Y el arroz de pulpo precedió al 'gin-tonic'

Asistentes a la Calle de las Tapas, ayer, disfrutan de los platos en la nueva carpa. / nacho García / AGM
Asistentes a la Calle de las Tapas, ayer, disfrutan de los platos en la nueva carpa. / nacho García / AGM

Las tapas de Nicolás y Valero y Nueva Cocina Mediterránea conquistan a miles de asistentes

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

Si los fogones estuvieron todo el día encendidos el viernes, el ritmo en las cocinas ayer no fue para menos. Porque los cocineros tuvieron que darse prisa para reponer las tapas de los expositores cuando una avalancha de murcianos y visitantes llenaron la Calle de las Tapas de Murcia Gastronómica, a mediodía, en una jornada que muchos calificaron como «un rotundo éxito».

Las colas para comprar tiques hacían presagiar que el día gastronómico iba a ser grande. Y así fue. Familias enteras, grupos de amigos y parejas abarrotaron el edificio anexo al auditorio de Víctor Villegas para degustar los elaborados bocados de cocina moderna y tradicional que estos días se ofrecen en dicho espacio.

Las tapas que servían los profesionales de Nicolás y Valero conquistaron al público. La hamburguesa de presa ibérica, el cakepop de moka, el moshi de sabores y el roaspork de cerdo literalmente volaron del mostrador. «Hemos servido más de 1.500 tapas hasta las tres de la tarde. Hemos tenido que preparar más; la gente seguía pidiendo y aquí nadie se puede quedar sin probar nuestros platos», explicaba José Antonio Alcaraz, director comercial de la firma.

Junto a este estand se encontraban Cristina, Mar, Hermes y Roberto, que llegaron de Monteagudo y Churra. «Es la primera vez que venimos, y la verdad es que estamos muy a gusto. Llevamos ya dos botellas de vino y no sé cuántas tapas», bromeaban. «Lo mejor es el servicio que dan los bares y el precio de las bebidas, que es muy barato», decían copa en mano. Este grupo de amigos tenía claro que la tarde iba a culminar en Flair Club, donde ayer no daban abasto a servir copas 'premium' a ritmo de música y bailes en la pista.

También disfrutaron del día la abogada Gema junto a su novio, Juan, que nada más entrar a la Calle de las Tapas se fueron directos a por un vino de Luzón y una marinera. «Esto es solo para abrir boca. Ahora seguiremos probando cosas, porque este es un sitio para venir sin prisa», decían mientras se miraban sonrientes. ¡Qué bonito el amor!

Más

Desde Cartagena hicieron una aparición estelar Daniel e Isabel, dos asiduos a la Calle de las Tapas. «Estamos flipando con las migas de Nueva Cocina Mediterránea. ¡Vaya un descubrimiento! Están deliciosas», confesaban entre una marabunta de bocas hambrientas. Por cierto, que este expositor fue uno de los que más tirón tuvieron ayer. Allí, el cocinero preparó, además, una deliciosa paella de pulpo y un crujiente de carrillera. A las dos de la tarde llevaban ya seis paellas, y la gente seguía pidiendo.

Los Chispos, en el candelero

En la primera planta triunfaba el expositor del Ayuntamiento de Cartagena, el gazpacho yeclano de Los Chispos -ya es un clásico en Murcia Gastronómica- y las croquetas de K Rokke. Allí, Aurora y su hijo Hugo, que no paraba de jugar con un balón de fútbol porque el chiquillo quiere convertirse en un galáctico, disfrutaban de las tapas junto a unos amigos. Y también se empapó de la gastronomía local la familia Gómez Lorca, que no perdió comba y acudió al congreso culinario para pegar bocados «de placer».

Destacaron, además, los dos sitios de carne por excelencia: el espacio de Francisco Rosa Cárnicas, que ayer sirvió más de 100 kilos de entrecots y varios tipos de lomo, y la barbacoa que este año triunfa con espectaculares platos en la firma José Díaz, ubicada en la nueva carpa.

