Floración, al trote

Participantes en la ruta a caballo para disfrutar la floración, durante un recorrido al atardecer por la zona de El Horno./Guillermo Carrión
Participantes en la ruta a caballo para disfrutar la floración, durante un recorrido al atardecer por la zona de El Horno. / Guillermo Carrión

Al amanecer, a media mañana y con almuerzo, al caer la tarde, desde el aire, una cima o a ras de suelo... Hay mil y una maneras de vivir el seductor estallido primaveral en Cieza

Pepa García
PEPA GARCÍA

La alfombra rosa, verde y hueso ya tapiza los campos de la puerta del Valle de Ricote. Alentados por el templado invierno (solo roto durante la ola invernal que rozó la Península mediado enero), los algodonosos capullos visten de color y olor antes de tiempo los primeros campos ciezanos, solapándose al más cremoso y temprano manto de los almendros. Una cobertura que irá extendiéndose por toda la huerta de Cieza y que cautivará la mirada y los corazones de los visitantes, antes de ni siquiera proponerse conquistar sus paladares ya convertida en jugosa y melosa fruta.

Entre los próximos 1 y 31 de marzo, el espectacular renacer de melocotoneros, nectarinos, paraguayos y ciruelos, y el de los más perezosos albaricoqueros, se convierte en protagonista de la actividad en Cieza: música, gastronomía, deporte, turismo cultural y de naturaleza, se transforman en una completa 'Floración Experience' con la que el Ayuntamiento de Cieza invita a los visitantes a poner todos los sentidos en disfrutar del sorprendente ciclo de la vida, de este festival de la primavera.

Sin embargo, aunque el trueno gordo de esta propuesta turística, que aspira a seguir creciendo hasta trascender todas las fronteras, no estallará hasta marzo, algunas de las experiencias pueden comenzarse a disfrutar desde ya. Al amanecer, a media mañana con y sin almuerzo, al caer la tarde, con la mirada elevada a bordo de un globo aerostático, sobrevolando intrépidamente los campos en un paramotor o desde la cima de La Atalaya; a pie, en tren, desde un autobús o a las riendas de un caballo. Hay mil y una posibilidades para vivir este seductor estallido primaveral. Toda una variada paleta de propuestas para permitir sentir la floración de Cieza de una manera diferente año tras año.

Convencidos de que este deseo es posible, repetimos nuestra particular 'Floración Experience', en este caso bamboleados por el rítmico caminar de 'Perla', y algunos de sus compañeros de cuadra: 'Alana', 'Sultán', 'Furia' y 'Jaleo'.

La propuesta es descubrir el espectáculo floral al paso y al trote, visto desde la atalaya móvil que supone ir a lomos de un caballo -a unos dos metros y medio sobre el nivel del suelo, sumando la altura propia a la del caballo-. Un sustituto ideal del imprescindible perigallo para coger altura, que te lleva animosamente a pasear entre los campos floridos de frutales de hueso ciezanos sobre su grupa y ofrece una perspectiva idónea, casi aérea pero muy próxima al suelo, para disfrutar en todo su esplendor este 'show' natural que regresa cíclicamente anunciando la nueva primavera.

Salimos desde Buitre Aventura, acompañados por José y Rubén, en dirección al Paraje de El Horno, donde ya se pueden apreciar los campos en toda su plenitud. «Este año en las variedades extratempranas se ha adelantado más que nunca la floración y, en las tardías, según los agricultores, se va a retrasar», comenta José de camino a la Asociación Hípica El Horno, desde la que parte la ruta ecuestre. Así que, si las previsiones de los expertos se cumplen, quizá este año la 'Floración Experience' se prolongue más allá de lo habitual.

Recibe a los aventureros María Pérez Ros, joven jinete experimentada, guía de la expedición y equinoterapeuta en formación continudda. Y, antes de dar rienda suelta a los novatos jinetes, explica los rudimentos para tener una cabalgada tranquila y sin sobresaltos. Primero, ponerse el casco; después, aprender a subir a la montura y llevar una buena postura; y, finalmente, cómo agarrar las riendas («más cortas», insiste) y cómo manejarlas para que 'Perla' responda. Antes de salir en ruta, unas cuantas vueltas en el picadero permiten coger confianza a los jinetes noveles y también dar las últimas recomendaciones. «Que no vayan demasiado pegados unos caballos a otros. 'Perla' y 'Alana' se llevan muy bien, así que con ellas no hay problema, y 'Perla' va siempre detrás de 'Alana'. 'Sultán' tampoco discute con nadie, va a lo suyo», resume las relaciones que mantienen los caballos que van a salir de ruta.

La guía

Cómo hacer la ruta a caballo
Buitre Aventura. 968 022 691 y 675 370 736. Desde este fin de semana, se pueden realizar las rutas a caballo de la floración a diario, en horario de mañana o tarde. Máximo 4 personas. A partir de 8 años. La ruta tiene una duración de algo más de una hora y un precio por persona de 20 euros. Los itinerarios irán variando según avance la floración, para escoger aquellos parajes donde mejor se contemple en cada momento.
Dónde comer
Menú floración. Un año más, diez restaurantes y tres heladerías y confiterías se han sumado al festival de la primavera con menús adaptados a estas fechas. Entre 12 y 30 euros cuestan las propuestas gastronómicas, típicamente ciezanas y con el melocotón siempre presente, que incluyen entrantes o primer plato, segundo plato, postre y una bebida, algunos también café. Mejor reservar con antelación. Meriendas, cócteles y helados completan la oferta (de 1,90 a 3,90 €).
Qué hacer
La programación incluye numerosas actividades para conocer el patrimonio y la naturaleza de Cieza: rutas de arte rupestre a La Serreta y Los Grajos, senderismo por el Cañón de Almadenes, multiaventura en La Atalaya, descensos por el río, vuelos en globo y paramotor, paseos con almuerzo campero y recorridos en 4x4, tren y bus. La música es parte importante de la celebración de la floración con Flor Cieza Festival, actuaciones en directo del 2 al 23 de marzo; Floración Club, del 9 al 30 de marzo, sesiones de djs en diferentes escenarios; y Afterwork (1, 15, 22 y 29 de marzo). Saborarte. Feria de la gastronomía (del 7 al 10 de marzo), en la plaza de España, con platos para degustar, talleres y 'showcooking'. Información y reservas. Toda la información detallada la puedes encontrar en floracioncieza.es o a través de la Oficina de Turismo (968 453 500 y info@floracioncieza.es).

En El Acebuche, paraje que recorren los caballos en la 'Ruta de la Montaña', la primavera ha llegado por barrios, las perfectas cuadrículas que ocupan cada una de las plantaciones. Pero en aquellas en las que las flores han hecho acto de presencia, la altura que aporta cabalgar sobre el caballo ofrece una visión especialmente bella del tapiz de tonos rosas que cubre las ramas. «Todavía no los han clareado del todo, les han dado una primera pasada», explica Rubén señalando un tímido tapiz de pétalos que se deja ver en el suelo. «Como han florecido muy pronto, temen que pueda helar y parte de la flor se pierda, por eso han dejado en el árbol más de la habitual. Mira, estos ni los han clareado todavía», señala unos cientos de metros más adelante.

También, aunque tímidamente, el verde de los primeros brotes de hojas va haciendo acto de presencia; esa será la siguiente fase. Sobre el caballo, la experiencia multisensorial se funde con la tranquilidad que aportan los caballos a quienes los montan. Una calma solo rota cuando, alegres y animados por el trotar de los otros, aceleran el paso. Cuando la recua sube a la loma, la felicidad les puede y sobre la yegua parece que vuelas. A nuestros pies, desde lo alto de Loma Pinosa, se extienden los campos de La Macetúa y también los de El Acebuche. Ya solo queda iniciar el camino de regreso, disfrutando del panorama y, antes de descabalgar, acordarse de que, si es la primera vez que montan, quizá tengan algo dormidas las piernas. Por lo tanto, bajen despacio y con precaución, no vayan a besar el suelo antes de tiempo y sin quererlo.

Y no se marchen de Cieza sin explorar todos sus encantos culturales, naturales y, por supuesto, gastronómicos.

Temas

Cieza