Hechizos, dragones y mazmorras

Mägo de Oz. / promocional
Mägo de Oz. / promocional

La presentación de 'Ira Dei' (Mägo de Oz) da lustre a la doble velada de heavy medieval en Murcia. La mala era ella

Jam Albarracín
JAM ALBARRACÍN

Al final, como (casi) siempre, la mala era ella. Ahora que 'Juego de tronos' ha vuelto a poner de moda los dragones y las mazmorras, vuelve el heavy medieval a Murcia con una velada doble y dos de los nombres más influyentes y respetados del heavy metal español: Medina Azahara y Mägo de Oz. Ninguno cumple ya su 30 aniversario en activo -los primeros ni siquiera el 40-, pero ambos parecen encontrarse en buena forma, a juzgar por sus últimas entregas de estudio: 'Trece rosas' (2018), en el caso de los cordobeses, 'Ira Dei' (2019) en el de la banda madrileña. ¡Mi espada besará el cuello de aquel que ose profanar sus sagradas partituras!

Mägo de Oz es la banda liderada por el inenarrable Txus di Fellatio, a la sazón único componente en activo que se mantiene de la formación original, si bien el guitarrista Carlitos y el violinista Mohamed son los otros dos pilares base de esta pirámide folk metal sinfónica. Di Fellatio iba camino de convertirse en el nuevo Fernando Hierro -bueno, Iván Helguera-, pero Iron Maiden se cruzó en su camino. El Real Madrid tampoco lo lamentó demasiado y en 1988, y con base en el madrileño barrio de Begoña, armó la banda, inicialmente denominada Transilvania en honor a la canción homónima de los Maiden.

Mägo de Oz + Medina Azahara

Cuándo
Sábado 8, a las 20.00 horas.
Dónde
Auditorio de Fofó.
Entradas
20/25 euros.

Su estilo, sus temáticas, su escenografía y toda la parafernalia de la que se suelen rodear es tan discutible como el final de 'Juego de tronos', pero ha sido precisamente lo que les ha otorgado una identidad -con sus brujas, sus diablos, sus tinieblas y su iconografía religiosa, que nunca falten- tan reconocible como apreciada por sus seguidores. Tampoco se puede obviar la laboriosidad, la autoconfianza y la consistencia de una carrera que tardó en arrancar -su primer álbum llegó tras seis años y cuatro maquetas y fue financiado por el padre de Txus-, pero que apenas ha tenido lagunas: el espacio más amplio entre discos es precisamente el último, cuatro años entre la versión ópera rock de 'Finisterra' (2015) y el reciente 'Ira Dei' (2019).

Aunque el inicial 'Finisterra' (2000) fue el disco que supuso su definitiva ascensión, es un trabajo anterior, 'Jesús de Chamberí' (1996), el que sirve de base y referencia a su última entrega, el citado 'Ira Dei'. La onda conceptual es esta: una mujer -que aparece crucificada en la portada, aunque sin gesto de dolor o tristeza, más bien parece un tanto empanada- es víctima de un complot para dar a luz al hijo de Dios, pero mira por dónde, tiene gemelos (¿el bien sin el mal no existe?). De ahí parten y lo desarrollan en su habitual clave de metal sinfónico indisimuladamente apocalíptico, con títulos como 'Tu funeral', 'In eternum', 'Opera mortis' o 'La cantiga de las brujas'. Que alguien nos coja confesados.

Paseo por la Mezquita

La velada del sábado la debe abrir Medina Azahara, una de las formaciones más emblemáticas de aquello que se denominó rock andaluz. Siempre con su cantante Manolo Martínez al frente, la banda cordobesa acumula cientos de conciertos, una veintena de álbumes publicados e incluso ha obtenido la Medalla de Oro a las Bellas Artes, además de haber sido nombrados Andaluces del Año en 2003. 'Paseando por la Mezquita' fue su primer y seguramente no superado hito, si bien es cierto que en los últimos años su actividad se ha multiplicado de forma convincente.