Viernes Santo, cuando Miriam Cantero Díaz (Cáceres) cante en Lonja, a la salida de Jesús Nazareno, y, poco antes del alba, en el Palacio de Aguirre durante el Encuentro. Ella misma será la que despliegue la magia saetera el Viernes Santo por la noche, en Puerta de Murcia, a la Virgen de la Soledad. Todos son los primeros clasificados del Concurso Nacional de Saetas.

Martes Santo Yecla

La Procesión de los Farolicos es la más colorista de cuantas se celebran en la secular Pasión yeclana. Protagonizada por los niños, acompañan por cientos al Cristo Yacente portando sus farolicos de colores.

Murcia

Cuarenta cofrades mujeres portarán por primera vez un paso en una de las procesiones de la Semana Santa murciana. Será, desde la iglesia de Juan de Dios, el trono ‘María, consuelo de los afligidos’, con dos imágenes: la Virgen María y María Magdalena. El nuevo paso integra el cortejo de la Pontificia Asociación del Santísimo Cristo de la Salud.

Mula

La Noche del Tambor es una de las celebraciones más singulares de la Semana Santa de la Región. Bien de Interés Cultural Inmaterial, aspira a convertirse en Patrimonio de la Humanidad junto a tamboradas de toda España. Miles de tamboristas esperan la señal de la corneta, a medianoche, para hacer retumbar la localidad y no parar hasta las cuatro de la tarde del día siguiente. Con túnicas negras, en este ritual se une lo pagano y lo religioso en la Plaza del Ayuntamiento.

Miércoles Santo La Torrealta

Más de 150 vecinos de La Torrealta (Molina), ataviados con trajes de época, intervienen en la representación de este singular acto, único en la Región de Murcia, el Via Crucis Viviente. Música en directo y compuesta para la representación, teatro, liturgia y oración se unen para rememorar la pasión, muerte y resurrección de Cristo. Las calles del pueblo, solo iluminadas con la tenue luz de las antorchas, hacen que La Torrealta se transforme en Jerusalén. Desde el Pretorio, en la Puerta de la Iglesia de los Remedios, hasta el Calvario, en las afueras del pueblo, la escenificación comienza a las 23 h.

Cehegín

La Procesión del Silencio o 'Los Marrones'es la que ofrece una imagen más espectacular del bellísimo casco histórico de Cehegín. Con la única iluminación de los titilantes faroles de los nazarenos del Santísimo Cristo de la Paz, la procesión discurre solemne y al son del redoble de los tambores. Vestidos con el característico y sobrio hábito franciscano marrón y con capirote, el desfile parte de la Iglesia de Santa María Magdalena.

Murcia

Además de ser la procesión más larga del mundo y de que la Cofradía de la Preciosísima Sangre es la más antigua de la ciudad (1411), la de ‘Los Coloraos’ es emblema de la Semana Santa murciana. Las medias de repizco y las esparteñas, las túnicas cortas y las senás repletas de habas, monas, huevos duros y caramelos son la viva imagen de la huerta. Y, aunque ya se han convertido casi en una rareza, los caramelos con versos de sus nazarenos siempre han sido su seña de identidad. Escritos por destacadas plumas murcianas como Martínez Tornel o Jara Carrillo, los versos de Pasión dieron paso a pareados pícaros como ‘Quisiera que me chupases / porque eres muy rebonica / y yo me iré deshaciendo / metidico en tu boquica’. Hoy son una joya difícil de conseguir.

Totana

Unas 450 manolas, con traje y mantilla clásica española, ambos negros, escapulario, rosario y báculo corto acompañan a la Santísima Virgen de la Esperanza en la Procesión del Silencio, junto a la cofradía del Santísimo Cristo de la Agonía y por una localidad 'apagada'.

Los auroros cantan las correlativas, salves de Pasión, en la plaza de S. Agustín (Murcia).
Los auroros cantan las correlativas, salves de Pasión, en la plaza de S. Agustín (Murcia).

Jueves santo Murcia

Las salves de Pasión sirven de preludio a la trágica crucifixión de Cristo en el día en que se conmemora la Última Cena. Precisamente ante la Iglesia de Jesús, de donde partirá la procesión matutina de los salzillos y donde se lleva a cabo el arreglo del paso de La Oración en el Huerto, las Campanas de Auroros celebran un encuentro y cantan sus correlativas manteniendo viva una tradición ancestral. Este año, por vez primera, el Ayuntamiento ha organizado en la misma plaza de San Agustín la Tarde de la Mona, en la que repartirán más de 4.000 monas con huevo, a partir de las 18 h.