Copeteo y lo que surja

Las tapas y comidas, como cada sábado de Murcia Gastronómica, se alargaron hasta la hora del 'gin-tonic'. Y fue entonces cuando el espacio de Flair Club, que ofrece copas 'premium' y cócteles de primera calidad, comenzó a ser el epicentro donde se movía el esqueleto al ritmo de la música que pinchaban los dj's. Y la gente quería más. Y más.

«Los vinos de Juan Gil y la carrillera de Nueva Cocina Mediterránea es la mejor combinación».

«Los vinos de Juan Gil y la carrillera de Nueva Cocina Mediterránea es la mejor combinación». Francisco Pérez - Banquero

«He alucinado con el tataki de atún de La Cava de Royán y las tapas de Cartagena».

«He alucinado con el tataki de atún de La Cava de Royán y las tapas de Cartagena». Mari Carmen Navarro - Higienista dental

«Lo mejor de esta feria es que puedes probar todos los tipos de cocina que hay en la actualidad».

«Lo mejor de esta feria es que puedes probar todos los tipos de cocina que hay en la actualidad». Pedro Javier Zambudio - Informático

«Es la primera vez que vengo y me gusta el ambiente que hay aquí. Y los platos, muy ricos».

«Es la primera vez que vengo y me gusta el ambiente que hay aquí. Y los platos, muy ricos». Yadira Ortín - Profesora

«Me gusta mucho la diversidad de los productos. Está todo muy bien conseguido».

«Me gusta mucho la diversidad de los productos. Está todo muy bien conseguido». Aurora Crespo - Publicista

Las murcianas Cristina, Mar, Ana y Marisol, acompañadas por sus maridos, crearon hace cinco años el grupo 'sábado gastronómico', con motivo de su primera visita a este congreso culinario. Desde entonces, no hay sábado que falten a la cita. Y ayer se dejaron ver tanto por los expositores como por la zona de las copas. «Llevamos cinco años consecutivos viniendo, y la verdad es que nunca habíamos visto un día con tanta gente como el de hoy. Esta edición está siendo genial; hay más espacios, más oferta y muy buen rollo», aseguraba Cristina, que acababa de quedarse loca con las tapas de La Cava de Royán y los vinos de Juan Gil. Al igual que a muchos asistentes, la tarde se les alargó en Flair Club.

Y Ramón Santos, del grupo sardinero Centauro, salió de Murcia Gastronómica con un champán espumoso «delicioso, riquísimo», después de haber pasado un día lleno de sabores. Para muchos, las copas se alargaron hasta bien entrada la noche, cuando los estand volvieron a abrir sus puertas para seguir ofreciendo tapas. Si le gusta la cocina, no se pierda hoy esta calle llena de buen gusto.

Cuatro 'blends' y un origen puro de primera

El concurso de baristas organizado por Salzillo Tea & Coffee se celebró ayer y tuvo un gran éxito de participación. Esta firma puntera del sector hostelero se presenta estos días en la Calle de las Tapas con dos grandes expositores que brillan en el corazón de Murcia Gastronómica.

El objetivo de esta firma, explica el barista y formador Ariel Fernández, «es ofrecer a los clientes un café de primera, con una gran calidad». Los amantes al mundo del café pueden saborear estos días cuatro tipos de 'blends' y un origen puro. Este joven experto apunta que «la novedad que estamos presentando en esta feria gastronómica es la gama del 'blend' Cienfuegos. Se trata de un café que tiene varios orígenes, aunque su sabor se centra principalmente en Colombia». Además, los visitantes pueden degustar, una vez que terminen de hincar el diente a las tapas, los 'blends' Barroco, Maracaná (una gama alta elaborada con café de Brasil, cuyo sabor es «fino y dulce») y Salzillo Ecológico. Los dos llamativos y espectaculares expositores de la firma también ofrecen Monte Kenya AA. «Este es un café de origen puro, con un sabor único», confiesa el barista.

Ayer, los asistentes al congreso culinario llenaron por completo los estands de Salzillo para probar los deliciosos cafés. Y muchos repitieron, porque la calidad en esta firma está por encima de todo.

 

Fotos

Vídeos