Música, leyendas e historia

Amplias vistas de los alrededores de Barranda desde el Castillo de Las Cabezuelas, en dirección a las pedanías altas de Caravaca y Lorca./Guillermo Carrión/ AGM
Amplias vistas de los alrededores de Barranda desde el Castillo de Las Cabezuelas, en dirección a las pedanías altas de Caravaca y Lorca. / Guillermo Carrión/ AGM

Barranda calienta el invierno con el XLI Encuentro de Cuadrillas, su fiesta grande y la excusa perfecta para acercarse a su rico patrimonio

Pepa García
PEPA GARCÍA

Un enero más, la pedanía caravaqueña de Barranda celebra por todo lo alto la tradición oral y el patrimonio musical que atesora, difunde su historia, divulga sus leyendas y presume de los exquisitos productos que da la tierra. Y lo hace, por 41 año consecutivo, con la que es su fiesta grande, el Encuentro de Cuadrillas, a cuyo armonioso ritmo Barranda calienta el invierno y llena sus calles.

La fiesta comienza ya hoy con las Jornadas de Estudios sobre Cultura de Tradición Oral y el curso de folclore, que llenará de trovos, rasgueos de guitarras, bandurrias y laúdes, toques de castañuelas, platillos y panderetas las instalaciones del Museo de la Música Étnica de Barranda y el Centro Cultural Pepe Salcedo de la localidad, y que rinde homenaje a la argentina Ana María Pelegrín, investigadora, ensayista, pedagoga, y una de las más importantes especialistas en literatura de tradición oral hispánica.

Las celebraciones continuarán a lo largo de todo el fin de semana con charlas sobre los juegos del pasado, los libros desde la tradición, los cuentos, los movimientos de renovación pedagógica y los títeres de las conferencias ilustradas. También habrá talleres de baile suelto y percusión tradicional (para los que es necesario inscribirse previamente).

Los conciertos se prodigarán, aquí y allá, para amenizar presentaciones de libros, como la de 'Los animeros de Caravaca', de Julio Guillén, o para dar vida al Barranda Folk (la entrada al concierto doble del sábado 26 cuesta 10 euros). Pero, sin duda, el día grande de estas fiestas, en las que la pequeña y fría pedanía de Barranda multiplica por más de 20 su población, será el domingo 27, cuando hasta 12 cuadrillas y grupos de animeros tomen calles y plazas de la localidad y las conviertan en una fiesta en la que niños, adolescentes, jóvenes y mayores bailen al ritmo de jotas, malagueñas y pardicas.

También el domingo, la calle Mayor o carretera de Granada se transforma en un mercado de tradiciones campesinas para dar a conocer a los visitantes los productos de alimentación autóctonos: quesos y embutidos de la zona, miel, panes amasados y horneados a la manera tradicional, encurtidos, cordero segureño a la brasa (que se servirá en la taberna del mercado), y sabrosa comida campesina, como las auténticas migas, los licores tradicionales y los dulces típicos. Además, en el mercado habrá productos de artesanía y se realizarán talleres para que los visitantes aprendan a hacer pleita (un tipo de trenzado del esparto), conocerán cómo se destilan las plantas aromáticas (tan abundantes en los campos de las pedanías altas de Caravaca y Moratalla) y otras actividades tradicionales de los habitantes de la zona.

En definitiva, Barranda pone al servicio de locales y visitantes un completo programa de actos que permite llenar de contenido todo un fin de semana en una zona con innumerables atractivos. Por eso, si disponen de tiempo, les recomiendo que se alojen en alguno de los hoteles, hospederías o casas rurales de la zona y aprovechen para acercarse a la historia de estas tierras a través de su patrimonio, y a sus leyendas más ancestrales. Como ejemplo, les sugiero unas cuantas visitas imprescindibles para quien quiera empezar a conocer la zona.

En primer lugar y como escenario de algunos de los actos de la programación de la Fiesta de las Cuadrillas, no pueden dejar de visitar el Museo de la Música Étnica de Barranda, donde tendrán la oportunidad de ver de cerca instrumentos de todos los continentes y culturas, de todas las épocas y todos los tipos. Una 'orquesta' mundial completa, propiedad del etnomusicólogo Carlos Blanco Fadol, que Barranda tiene el privilegio de exhibir durante todo el año.

