Hellboy, el diablo más cinematográfico

CARLOS MARTÍNEZ

Bienvenidos a un viernes de seis estrenos, que ya os adelanto que no es lo peor que hemos tenido en las últimas semanas.

El mega hit de hoy, ese largometraje que está llamado a reventar taquillas, es 'Hellboy'. Adaptación de un comic sobre un pequeño demonio traído del Más Allá por los Nazis y reconvertido para el bien por los Aliados, a través de la Agencia para la Investigación y Defensa Paranormal (no me miréis así, yo no pongo los nombres). Esta, que creo es la tercera adaptación de las aventuras de este toro encarnado, tiene que derrotar a una tal Reina de la Sangre, claramente con ese nombre no se dedica a cultivar orquídeas.

Hellboy es uno de esos anti héroes de cómic que bordean ambos lados de la Fuerza, héroes a su pesar, versiones gamberras de Superman o Spiderman, entre los que encontramos Ant-man o Deadpool. La crítica ha sido despiadada con esta película.

Si uno no es muy exigente (o esta exhausto tras tanta campaña electoral, como yo) puede reírse con 'Casi imposible', una comedia que está bien a pesar de estar protagonizada por un adalid de la comedia escatológica reciente, Seth Rogen.

Va sobre una improbable Secretaria de Estado de los Estados Unidos, interpretada por Charlize Theron (hay que ver lo mona que va esta chica siempre), que contrata a un ex novio para su equipo y, oh sorpresa, a pesar de ser diametralmente opuestos, el amor surge. Una mezcla truncada de 'Presidente y Miss Wade' con 'Bad teacher'.

Otra de política sui generis es 'Necesitamos tu voto'. Una película francesa sobre un joven que empieza a trabajar en la campaña electoral de un candidato a la Presidencia. También tiene tono de comedia y una relación amorosa no muy apropiada, pero con mensaje, que para algo son franceses. Una pena que no entre en honduras políticas, le podía haber sacado más partido si hubiera escarbado en las intimidades de una campaña electoral.

Uno de los grandes del cine chino, Zhang Yimou, nos presenta su última obra, la mejor de hoy. Se titula 'Sombra' y nos lleva al medievo chino donde un déspota rey y un comandante desconfían el uno del otro, hasta el punto que el segundo se busca un doble para poder sobrevivir.

Las poderosas imágenes del considerado director oficial del régimen, y el evidente generoso presupuesto, juegan a favor de esta película, aunque a mí la cinematografía de la orilla del Yangtsé me sigue resultando demasiado ajena.

Si hay una actriz que puede llevarse el premio a la más borde es Catherine Deneuve, y ella es la protagonista absoluta de 'La última locura de Claire Darling', un drama donde interpreta a una anciana que está convencida de que su vida termina y decide hacer un mercadillo con sus cosas, excusa perfecta para hacer repaso de su vida y para reencontrarse con su hija. Un telefilme de mediodía sin más.

Si soy de los que gozáis con dramas intensos, 'Un hombre fiel' os resultará de lo más reconfortante. Está llena de desasosiego, amores truncados y almas atormentadas. Atentos que copio el argumento: «Marianne deja a Abel por Paul, su mejor amigo y padre del hijo que está esperando. Ocho años más tarde, Paul muere y Abel vuelve con Marianne. Esto provoca los celos del hijo de Marianne y de la hermana de Paul, Eca, enamorada en secreto de Abel desde que era niña». ¿Qué os parece? Más complicada que la relación de Trump con China.

Aprovechar que dicen que bajan las temperaturas para ir a las salas. Que tengáis una semana de cine.

Títulos de crédito

Doris Day ha muerto. La mayoría ni sabía quién era, unos pocos se preguntaron ¿pero estaba viva?, y sólo una muy pequeña minoría la conocíamos y sabíamos que aún poblaba el mundo de los vivos. Sic transit gloria mundi.

Lo cierto es que se retiró en 1968 del cine, y era la última representante del Hollywood de la América confiada y feliz de Eisenhower, esa América de los cincuenta que exhibía su prosperidad al mundo. Sólo imaginar el impacto de ver 'Confidencias a medianoche' (1959), con la opulencia de la clase media neoyorquina, en una España recién salida de la cartilla de racionamiento. Es curioso que la mejor parábola de esa América perfecta la tengamos en una película de 1998, 'Pleasantville'; aunque el azogue del espejo ya se reflejó en las del director Douglas Shirk en títulos tales como 'Imitación a la vida' (1958), 'Solo el cielo lo sabe' (1955) o 'Escrito sobre el viento' (1956). No quiero dejar de citar la serie 'Mujeres desesperadas', con ese vecindario aparentemente perfecto pero lleno de secretos inconfesables tras los visillos.

Temas

Cine