Muerdo: «La atracción es una ley, el azar no»

El molinense Pascual Cantero es Muerdo. / promo
El molinense Pascual Cantero es Muerdo. / promo

El cantante y autor de Molina encabeza el Talí Fest, dos meses después de su debut editorial con 'La primera piedra'

JAM ALBARRACÍN

«Tendré que hacerte reír para olvidarte llorando / que solo siendo feliz está la vida brillando». Tal que así comienza el estribillo de 'Amor y culpa', la canción que abría el primer álbum de Muerdo. Y la canción que, ocho años más tarde, abre el capítulo de canciones de 'La primera piedra', el debut editorial del cantante, músico y autor de Molina de Segura residente en Madrid. Un bonito libro que viene a ser como un 'collage' de textos (y tablaturas) de canciones, fotografías, primeros versos, miradas externas y recuerdos personales del nacido Pascual Cantero en 1988. Esta noche encabeza el cartel del Talí Fest, un evento solidario con la Fundación Secretariado Gitano, de Murcia, en el que comparte programa con Jamones con Tacones y Mono a Cero. Y mañana sábado, a las 19 horas, firmará ejemplares en la Casa del Libro. Nos debemos un aperitivo, pero esta vez la conversación es vía telemática.

Talí Fest

Cuándo
Viernes 31, desde las 21.00 horas.
Dónde
Auditorio Fofó.
Cuánto
8/10 euros.
Completan
Jamones con Tacones y Mono a Cero.
Firma de libros
Sábado 1, a las 19.00 en Casa del Libro.

-¿Cómo surge la idea de este libro, 'La primera piedra'?

-'La piedra piedra' gira en torno a un poemario que tenía guardado desde 2009 en una carpeta del ordenador y que es anterior a todos mis discos. La idea de este libro surge en el verano de 2018. Me reúno con Diego Ojeda, que aparte de cantautor y amigo, es el dueño de la editorial Mueve Tu Lengua. Me comenta que están empezando a publicar libros de algunos músicos y me hace una propuesta.

-Y se le viene a la mente el poemario.

-Eso es. Y además era el momento porque siento que Muerdo está en un proceso de cambio, concluyendo una etapa y a punto de empezar otra. Y personalmente, Pascual también. Me apetecía que todas esas creaciones guardadas salieran a la luz.

-¿Está satisfecho, habrá continuación?

-Estoy plenamente satisfecho con la experiencia. Ha sido algo que me ha costado muy poco trabajo, porque detrás está mi editora y todo el equipo de maquetación, diseño, difusión... Estoy satisfecho también porque estoy viviendo experiencias nuevas, como ir a firmar a un Sant Jordi o a una Feria del Libro de Madrid. Para mí es algo novedoso, satisfactorio e interesante, pero en principio no tengo intención de que tenga continuidad. No al menos en los próximos años.

Canto positivo

-Afirma que «canta por necesidad». ¿Por algo más?

-Canto por necesidad, porque mis canciones son un ejercicio de expresarme y de ordenar mis ideas, mis sentimientos, mis sensaciones y de reafirmarme en mi identidad. Canto también porque ya forma parte de mi modo de vida, es mi profesión. Pero sobre todo canto por necesidad personal.

-Habla de identidad. ¿Es importante saber quién es uno mismo?

-La identidad es importante. Obviamente, todos cambiamos y evolucionamos pero necesitamos sentir que tenemos una identidad. Si me apuras, diría que estamos adscritos a una identidad global que es incluso superior a la individual. Eso es lo que reivindico en esta canción que habla de Murcia ['Lejos de la ciudad', de su tercer álbum 'Viento Sur']. Una idiosincrasia común, unos paisajes comunes, una cultura común. Es algo de lo que he tenido más consciencia conforme he ido viajando y a lo que me aferro.

-Su canto es positivo, apela a la claridad, canta a las semillas que crecen antes que a la flor marchita.

-La música de Muerdo, desde el primer disco hasta el último, se ha caracterizado por ser positiva. También a veces es melancólica y muestra conflictos personales incluso dejando traslucir una parte de oscuridad, pero siempre he formulado mis canciones en un tono positivo. Sin embargo, en el poemario no es así.

-El poemario es pura rabia postadolescente.

-Sí, es una afirmación de la identidad propia. Son poemas que brotan como una afirmación en oposición a lo que no te gusta. Pero según uno va adquiriendo experiencia y tiene ya esa parte del trabajo hecho, te puedes centrar en aspectos más diferenciadores y positivos.

La ley de la atracción

-«Como el agua a la sed, como el pulmón al cigarro, así he de darme al querer», canta. ¿El amor debe ser incondicional?

-Creo que debe haber amores que sean incondicionales, como intuyo será el amor a un hijo. Quizás haya otras formas de amar que se aproximen a esa incondicionalidad, pero creo que pocas veces las experimentamos. Vivimos en un mundo que... A ver, somos individualistas, intentamos ser independientes y muchas veces hacemos uso del amor, más que experimentarlo en plenitud. Debería tenderse a que el amor fuera algo incondicional, pero estamos condicionados por un montón de circunstancias.

-Vuelve a su Murcia.

-Sí, vuelvo a Murcia a este festival promovido por Secretariado Gitano, como un acto de apoyo. Vuelvo en formato trío y con la intención de pasarlo muy bien, lo cual, estando Jamones con Tacones, está asegurado. También estaré el sábado firmando a las 19 horas en la Casa del Libro.

-En sus versos suele hablar en primera persona. ¿Cree más en lo que uno mismo se provoca, para bien o para mal, que en otros aspectos como el azar?

-Creo que existe el azar como una variable y creo que existe la atracción como una ley. Me parece innegable: uno atrae lo que uno emite y dentro de esa ley de la atracción, el azar es una variable que se nos escapa casi en su totalidad. Somos como una especie de antenas que emitimos en unas frecuencias y por afinidad atraemos lo que orbita en otras frecuencias similares o parecidas.