Un mar en el desierto de Fortuna

Aspecto de la nueva playa termal del Balneario de Leana, en Fortuna. /G. Carrión / AGM
Aspecto de la nueva playa termal del Balneario de Leana, en Fortuna. / G. Carrión / AGM

El Balneario de Leana estrena este viernes la única playa termal de Europa abierta de sol a luna

Pepa García
PEPA GARCÍA

Entre la Sierra de los Baños y el paisaje desértico de Los Barrancos, en Fortuna, pueden encontrar, a partir de este viernes, «el único mar termal de Europa», anuncia su propietario, Pedro de Leana -con permiso de los islandeses-.

El balneario de Fortuna, cuyo origen se remonta, seguro, a los romanos y, muy probablemente, a tiempos de los íberos o hasta la prehistoria, acaba de dar otro giro a su propuesta de ocio y turismo de salud para ofrecerse a la ciudadanía a la última. Hoy inaugura el tercer mar de la Región, un mar terapéutico en tierras del interior, un oasis entre palmeras en pleno territorio de 'badlands'.

El coqueto poblado colonial que acoge las instalaciones del manantial minero-medicinal fortunero, con fachadas de colores y cuidado aspecto, traslada al visitante nada más entrar en el complejo termal. Un «pueblo ensimismado», lo define Pedro, en el que los edificios de época han dejado hueco a un reducto isleño de aspecto exótico y hasta tropical; una fusión de estilos que se acerca hasta este rincón de la comarca Oriental y se mimetizan con su entorno.

Con 600 metros cuadrados de lámina de agua y fondo de arena, podrán adentrarse en las cálidas y benefactoras aguas minero-medicinales de la renovada zona de piscinas del Balneario de Leana. Y, mientras dejan atrás los dolores musculares, las tensiones y las contracturas provocadas por el estrés y la ansiedad del ajetreo diario con un relajante baño, el canto de las ballenas y el chasquido de los delfines les ayudarán a trasladarse al paraíso estival con el que sueñan sin necesidad de viajar.

La guía

Cómo llegar
Desde Murcia, lo mejor es ir por la A-7, en dirección a Alicante, y tomar la salida 559B (Cobatillas/Monteagudo). Sigan después las indicaciones de Fortuna y continúen por la RM-423, y, en poco menos de 17 km., desvíense hacia la A-21 (Mahoya/Baños de Fortuna) y, en un kilómetro y medio, habrán llegado a su destino: Balneario de Leana.
Cómo bañarse
Piscinas termales del Balneario de Leana. 968 687 070 y 902 444 410. Imprescindible uso de gorro de baño. Horario: De 10 a 21 h. (diurno). Precio: laborables, 12 euros (adultos) y 6 (niños); fines de semana y festivos, 16 euros (adultos) y 9 euros (niños). Horario nocturno : De 21 a 1.00 h. (laborables) y hasta las 3.00 h. (fines de semana). Precio: 10 euros.
Dónde comer
Café-Teatro. Amplia e imaginativa carta de crepes, entre los que destaca el 'murciano' (verduras, queso fresco y jamón, todo a la plancha). También hay variedad de ensaladas, hamburguesas, carnes y pescados. Precio medio: 15 €. Beach Club. A pie de playa está este bar-restaurante con variedad de tapas, platos combinados y arroces. Precio medio: 15 €. Coctelería. Las instalaciones disponen de una barra que sirve cócteles, desde el singular Titanic hasta los clásicos Margarita, Daiquiri, Mojito, Piña Colada o Caipirinha.

Cálcense las chanclas, pónganse sus gafas de sol más molonas y prepárense para disfrutar del ambiente playero sin tener que soportar largas colas en el coche, sin miedo a tener que enfrentarse a las temidas picaduras de medusas o sin llenarse de arena. Desconecten del mundo tumbados en las camas balinesas, protejan su piel aterciopelada por el agua termal bajo las sombrillas polinesias o tomen un baño de sol en las tumbonas de wengué que, desde hoy, se pueden disfrutar en Fortuna.

Sobre el negro de la láguena de Mahoya, junto a los tonos blanquecinos de las tierras cercanas y bajo los sombrajes de los cañizos característicos de las ramblas cercanas, la nueva propuesta no puede resultar más atractiva, sobre todo si se tiene en cuenta que, añadido a los servicios que habitualmente presta el balneario a sus clientes, cuenta desde ya con los ingredientes imprescindibles para sentirse como en primera línea de playa.

Además, durante la temporada estival, el Balneario de Leana pone al alcance de los visitantes la oportunidad de disfrutar estas instalaciones a la luz de la luna. De 21 a 1.00 h., entre semana, y hasta las 3.00 h., los fines de semana, este paraíso tropical en verano perpetuo, ya que sus aguas permanecerán entre los 33 y 34 grados durante 10 meses al año (en enero y febrero la temperatura baja un poco), derrochará estilo cuando sus rincones chill-out al más puro aire ibicenco alcancen su apogeo con la iluminación nocturna y la música ambiental. Y, para completar la velada, al servicio del restaurante del Beach Club se sumará la barra de La Coctelería: un toque 'cool' que contrasta con su piscina más 'hotest', la más caliente al aire libre de España con unos 37,5 grados de temperatura.

Baño de burbujas y spa aparte, el mobiliario que estrenan las instalaciones permitirá a los bañistas disfrutar de la cúpula celeste recostados cómodamente, cuando por fin hayan conseguido liberarse de la tensión acumulada y desconectar en un ambiente que une lo mejor del termalismo y de la playa.

Temas

Fortuna

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos