Josefina Manresa teje sus recuerdos

Rosario Pardo interpreta a Josefina Manresa. / Javier Mantrana del Valle
Rosario Pardo interpreta a Josefina Manresa. / Javier Mantrana del Valle

Rosario Pardo se pone en la piel de la viuda del poeta oriolano Miguel Hernández

NATALIA BENITO

Miguel Hernández no hubiera sido el mismo sin Josefina Manresa, y de esta probablemente poco o nada sabríamos de no compartir su vida con el poeta oriolanio. En 'Los días de la nieve' un equipo formado por artistas jienenses -allí nació la costurera- tejen la historia de la que fuera musa de uno de los grandes poetas españoles del siglo XX. Alberto Conejero es el autor de esta trama que parte de las memorias de Josefina Manresa 'Recuerdos de la viuda de Miguel Hernández', publicadas en 1980, de su correspondencia con Miguel y la poesía del escritor. «Sin embargo -explica Conejero- no he pretendido reconstruir su vida ni convertirla en relato», y más bien ha preferido «atender al misterio de su existencia, convertirla en nuestra contemporánea y a nosotros en sus contemporáneos», explica sobre un montaje dedicado a aquellas mujeres que resistieron «con dignidad, con luz, con esperanza aún en los días de la nieve».

Sobre el escenario, Rosario Pardo, que produce la obra, estrenada en 2017, con motivo del 75 aniversario del fallecimiento del escritor, se enfrenta a un emotivo monólogo, alejado del registro cómico mostrado en papeles como el de Nieves, en 'Cuéntame como pasó' o Juana en 'Doctor Mateo', para ponerse en la piel de Josefina Manresa, una costurera que está a punto de terminar su último encargo: un vestido azul mar. La persona que se lo encargó, a la que el público no ve, presencia estos últimos retoques. Entre puntada y puntada, la costurera rememora su vida, la evoca, la vuelve a vivir.

'Los días de la nieve'

Cuándo
Viernes a las 21.00 horas.
Dónde
Teatro Romea.
Entradas
8, 10 y 12 euros.

Una trayectoria marcada por la belleza de las palabras, el amor y tantos días de sufrimiento alejada de su esposo, encarcelado por su defensa a ultranza de la República, que murió entre barrotes víctima de la tuberculosis; hija de un padre guardia civil asesinado en los primeros meses de la guerra; madre que vio nacer y morir al primero de sus dos hijos; una garganta que encierra secretos.

«En mi cabeza se dibujaba un personaje pausado, tranquilo, lleno de amor», dice el director de la obra, Chema del Barco

«Veía el sur. Veía nuestro sur», afirma el director, Chema del Barco, sobre la primera vez que tuvo entre sus manos 'Los días de la nieve' «En mi cabeza se dibujaba un personaje pausado, tranquilo, lleno de amor. Veía que ese personaje encerraba algo doloroso, relacionado con el afecto, que no quería que brotase. De alguna forma sentía que ese amor era solo suyo», explica del Barco sobre el montaje, un bonito recuerdo a la viuda, procedente de Quesada (Jaén), que se formó en un ambiente de pobreza, injusticia e ignorancia y que falleció en 1980, con 71 años.