Folklore heredado de los guerreros

Los artistas, en plena demostración del folklore ruso. /promocional
Los artistas, en plena demostración del folklore ruso. / promocional

Cantantes, bailarines y acróbatas acercan las tradiciones rusas

NATALIA BENITO

«Los cosacos eran puros, como los niños, y grandes, como los dioses», afirmaba el escritor francés Stendhal sobre estos hombres sin ataduras, guerreros invencibles y magníficos jinetes que, a partir del siglo XV formaron ejércitos al norte del mar Negro, en las cuencas de los ríos Danubio, Don, Kubáñ, Volga, Ural e incluso más allá, al este, por los bosques de Siberia hasta el Pacífico, protegiendo los confines de Rusia del enemigo.

'Leyendas cosacas'

Cuándo
Viernes a las 21.00 horas.
Dónde
Auditorio El Batel. Cartagena
Entradas
18, 25 y 28 euros.

Muchos historiadores coinciden en indicar que estos luchadores son herederos de la civilización escita, y de ellos adaptaron sus costumbres, tradiciones y bailes. Esta noche en Cartagena, el Teatro Estatal de Danza Cosacos de Rusia, con su espectáculo 'Leyendas Cosacas', realizará una demostración del folklore que ha llegado hasta nuestros días. Sobre el escenario se dan cita casi cincuenta artistas, entre cantantes, bailarines y acróbatas, vestidos con curiosos trajes típicos de las diferentes regiones donde vivieron y lucharon estos guerreros. El amor, la guerra y las trágicas despedidas provocadas cuando uno de estos cosacos dejaba a su familia para luchar son los temas principales de sus piezas.

Sus bailes, debido a esta fuerte relación con la guerra, son ricos en elementos militares. Por lo tanto, que nadie se sorprenda al ver a estos cosacos, como parte de las diferentes coreografías, látigos, lanzas, sables y cañones. Los números estarán acompañados musicalmente por instrumentos de viento, percusión, diferentes acordeones y otros típicamente rusos, entre ellos las balalaicas, el instrumento más conocido del país fuera de sus fronteras, un laúd de tres cuerdas metálicas con caja triaungular.

La compañía, dirigida por Leonid Milovanov, afirma que 'Leyendas cosascas', más allá de ser una demostración de técnica y folclore, «es la expresión del alma de un pueblo lleno de generosidad, que durante siglos lo dio todo sin exigir nada a cambio, salvo seguir siendo ellos mismos y el deber para con su Patria».

A principios de los años 90, tras la disolución de la URSS, Rusia comienza a interesarse por recuperar tradiciones propias de sus antepasados. En 1991 nace la compañía oriental instalada en Lípetsk, y en 1993 realizaron la primera gira por España. Actualmente, han visitado una treintena de países.