Caricias y estruendos

Joao Bosco. /
Joao Bosco.

Las delicadas canciones del brasileño Joao Bosco y la contundencia instrumental de Kenny Garrett protagonizan la jornada del sábado en Jazz San Javier

A. F.

La música de Joao Bosco, como todo lo que realmente importa, se filtra entre los dedos como arena recién despierta, con la suavidad de una brisa de aire inesperada y la emoción, tensa y reluciente, de un sofisticado cruce de caminos. El cantante, compositor y guitarrista brasileño, el orden de los factores no afecta al producto, combina en sus temas la delicadeza de la bossa nova, el eco árabe de las melodías que un día le enseñó su padre, nacido en el Líbano, y unos ritmos afroestadounidenses que no entienden de restas, sumando siempre una cadencia especial al conjunto.

Joao Bosco + Kenny Garrett Quintet. Festival de Jazz de San Javier 2018

Cuándo:
Sábado 14, a las 21.30 horas
Dónde:
Auditorio Parque Almansa
Cuánto:
15€

Desde esta estructura compositiva y sonora en la que también podemos encontrar claros guiños al jazz, Bosco, quien dejó su profesión de ingeniero para volcarse en el apasionante arte de escribir canciones hace ya casi cincuenta años, ha conseguido crear un estilo propio e inconfundible, maravillando a público y crítica con discos tan extraordinarios como, por ejemplo, su trilogía de los años setenta formada por 'Caça à Raposa', 'Galos de Briga' y 'Tiro de Misericórdia'.

Nos encontramos, en definitiva, ante uno de esos artistas que despiertan una admiración y un respeto, al mismo tiempo que ejercen una clara influencia entre sus compañeros y alumnos, desde esa sencillez que siempre habita en la belleza de una canción. Propuesta de una sensibilidad muy especial que, en esta ocasión, compartirá escenario con Kenny Garrett, uno de los grandes saxofonistas del jazz contemporáneo. Ganador de un Grammy y excompañero de batallas de, nada más y nada menos, Chick Corea, Duke Ellington o Miles Davis, entre otros, el músico de Michigan se caracteriza por ocupar ese espacio del escenario destinado al exceso, ofreciendo un caos siempre controlado por un conjunto de músicos que, dentro del delirio instrumental, se toman los respiros justos.

Buceando en su discografía, nos podemos encontrar con subyugantes y poderosos ejercicios de estilo como, entre otros, 'Pushing the World Away', 'Standard of Language', el reciente 'Do your dance!' o un 'Seeds from the Underground' considerado, con justicia, su mejor trabajo. En lo que respecta al directo, desarrolla un repertorio diminuto en cantidad, pero excelso en calidad, en el que Garrett y los suyos, partiendo siempre del jazz, deciden perderse de manera voluntaria hasta encontrar ese instante en el que todo cobra sentido. Imposible de analizar y disfrutar con la cabeza fría, hablamos de una forma de entender la música tan al límite de todo que, al otro lado, la ciudad siempre parecerá silenciosa.

En definitiva, una noche de sábado para viajar del calor brasileño al sofisticado vértigo estadounidense, para perderse en caminos repletos de sudor y exotismo, vibrar quitándose el corsé y maniobrar sobre la fina línea que separa el éxtasis de la madrugada. No vale mirar el reloj, las prisas sobran cuando son los ritmos quienes atacan al espacio, sin mostrar una pizca de compasión al despiste.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos