¿Alguien sabe lo que significa ser normal?

Un momento de la representación. / Guillermo Carrión/ AGM
Un momento de la representación. / Guillermo Carrión/ AGM

El musical se despide de Murcia este fin de semana, con seis funciones por delante

NATALIA BENITO

Si aún no ha disfrutado de la comedia musical 'La familia Addams', que se instaló en Murcia el 30 de mayo, este fin de semana dispone de las últimas oportunidades para hacerlo -la función inicialmente programada para el lunes ha sido cancelada-. Si ya ha acudido al teatro, no es un mal plan repetir, porque lo que consigue este tenebroso clan, liderado por Morticia y Gómez, es que el público aparque sus problemas durante más de dos horas y se deje llevar por el espectáculo.

El montaje toma como protagonistas a los Addams y cuenta una historia nueva y diferente a aquellas que en 1938 llenaban las tiras cómicas de la revista The New Yorker, dibujadas por Charles Addams, un artista extravagante que se casó en un cementerio. Tampoco a aquellos episodios que llegaron al cine en los años sesenta y a la gran pantalla en los noventa.

'La familia Addams'

Cuándo
Viernes, sábado y domingo, a las 18.30 y 22.00 horas.
Dónde
Teatro Romea.
Entradas
Desde 20 a 45 euros.

El musical reúne a 28 artistas, entre cantantes, actores, bailarines, acróbatas y músicos, con Carmen Conesa en el papel de Morticia, la matriarca de la familia. Un personaje que para la actriz «tiene una apariencia fría, seria, hierática y disciplinada», pero esconde «a una mujer ardiente y sexy» que vuelve loco a su esposo Gómez, Xavi Mira.

El patriarca bebe los vientos por las dos mujeres de su vida, su esposa Morticia y su ojito derecho, su hija Miércoles, a quien da vida Lydia Fairén. El tiempo pasa y la pequeña Addams se ha hecho mayor y se ha enamorado de Lucas Beineke, intepretado por Fabio Arrante, un chico 'normal', perteneciente a una familia 'normal'. Los Beinekes -Eva María Martín como Alice y Andrés Navarro como Mal- y los Addams, con Frank Capdet interpretando al Tío Fétido, Alejandro Mesa como el hijo Pugsley, Meritxell Duró como la Abuela y Javier Canales interpretando al gran Lurch, se conocerán en una disparatada cena con la que plantearse el concepto 'normal'. Tras las funciones, el público «no sabe si quiere ser el raro o el normal, porque ser normal es aburrido», explica la actriz Lydia Fairén sobre este musical «que anima a ser quien quieres ser».

Accesible

El 'show' cuenta con el sistema pionero Stage-Sync, desarrollado por la Universidad Carlos III de Madrid, para que las personas con discapacidad auditiva o visual puedan disfrutar del espectáculo. El sistema funciona a través de una aplicación disponible para teléfonos móviles y tablets mediante la cual se puede seguir simultáneamente la función en el Romea con audiodescripción, subtitulado y con lengua de signos.