La guía

Cómo llegar
Tienen que coger la Autovía del Noroeste (RM-15) y, tras pasar Caravaca, continuar por la RM-730 hacia Barranda. Aparque a las afueras porque este fin de semana, sobre todo el domingo, habrá gentío.
Recomendaciones
Lleve abrigo, en las tierras altas de Caravaca el frío es más intenso que en otras zonas de la Región. No olvide la cámara ni los prismáticos (para observar las vistas desde lo alto de los cerros).
Qué hacer
Viernes: A las 18.30 h. y en el Museo de la Música Étnica de Barranda, bienvenida y presentación del XVII Curso de Folclore y Escuela 'Homenaje a Ana Mª Pelegrín'; y, a las 19 h., presentación de la exposición 'Manuel Luna: Las Cuadrillas. Grupos para el ritual festivo en el sureste español'; a las 19.15 h., actuación de la cuadrilla trovera El Laúd y Javier Andreo, 'el Nieto'. A las 20.15 h. y en el Centro Cultural Pepe Salcedo, degustación de vinos de Bodegas Juan Gil (D. O. P. Jumilla); y, a las 22.15 h., velada de música y baile suelto tradicional. Sábado 26: Jornadas de Estudios sobre Cultura de Tradición Oral, en el Colegio de la Candelaria: a las 9 h., Alonso Palacios hablará de 'La aventura de oír: un cuento para Ana Mª Pelegrín'; a las 9.30 h., Col.lectiu de literatura Pep Sempere presentará 'Libros desde la tradición'; y, a las 10.45 h., con Gustavo Puerta Leisse resonará 'El rumor de los juegos del pasado'; a las 12 h., taller de percusión corporal, música y palabra 'El ritmo en el cuerpo'; a las 12.15 h., Aida Terrón y Antonio Viñao, 'Los movimientos de Renovación Pedagógica (MRPs)'; a las 13.30 h., conferencia ilustrada 'Títeres I' con Rodorín; a las 16.30 h., Julio Guillén presenta el libro 'Los Animeros de Caravaca. Tradición musical y revitalización en las cuadrillas del sureste español', con música de los animeros de Caravaca; a las 18.10 h., Federico Martín protagoniza un laudatorio para Ana Pelegrín; y, a las 19.30 h., Rodorín da su conferencia ilustrada 'Títeres II'. A las 22.30 h., en el salón social José Salcedo, Barranda Folk, con la actuación de Xosé Lois Romero & Aliboria y Acetre (10 €). Domingo 27: Fiesta de las Cuadrillas, desde las 10.30 hasta el remate, en calles y plazas, con las cuadrillas de Torreagüera, Cuesta de Gos, Fuente Álamo, Campo San Juan, El Sabinar y Calar de la Santa, Patiño, Aledo y de Ánimas de la Purísima Concepción, Animeros de Caravaca y de Cehegín, Ronda de Los Llanos (Albacete), So dels Barrejats (Alicante) y Aguilanderos de Barranda. Y Mercado de Tradiciones Campesinas (de 10.30 a 21 h.), con talleres, taberna y productos artesanos.
Dónde comer y alojarse
En la pedanía de Barranda están el restaurante Alameda (968 725 028, prueben los torreznos y las migas) y El Zorro (968 725 289), que tienen completas las reservas, salvo que vaya a la hora del aperitivo y casi de la merienda. Pueden acercarse al Centro Social Juan Nebot (Benablón, 629 706 586), no hay menú, pero se puede tapear o pedir platos combinados y conejo al ajillo (por encargo). En el Molino del Río (Camino Viejo de Archivel, s/n, Benablón, 606 301 409 y 968 433 381) pueden alojarse el fin de semana. Es una hospedería con restaurante de cuidado menú y producto, y fábrica de cerveza artesana.

Para acercarse a la historia, les recomiendo que suban al Cerro de la Cabezuela, que está dominado por un castillo romano, de época tardorrepublicana, punto de vigilancia de la vía de comunicación que unía la Alta Andalucía y el Levante y que se usaba tanto para el movimiento de tropas como para el comercio de productos y la trashumancia de ganado. Equidistante del yacimiento de Los Villaricos (en el Estrecho de La Encarnación) y el castellum de Archivel, estas instalaciones militares fueron trascendentales en la guerra civil entre Pompeyo Magno y Julio César, que acabó con la instauración del imperio romano. Desde lo alto del cerro, a tan solo 883 metros de altitud, se domina la enorme altiplanicie del Noroeste.

Desde el castillo romano, con ocupación posterior de la civilización islámica (en torno al siglo XI d. C.), se une la historia con la leyenda. No en vano, la de 'La Dama del Agua' o de 'La Encantá' viene a contar que Juana, la hija del señor de la zona que habitaba en el castillo, fue embrujada y condenada a permanecer en el interior del agua de Las Tosquillas hasta que encontrara el amor puro en una pareja durante la noche de San Juan o alguien hilara la madeja de lana roja que cada 100 años brota de la misma fuente.

Para completar el rastro de la historia de la guerra civil romana que acabó con la república e instauró el imperio de Julio César, acérquense al Castillo de Archivel, un castellum romano que formó parte de la red defensiva de la época y después fue ocupado en tiempos de la dominación musulmana (también con unas vistas impresionantes).

Para terminar, les propongo una excursión al Torreón de Los Alcores, una estructura defensiva del siglo XIV que servía para velar por la integridad del Castillo de Caravaca y que levantó la Orden del Temple como parte de su red de vigilancia y seguridad. Deben salir de Benablón por la carretera del Arrabal y siguiéndola llegar hasta este núcleo rural. Nada más pasarlo, se coge la primera calle a la izquierda y se continúa, ya por pista, hasta el torreón (son 4 km. sin dificultad). Desde lo alto del cerro de Los Alcores, en el que se oculta entre pinos su poderoso torreón templario (sus muros tienen unos 80 centímetros de grosor y el alzado que conserva supera los 8 metros), se divisa Caravaca y su castillo.