Cartagena

La recogida de San Pedro (el operario Pedro Marina Cartagena) en el Arsenal Militar es uno de los más singulares actos de la Semana Santa en toda España. El santo llega a su puesto al ritmo del pasodoble de ‘El Gallo’ fruto de un mal entendido hace años. Los que acompañaban en la recogida a San Pedro avisaban a los portapasos de que el gallo del paso se iba a caer y la banda entendió que les pedían que interpretarán esa pieza musical. Desde entonces, se ha convertido en tradición. Su danzar ‘borracho’ y su retraso en la entrada al Arsenal tras el pase de pernocta (debía regresar a las 12 de la noche y lo hace sobre las 3), acaban con el arresto durante un año del operario a sueldo Pedro Marina Cartagena. El amargo momento se endulza en el Arsenal con chocolate y monas.

La Unión

En medio de un silencio sepulcral, los nazarenos cargados de carburos, picos y otras herramientas mineras procesionan por las calles junto al Cristo de los Mineros. Merece la pena acudir al encuentro de La Dolorosa y el Cristo en la iglesia del Rosario, pasada la una de la madrugada.

Aledo

Después de terminar la procesión, músicos de Aledo viven la Noche de Pasión recorriendo todos los rincones del pueblo para tocar una y otra vez una triste pieza que despierta a un pueblo que dormita.

Juan Francisco Berrocal entona una saeta desde el Palacio Aguirre, durante el Encuentro entre la Pequeñica y el Jesús Nazareno.
Juan Francisco Berrocal entona una saeta desde el Palacio Aguirre, durante el Encuentro entre la Pequeñica y el Jesús Nazareno.

Viernes Santo Cehegín

Especialmente curioso resulta cómo los cehegineros festejan la muerte de Cristo entre la Procesión de Jesús Nazareno (11 h.) y la del Santo Entierro (21 h.). Las bandas de música recorren a mediodía la calle Mayor e interpretan pasodobles a la altura del Casino, donde los vecinos se arremolinan para celebrar lo que consideran que es el comienzo de la vida eterna y no el fin de la vida de Jesús.

Totana

Las tabletas, instrumento musical en forma de cruz griega cuyos martillos giran sobre un eje y golpean la madera hueca, emiten un sonido que sustituye a las campanas de la Iglesia de Santiago. Su toque es constante durante todo el Viernes Santo. Precisamente este día, con 253 años cumplidos, 'Los Armaos', que acompañan a los pasos del Santo Sepulcro y Jesús Nazareno, ofrecen la re presentación de 'La Puntoná', ancestral ejercicio que simboliza la sumisión del poder humano al divino, y 'La Rueda del Caracol', renacentista alarde caballeresco y de lucimiento.

Sábado Santo Albudeite

Este pueblo conserva la tradición de elegir al Alcalde de Ramos y los ayudantes. Los hombres se agrupan en dos bandos, solteros y casados, y hacen la elección. En ese mismo acto rellenan un muñeco que representa a Judas, la ‘Enramada’. Al día siguiente, tras la procesión del Encuentro, cuelgan a Judas y lo queman. Además, los vecinos deben pagar un canon al Alcalde, que toda la mañana realiza bromas a los vecinos y recauda dinero para las fiestas.

Cieza

La Procesión del Descenso a los Infiernos fue la primera en el mundo que reflejó este episodio de Cristo. A las 3 horas, los nazarenos, con túnicas de arpillera, cíngulo de esparto y verdugo negro, dan tres golpes en la puerta con la cruz para que salga. Merece la pena ver esta salida de Jesús Abriendo las Puertas de los Infiernos de la Basílica de la Asunción.

Domingo de Resurrección Jumilla y Cieza

Es el final de la semana de desfiles pasionarios, la fiesta de la alegría con la resurrección que en muchos pueblos celebran con carameladas, festiva batalla de caramelos. En Cieza, La Cortesía reúne a más de 30.000 personas en la esquina del Convento; lo mismo que en Jumilla, al finalizar la procesión, donde 'Los Armaos' también 'La Rueda del Caracol'.

Alhama

Después de la procesión de los cinco colores (morados, colorados, azules, blancos y negros) con sus titulares, que se encuentran en el centro urbano. Se abre el Santo Sepulcro, del que sale una paloma blanca volando y la Virgen Pierde el manto negro de dolor. Entonces comienza el baile de tronos.

Moratalla

La Tamborada es el momento más destacado y colorista en Moratalla. Desde primera hora de la mañana y hasta la noche, retumban los artesanales tambores. Los tocan vestidos con túnicas y capirotes multicolores porque antaño se cosían con retales. El eje de la fiesta es la plaza de La Farola y no hay que perderse el tensado de pieles ni los duelos. El Jueves y el Viernes Santo también se celebra.

 

Fotos

Vídeos