Cultivar los pequeños paladares

Los 'minigourmets' miran embelesados cómo se flambea un plato. / V. ViCéns / AGM
Los 'minigourmets' miran embelesados cómo se flambea un plato. / V. ViCéns / AGM

Pepa García
PEPA GARCÍA

Trampantojos de dulce, verduras y hortalizas que engañan a la vista y satisfacen al paladar, alimentos divertidos que garantizan una alimentación saludable, manos en la masa que llenan de ilusión y curiosidad por los nuevos sabores, y productos autóctonos que transmutan en 'fastfood' llenarán el programa Minigourmets que, desde hoy y hasta el domingo, acoge la planta -1 del Anexo del Auditorio. Así, con estas propuestas y la maestra dirección de María José Alarcón (Amureco), MG ha vuelto a diseñar un programa de cocina para conquistar a los pequeños cocineros de cada casa, de entre 6 y 12 años.

«Hemos intentado ofrecer recetas y talleres divertidos, buscando productos más sanos para dejar de lado un poco los dulces, que es lo que más conquista a los niños y lo más fácil, pero que, en esta ocasión, hemos salvado con la sinergia de productos más sanos elaborados por Hida, que este año es patrocinador», explica Adrián Flores, presidente de la Asociación Murciana de Restauración Cooperativa (Amureco), coordinador de la actividad.

Ludoteca y menú niños

Qué
Murcia Gastronómica pone a disposición de las familias un servicio de catering y ludoteca.
Dónde y cuándo.
Planta -1 del anexo del Auditorio Víctor Villegas. Sábado 10 y domingo 11, de 14 a 16 h.
Precio.
12 euros.
Menú del sábado.
Ensalada mixta, macarrones boloñesa o con tomate, fruta variada y natillas, agua y zumos.
Menú del domingo.
Ensalada murciana, hamburguesa con patatas, fruta variada y yogures, agua y zumos.
Servicio.
Además de la comida, monitores cualificados se encargarán de atender a los niños y ofrecerles actividades divertidas para hacer en el tiempo libre. El precio incluye la entrada a Murcia Gastronómica.
Reservas.
oferplan.laverdad.es

Desde las 17.30 h. de esta tarde y hasta las 19 h. del próximo domingo, se extiende ante los pequeños y sus padres un terreno en el que cultivar el placer por los fogones y ampliar la variedad de gustos de los más pequeños a través de una docena de talleres distintos.

La primera semilla la plantará 'Postres Originales', una concesión al dulce en el que el punto saludable lo pondrá el boniato, «un tubérculo muy común en la Región», incide Flores. Así, durante una hora se afanarán en preparar un brownie de chocolate blanco y dulce de boniato que podrán llevarse para presumir y compartir en casa. También en el 'Postre Halloween' los aprendices de cocineros convertirán el boniato en protagonista, ya que elaborarán un pastel de dulce de boniato, chocolate y chips de boniato.

La propuesta seguirá creciendo con empanadillas divertidas, en sacos y en triángulos rellenos de queso y salsa napolitana, y con un taller de pizzas en el que, a la clásica margarita -jamón, queso y salsa de tomate- se añadirán tomates frescos.

La sorpresa la pondrán los 'Muffins inesperados', unas magdalenas saladas a base de tomate caramelizado y queso mascarpone. Y como para cultivar el paladar hay que probarlo todo, el cordero segureño entrará en la sala de Minigourmet en una sesión en la que la presencia de uno de los padres será imprescindible. El sabor de la carne de esta raza autóctona se convertirá en una delicia familiar para los niños, que emplearán este producto de categoría para elaborar pizzas y hamburguesas 'gourmet'. Comida selecta con apariencia 'fastfood'. Lo mismo que ocurrirá con las minipizzas de verduras, en las que uno de los platos favoritos de los niños se convertirá en una opción para los padres: calabacín, cebolla y tomate como ingredientes de esta comida saludable.

Además, antes de que comience la Navidad, fecha propicia para degustar los dulces más tradicionales, los pequeños chefs aprenderán a cocinar los pastelicos de cabello de ángel. Un brazo de gitano salado a base de patata y pisto; patatas rellenas de albahaca, chorizo y salsa boloñesa para un aperitivo; lasaña boloñesa de atún y pimientos asados ecológicos y 'fondue' de Halloween, con daditos de pan crujiente y de queso para mojar en crema de calabaza completan el menú para los futuros cocineros, futuros 'gourmet'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos